jueves, 14 de enero de 2016

“Para evitar pérdidas”, Peña se queda con el nuevo avión presidencial

MÉXICO, DF: El nuevo avión presidencial “José María Morelos y Pavón” llegará al país en los próximos días, luego de que un supuesto peritaje encargado por el gobierno determinó que venderlo representaría una pérdida del 58% del valor de la aeronave.

El Boeing 787-8 que ha causado polémica por su costo de 114.6 millones de dólares, fue sometido a un dictamen que concluyó que debía ser integrado a la flota presidencial.

La información difundida hoy por la Presidencia aclara que la llegada del avión está condicionada a diferentes pruebas que se practican por instancias internacionales y que, una vez haga su arribo a México, la aeronave entrará en operación hasta dos semanas después, tiempo en el que se capacitará a la tripulación.

Se reiteró que el avión fue encargado por la anterior administración en 2012 luego del accidente aéreo en el que murió el entonces secretario de Gobernación José Francisco Blake Mora, lo que motivó una revisión de la flota aérea del Estado mexicano.

El gobierno de Peña Nieto informó que contrató a la consultora internacional Ascend Flightglobal Consultancy, a través de Banobras, que recomendó conservar la aeronave con base en un análisis técnico, financiero y de seguridad nacional.

Además de la depreciación, la consultora habría identificado que la nave fue adquirida a un precio atractivo de 42% menos que su valor en el mercado.


Entre otras consideraciones y con base en el mencionado estudio, la Presidencia de la Republica determinó quedarse con el Boeing 787, que será entregado en las próximas semanas al Estado Mayor Presidencial.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA.
LINK: http://www.proceso.com.mx/?p=426230