miércoles, 2 de diciembre de 2015

Corrupción del PRD brota en Xochimilco y Tlalpan: personal de base cobraba desde prisión, acusan

Los actuales delegados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) encontraron serias irregularidades en la entrega-recepción de la administración: Xochimilco y Tlapan ya integraron sus denuncias y esperan resultados.

En la delegación Xochimilco hay personal de base que cobra desde la cárcel y que la nueva administración encabezada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) está investigando y documentando, reveló José Carlos Acosta, director General de Administración de la demarcación, en entrevista con SinEmbargo.

Xochimilco, dijo, realiza una auditoría interna exhaustiva de cada una de las áreas de la demarcación que estuvieron a cargo del Partido de Revolución Democrática (PRD).

Entre los hallazgos que se han documentado destacan empresas que cobraron hasta dos millones de pesos por fotocopiar documentos y un sobreprecio en todas las compras de la demarcación que ya fueron denunciadas ante la Contraloría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y en la Contraloría Interna de Xochimilco.

Sin embargo, ente los últimos descubrimientos, se detectó personal que cobra sueldo y está en la cárcel.
“Hemos girado peticiones a diferentes instancias de gobierno, solicitando información sobre personal de base que cobraba sin trabajar. Gente recluida en el reclusorio y que aquí sigue emitiéndose el pago”, dijo.

La nueva administración también detectó a 34 trabajadores de la delegación que estaban asignados a la Central de Abastos.

“Hay unos que cobraban sin venir a laborar, que estaban comisionados a la Central de Abastos, a esos ya los regresamos, nada tienen que hacer en la Central de Abastos, cuando en Xochimilco hay mucho trabajo”, expuso.

Los funcionarios encontraron irregularidades en las facturas y hasta facturación falsa que no está registrada en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP).

“En autogenerados, nos dejaron sin firma más de 300 contratos, lo cual implica un adeudo a trabajadores de unos tres millones de pesos a más de 250 trabajadores. No firmaron los contratos y cómo pagamos, cómo reconocemos ese adeudo”, agregó.

Acosta indicó que están en proceso de documentación de ese personal de base detectado en la cárcel para realizar una denuncia formal próximamente. Además en la delegación se detectaron anomalías como costos elevados en todas las compras.
“Un garrafón de agua de 20 litros, aquí se pagaba a 150 pesos, por ejemplo. Una cotización de dos sillas de ruedas por 400 mil pesos y así está todo”, indicó.

El funcionario aseguró que ya hay denuncias y que espera resultados de las autoridades. En la delegación no descansarán hasta que se castigue a los culpables, dijo.

“En el área administrativa tenemos una opacidad de información por parte de los trabajadores, todos los funcionarios han hecho comentarios de los faltantes que no han encontrado sus actas de entrada. Las áreas de inventarios están rasuradas”, dijo.

SHEIMBAUM ESPERA RESPUESTA DE LAS AUTORIDADES

La Delegada de Tlalpan por Morena, Claudia Sheinbaum Pardo, dijo que ya recibieron una primera respuesta de las denuncias que interpuso en julio por pagos que se habían realizado en la anterior administración y que se trataron de regularizar a través de licitaciones de obra que ya se habían hecho.
“La única respuesta que tenemos al respecto a las denuncias es que hay una notificación de la Controlaría que hay suficientes elementos para proceder contra los funcionarios públicos, pero después de eso, no sabemos ni qué funcionarios públicos, ni cuál es el castigo y la sanción que se les va a poner”, dijo.

Sheinbaum Pardo denunció ante la Controlaría General de Tlalpan y ante la Procuraduría General de Justicia del DF en julio, y también en octubre varias irregularidades que encontró en la delegación.

La Delegada informó que cuando llegó a la administración de Tlapan, sabía que había un “desorden administrativo”, pero nunca imaginó el nivel de corrupción que encontraría .

“No había gobierno en Tlalpan. Hay 70 millones de pesos que no pudimos ejercer este año, porque están observados, en obra pública que no está aclarada”, dijo.

Hay empresas que construyeron obra y que no se les pagó. Luego trataron de regularizar de forma ilegal, dijo.

“No se les pagó, no es nuestra responsabilidad que todo lo hayan hecho sin normatividad. En otros casos no sabemos cuánto daño patrimonial haya de todos los problemas que estamos encontrando”, dijo.


La Delegada indicó que no hay documentación de obras de licitación, hay licitaciones que se realizaron sin suficiencia presupuesta, vales de gasolina faltantes por un millón de pesos, y 500 mil pesos de un fondo revolvente que se utilizaba en la oficina del Delegado.



Cuando recibió la delegación, Sheimbaun informó que en las áreas de obras y gobierno de esa Delegación faltaban expedientes y contratos, por tal motivo la nueva administración no ha hecho los pagos a diversos proveedores, puesto que no sabe cómo se realizaron esos convenios. La próxima semana, adelantó, se realizarán las denuncias penales y ante la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal (GDF) por esos hechos, y las acusaciones apuntarán a su antecesor Hernández Rodríguez, quien reemplazó este año a Contreras Julián.


“Todo esto es corrupción. Aquí había una total falta de vigilancia y pulcritud en el servicio público. Esto es un desorden administrativo sumamente grave”, dijo. La Delegada agregó que el monto del mobiliario robado podría ser de miles de pesos, pero en el caso de los documentos se estima que se trate de contratos millonarios.

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: SHAILA RASAGEL.
LINK: http://www.sinembargo.mx/02-12-2015/1568089