lunes, 2 de noviembre de 2015

“¡Lárgate, asesino!”, gritan a Calderón en el Gran Premio de México

MÉXICO, DF: Asistentes al Gran Premio de México gritaron “¡Asesino!” al expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

La presencia del exmandatario provocó que algunos aficionados le pidieran tomarse una foto, mientras otros le gritaban “Lárgate, asesino, sáquenlo”.


Calderón respondió con una sonrisa nerviosa y un saludo a las gradas. Algunas versiones indican que se retiró del Autódromo Hermanos Rodríguez en helicóptero, mientras que su esposa, Margarita Zavala, aspirante a la presidencia para 2018, abordó el Metro.



El panista es asiduo espectador de competencias deportivas internacionales. En mayo de 2014 viajó al principado de Mónaco para ver al piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez.

En junio de 2014 viajó en el crucero MSC Divina para presenciar el debut de la selección mexicana en el Mundial de Brasil.

De acuerdo con el reglamento vigente del Estado Mayor Presidencial, Calderón tiene 12 guardias destinados a custodiar su seguridad, más guardaespaldas para su esposa e hijos.

A principios de su sexenio, Calderón declaró “la guerra” al crimen organizado, arrebato que fue criticado por especialistas, que denunciaron la falta de una estrategia clara para combatir al narcotráfico.

Cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía indican que en el sexenio anterior murieron 121 mil personas de manera violenta.


Según Centro de Análisis de Políticas Públicas México Evalúa, la narcoguerra dejó un saldo de 101 mil 199 personas asesinadas, más 344 mil 230 víctimas indirectas, entre ellas hijos, esposas, padres o familiares de las víctimas.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: REDACCIÓN.