lunes, 29 de febrero de 2016

Con Ejército, busca Federación proteger uso del fracking, por eso criminaliza a activistas en Veracruz

Foto: Activista Mx
Desde hace 30 años iniciaron una lucha por la defensa por los derechos de los indígenas de la Huasteca Veracruzana, hoy el Frente Democrático Oriental de México Emiliano Zapata (FDOMEZ) es señalado como grupo paramilitar, "pero esto es una acusación de los gobiernos" porque les estorbamos, señalan sus integrantes, quienes comentaron que con la entrada de la técnica fracking para extraer gas, en la zona norte del estado hay ya varios campamentos militares y se construye un cuartel de la gendarmería nacional, pero a pesar de ello, como organización tiene 30 comunidades ejidales en las que hay petróleo, pero están organizadas para no dejar entrar a las empresas nacionales y extranjeras.
Hace diez años las comunidades del FDOMEZ dieron a conocer patrullajes del Ejército Mexicano cuando aún no estaba el Operativo México ni el Operativo Veracruz, pero en la actualidad ha disminuido la presencia de las fuerzas policiales, "en la zona de la Huasteca se ha visto disminución de los recorridos militares", señala Ranulfo Hernández.
Junto a él están cuatro integrantes de FDOMEZ y del Frente Nacional de Liberación Social (FNLS), quienes comentan que con la implementación de la ley energética, la explotación de gas por medio de la fracking, está próxima la instalación de una base de la gendarmería nacional en la zona de la Huasteca.
Lo que preocupa, agrega Cuitláhuac Moctezuma, porque nuevamente estarán presentes las violaciones a los derechos humanos y las garantías de los habitantes de las comunidades que pertenecen al FDOMEZ y no solamente a ellos, sino a toda la zona que comprende la Huasteca, porque la formación de los cuerpos policiacos no respetan los derechos constitucionales del pueblo, porque su misión es acatar órdenes y nosotros creemos que es muy posible que vuelvan a implementarse nuevamente los recorridos militares y policíacos en la zona, refirió.
En su momento –recordó Ranulfo Hernández–, el estado argumentaba por la violencia del narcotráfico en la zona e intentaba iniciar con los recorridos militares y policíacos pero nosotros hicimos las denuncias necesarias para demostrar que esto era falso, que en la zona no había una violencia generada por el narcotráfico, sino más bien era el intento de criminalizar la zona para poder justificar de cierta manera las incursiones policíacas o militares, era el intento de instigar y criminalizar la lucha social que se ha implementado en la zona desde hace más de 30 años.
Por el fracking, la Gendarmería Nacional y la militarización
Está en los planes del gobierno de implementar en la zona destacamentos de la gendarmería nacional, de cierta manera los cuarteles militares representan la idea de asegurarles a las empresas nacionales y transnacionales que sus inversiones estén seguras. En materias en la implementación del fracking van a estar seguras en la zona porque ellos saben que como pueblos organizados e incluso no organizados se van a defender las tierras.
Ellos saben que van a encontrarse con un obstáculo en la zona de la Huasteca y que va a haber resistencia porque las comunidades no van a permitir que sean despojadas de lo que siempre les ha pertenecido y les pertenece, entonces la estrategia del gobierno es garantizarle las inversiones de las empresas.
De ahí que ya hay cuarteles militares, el Ejército también nos tiene rodeados como FDOMEZ, por el lado de Hidalgo hay un Batallón que es el 85, están construyendo otra base en el caso del Higo, Tempoal, Tantoyuca, también hay una base militar en Chicontepec, entonces alrededor de las comunidades organizadas porque para ellos somos un movimiento en caso de que empiecen a entrar estas empresas.
No somos paramilitares
Cuitláhuac Moctezuma señala "hemos sufrido la criminalización del Estado e incluso otras organizaciones han hecho eco de este discurso del estado, de esta criminalización que FDOMEZ es una organización paramilitar, lo que es falso, es la criminalización del estado por lo que representa la lucha popular, por lo que representa la alternativa de organización el proyecto que se enarbola como FDOMEZ en cada una de las zonas en donde tenemos presencia pues es un proyecto viable en la mejora de las condiciones de vida nuestros pueblos".
