martes, 8 de diciembre de 2015

Una comedia de enredos llamada “El Gil”

CHILPANCINGO, Gro: Tras la captura de Gildardo López Astudillo, El Gil, considerado por el gobierno federal como uno de los lugartenientes del grupo delictivo Guerreros Unidos y supuesta pieza clave del caso Ayotzinapa, las indagatorias han aportado nuevos datos sobre el entorno y los personajes de esa organización criminal.

El lujoso departamento de Taxco donde fue detenido El Gil es propiedad de un próspero comerciante identificado como Héctor Gómez Lagunas, cercano al diputado federal priista Salomón Majul González, quien forma parte de un grupo que encabeza el empresario Federico Figueroa y en el que participan mandos militares y jefes policiacos, así como políticos del PRI, PRD y PAN presuntamente vinculados con los grupos delincuenciales que operan en el norte de Guerrero.

Gómez Lagunas, quien fue ejecutado el 13 de julio de 2012 por dos jóvenes, era originario del Estado de México. Se había avecindado en Taxco, donde se dedicó al comercio de la plata y también era permisionario de transporte público en esa ciudad colonial.

Según los reportes oficiales consultados por el reportero, el departamento del fraccionamiento Lomas de Taxco donde el 16 de septiembre último fue capturado El Gil lo ocupaba Ashley Gómez Mejía, hijo de Gómez Lagunas, quien fue secretario particular de Iván de Jesús Castellanos Barrera, designado alcalde suplente de Taxco en marzo pasado, luego de que Majul González dejó la alcaldía para lanzarse como diputado federal priista.

La vivienda es parte de un edificio estilo colonial de tres niveles ubicado a 200 metros del hotel Monte Taxco sobre la calle La Posada, que conecta con una pista de aterrizaje en la cima del cerro.

En septiembre, este semanario publicó el reportaje La captura del Cabo Gil provoca aún más dudas (Proceso 2029), en el cual se indica que a poco menos de un año del ataque a los normalistas de Ayotzinapa y la desaparición de 43 de sus compañeros, las autoridades detuvieron en Taxco a López Astudillo.

La captura se realizó sin gran despliegue de fuerza ni violencia, lo que algunas fuentes consideraron como indicio de “una entrega pactada”, sobre todo porque el propio sospechoso prometió entregarse cuando la mayor parte de los integrantes de su banda fueran arrestados.

Desde el principio las autoridades federales actuaron de manera sospechosa y se negaron a dar información acerca de la ubicación exacta del departamento en el que cayó El Gil y el nombre de su propietario.

Ahora se conoce la dirección de la vivienda y el nombre de su dueño: Gómez Lagunas, el empresario mexiquense ejecutado el 13 de julio de 2012 cuando se encontraba en las instalaciones del Instituto Electoral Estatal, donde realizaba un trámite administrativo. Su esposa, Nancy Guizado Flores, que lo acompañaba ese día, resultó ilesa.

En aquella ocasión los peritos de la Fiscalía General del Estado de Guerrero levantaron el cadáver de Gómez Lagunas y en la averiguación previa ALA/SC/03/505/2012 sólo consignaron que se trató de un homicidio con arma de fuego.

Dos días después, Lucas Zagal Ibarra, cuñado de Gómez Lagunas, fue acribillado en un negocio de autolavado de la calle Los Plateros, en Taxco, informaron las autoridades a los medios locales.

Omisiones y contradicciones

El 9 de noviembre, la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR) respondió a una solicitud de información de Proceso presentada el pasado 23 de septiembre ante la Secretaría de Gobernación, la Policía Federal (PF) y la propia PGR sobre el lugar de la detención del Gil y el nombre del propietario del departamento.

La información proporcionada por la PGR contrasta con la del comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, quien el 17 de septiembre –el día siguiente a la captura– declaró que la PF y agentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) atraparon al Gil “en un inmueble” del fraccionamiento Lomas de Taxco.

En su oficio SJAI/DGAJ/14687/2015, firmado por la titular de la Unidad de Enlace, Adriana Campos López, la PGR destacó: “Se comunica que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) indicó que la detención de López Astudillo se dio en vía pública en Taxco de Alarcón Guerrero el 16 de septiembre de 2015”.

La escueta información de la SEIDO muestra la resistencia –y las contradicciones– de las autoridades federales para proporcionar los datos precisos del lugar donde fue capturado el lugarteniente de Guerreros Unidos.

El 17 de septiembre Sales Heredia declaró incluso que El Gil estuvo refugiado en la ciudad platera, donde recibió protección de políticos y autoridades de los tres niveles de gobierno que han sido señalados con insistencia en los medios locales por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

En el reportaje Taxco, otro infierno, publicado en su edición del 8 de noviembre pasado, Proceso destacó que las autoridades federales se mostraban renuentes a proporcionar información sobre este eslabón que presuntamente vincula a políticos taxqueños encabezados por el diputado federal priista Salomón Majul González con El Gil, supuesta pieza clave en el caso Ayotzinapa.

Un mes antes, el 8 de octubre, la PF emitió al solicitante el oficio 6016, firmado por la inspectora general de la corporación, Elia Lugo Delgado, en el que declaraba “inexistente” esa información.


La Secretaría de Gobernación, a su vez, respondió que esos datos no son de su competencia, mientras que la PGR solicitó una prórroga para principios de noviembre a fin de dar postura, pero su respuesta del día 9 contradice la información proporcionada por el comisionado Sales Heredia el 17 de septiembre.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: EZEQUIEL FLORES CONTRERAS.
LINK: http://www.proceso.com.mx/?p=422873