martes, 2 de febrero de 2016

Paul Carrillo: El Edil de Cancún que auxilia en ecocidios por ambición política

Fiel militante del Partido Revolucionario Institucional, Paul Carrillo de Cáceres, Alcalde de Benito Juárez, Quintana Roo, podría ser el próximo candidato a la gubernatura de su estado. Ambientalistas y partidos de oposición aseveran que su ascenso en la política local se ha dado sirviendo a los intereses privados a costa del medio ambiente, como lo demuestran sus decisiones en el caso del Manglar Tajamar.

Paul Carrillo de Cáceres saltó recientemente al centro de la atención mediática nacional a raíz del ecocidio en el malecón Tajamar, en Quintana Roo, pero sus opositores advierten que éste sólo fue el caso de mayor resonancia entre varios que están por suceder en Cancún.

En coordinación con los gobiernos federal y estatal, Carrillo de Cáceres se ha encargado de proteger las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), aún con presuntas irregularidades, que aprueba la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
“En Tajamar, el Alcalde es más que cómplice. Incluso, maquinaria del Ayuntamiento estuvo en el lugar, en el desmonte. Dos, hay un espacio que es del Ayuntamiento, ahí en Tajamar, una esquina completa, que también está desmontada. Parece delincuencia organizada, metieron en la noche 50 camiones que estuvieron esperando todo el día”, destacó el Diputado local independiente Jorge Carlos Aguilar Osorio.

El 90 por ciento de los terrenos en el malecón fueron devastados para iniciar construcciones que van desde comercios hasta una catedral, sepultando, incluso vivos, a los animales nativos y destruyendo la flora del área.

Además, Carrillo resguardó con granaderos la intervención en el malecón para que la maquinaria pudiera iniciar los trabajos que derivaron en una ecocidio. Por ahora la obra se encuentra suspendida provisionalmente por la orden de un Juez, quien deberá decidir en la primera semana de febrero nuevamente.

“Fue el poder fáctico el que apoyó de los grandes inversionistas, protegiendo sus intereses como particulares cuando no se podía vigilar la norma, por falta de luz, no había ni siquiera la cantidad de luz, sin embargo, la policía protegió de los ciudadanos a las constructoras”, consideró Humberto Aldana Navarro, ex vocero estatal del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).


EL “VISIONARIO”

En agosto del año pasado, el beneplácito de los empresarios quedó evidenciado cuando la élite empresarial turística del estado respaldó el trabajo de Carrillo de Cáceres, calificándolo como un “visionario”. Principalmente, Carlos Gosselin Maurel, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos.

Por su parte, Katerine Ender Córdova, del colectivo Guardianes del Manglar Cancún, denunció que en una reunión con el Alcalde, éste se deslindó de la devastación aduciendo que las ordenes llegaron del orden federal.

Dicha coordinación, acusan partidos de oposición se remonta, mucho antes de que Carrillo llegara al Ayuntamiento de Benito Juárez en julio del 2013 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). El político de 43 años fue secretario general, entre 1997 y 1998, del ahora extinto Frente Juvenil Revolucionario en Cancún Benito Juárez.

Se abrió paso como Secretario Privado del Presidente de Cozumel, en el 2003, y después fue director general de Participación ciudadana en el municipio de Benito Juárez, bajo el mando del Alcalde Francisco Alor Quesada.

Dicha administración fue investigada en el 2007 por la Secretaría de Hacienda y tres años más tarde por la Procuraduría General de la República por el presunto desvío de 56 y 202 millones de pesos, que pudo invertirse en inmuebles para la familia del Alor Quesada.

Entre el 2011 y el 2013, Carrillo fungió como Diputado local de la XIII Legislatura del estado y fue presidente de la Comisión de Turismo.

Durante esos años se avaló un proyecto llamado Desarrollo Turístico Costa Mujeres en el municipio de Isla Mujeres, que iniciará a construirse este año, y que grupos ambientalistas, como el Grupo Ecologista del Mayab (Gema) prevén que será un ecocidio mayor al de Tajamar. Sin embargo, el entonces Diputado no utilizó sus facultades para auditar el caso, ni hacer pronunciamiento alguno.


“CABALLO” DEL PRI

Carrillo, de acuerdo con políticos locales, será el siguiente candidato del PRI para gobernar Quintana Roo. El Alcalde de Benito Juárez cuenta con el apoyo del Gobernador Roberto Borge Angulo, a quien se encargó de defender de opositores cuando fungió como presidente municipal del PRI.
“Tanto el Gobernador, como el Presidente Municipal, y algunas otras alcaldías fueron consensuadas entre las grandes esferas del PRI, un poquito después de que tomará protesta Enrique Peña Nieto, porque ninguno de ellos era una gran figura política”, opinó Aldana Navarro.

Ya en el poder, Carrillo junto con Borge, son dos funcionarios que no han reconocido uno de los principales problemas que atañen al estado: los feminicidios.

El 2015 se cometieron siete feminicidios en Cancún, ninguno reconocido por la autoridad, cinco en tres semanas, y alrededor de una veintena en todo el estado. Un problema que se ha venido incrementando, ya que en el 2012 se documentaron 15, un año después 20 y durante 2014, se contabilizaron 12.

Mientras que dos de cada 10 homicidios dolosos contra mujeres en el país ocurren en el Estado de México, su tasa de incidencia es de 1.3 por ciento por cada 100 mil habitantes, en perspectiva la de Quintana Roo fue de 13.7 por ciento, 10 veces mayor, de acuerdo con un punto de acuerdo discutido en noviembre en el Congreso local.

En cambio la gestión de Carrillo sí se ha caracterizado, además de consentir los proyectos inmobiliarios, en centrar sus esfuerzos en el ornato de la ciudad. Su Primer Informe de Gobierno refiere la pavimentación y reencarpetamiento de más de 153 mil 600 metros cuadrados en las principales vialidades de la ciudad, las avenidas Kohunlich, Tulum, Sayil, Labná, y diversos tramos de la avenida Tules, con una inversión de 40 millones de pesos. Así como la construcción de 31 mil 800 metros cuadrados de banquetas y 17 mil metros lineales de guarniciones, con una inversión fue de 8 millones 500 mil pesos.


“Ha sido distante de la gente, se ha preocupado mucho de la parte cosmética. Hay nuevas calles. Pero sí ha sido una administración distante. Los programas sociales no han sido efectivos. Hay mucha pobreza, y necesidad”, consideró Aldana.

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: JUAN LUIS GARCÍA HERNÁNDEZ.
LINK: http://www.sinembargo.mx/01-02-2016/1609886