Es una criminalización del Estado al decir que somos una organización paramilitar, cuando nosotros hemos sufrido la agresión paramilitar, concretamente en estado de Chiapas por ejemplo han sido agredidos han sido golpes muy fuertes porque han cortado vidas, porque nos acostado compañeros heridos, pero con ello no podemos bajar la guardia vamos a seguir desenmascarando al Estado opresor y vamos a seguir luchando por las condiciones de vida, no somos un grupo armado.
A ello agrega, Susana Pintor, que esa criminalización "que somos un grupo paramilitar podremos decir primeramente que es una versión que hemos escuchado desde órganos de inteligencia, como es el Cisen, de la policía y algunos periodistas que también se hacen pasar por críticos, pero que es el mismo gobierno el que impulsa esta campaña a nivel nacional.
"Si nosotros nos apegamos a la definición de lo que es un grupo paramilitar, que son personas que reciben entrenamiento y financiamiento desde el propio Estado, un entrenamiento militar cuyo objetivo es aniquilar, desaparecer y enfrentar a organizaciones que son independientes y que luchan por sus reivindicaciones, entonces hay que considerar en primer lugar que son mismos agentes vestidos de civil que hacen el grupo de enfrentamiento, la segunda característica son grupos de mercenarios y en este caso, un ejemplo claro es Michoacán con las autodefensas, que según luego se legalizaron, esa es la otra variante de los grupos paramilitares y tercero son grupos de campesinos que son entrenados por el Ejército para hacer ver que es un enfrentamiento entre comunidades, pero el Estado tiene metidas las manos".
Entonces revisemos la historia, desde hace cuánto tiempo se da la lucha por la recuperación de las tierras estrictamente en la zona de la Huasteca, en donde está el Frente Democrático Oriental de México de los setenta y ochenta, como es una organización independiente a las estructuras del Estado el estado ha buscado diversas maneras de deslegitimar, desacreditar la lucha que viene desarrollando desde hace 30 años.
El Estado está diciendo que es un grupo paramilitar es la versión que han utilizado para deslegitimar y aplicar el terrorismo de estado en contra las organizaciones donde tenemos presencia como frente y un ejemplo muy claro es el de Chiapas, donde grupos paramilitares están ejecutando a nuestros compañeros , pero nosotros tenemos claro de seguir, tenemos que denunciar y desenmascarar esta política que el Estado está haciendo contra nosotros y contra el pueblo que lucha por sus demandas inmediatas como es la pobreza, la miseria, terminar con eso y que sus derechos sean respetados y sus libertades políticas.
Ranulfo continúa: "siempre estamos en contra el capitalismo y eso no es ser paramilitar. Ahora lo que nos identifica o nos une es la defensa por nuestro territorio, por las tierras ante la llegada del fracking, con compañeros que en Poza Rica que se están organizando en Papantla, en la región norte de Huayacocotla y así nos estamos identificando, nos vamos conociendo y también desenmascarando al estado de cuál es su política y hacia dónde camina y para qué.
Las comunidades organizadas no permiten la entrada de empresas
"A diferencia de las comunidades organizadas, en las que están fuera de FDOMEZ, las empresas nacionales y trasnacionales que han llegado a la Huasteca han podido avanzar, han ido ocupando esas tierras, cada quien tiene su título y son presa fácil de que le lleguen al precio, aunque están malbaratando su tierra.
"Mientras que las comunidades organizadas del FDOMEZ, las empresas han llegado a ofrecer algunos programas, pero las tierras son comunales, hay acuerdos y reglas internas de cada comunidad, no se tiene que titular o fraccionar el ejido, entonces de esta manera podemos defenderlas de manera colectiva.
"Y son entre 30 comunidades en el estado de Veracruz que están organizadas y no han dejado entrar a empresas: Tantoyuca, Chalma, Chicontepec, Benito Juárez, Ixhuatlan de Madero, Ilamatlán y de estas en dos comunidades de Chicontepec es en donde hay yacimientos de gas y petróleo, en Ixhuatlán somos cuatro comunidades, donde hay yacimientos de petróleo. Pero es en las que FDOMEZ no permitirá a las empresas nacionales y extranjeras que traen la técnica del fracking".

Fuente: La Jornada Veracruz
Autora: Norma Trujillo Báez
http://jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=160229_064635_000