miércoles, 25 de noviembre de 2015

Guerrero perdió hace mucho el Estado de Derecho… se lo quitó el narco, dice su gente

El abandono de la población indígena y pobre en Guerrero continúa, a pesar del cambio de una administración perredista por una priista.

En Guerrero la población que vive en la sierra, no sólo subsiste en extrema pobreza, sino que es botín para los grupos del crimen organizado que se disputan el control del territorio, sin que el gobierno muestre una estrategia de fondo para combatir a los criminales, coincidieron defensores de los derechos humanos de la entidad.

El asesinato de una familia entera por un comando armado la madrugada del lunes en la comunidad de Polixtepec, una semana después de que 40 pueblos serranos protestaran en las calles de Chilpancingo y se llevaran la promesa del Gobernador, Héctor Astudillo Flores, de que les enviaría seguridad, es la muestra de que no existe una estrategia para combatir a las bandas de secuestradores, extorsionadores, violadores y narcotraficantes que tiene asolada a la población.
“Lo que podemos decir es que prácticamente estamos viendo el fracaso del llamado Estado de Derecho, de un gobierno que no ha sido capaz de garantizar el derecho a la vida, integridad de las personas. De controlar esta expansión de los grupos de la delincuencia organizada en su lucha por expandir sus áreas de influencia y controlar poblaciones enteras e incorporarlas a sus actividades ilícitas a la fuerza”, dijo José Manuel Olivares Hernández, secretario técnico de la Red Guerrerense de Organizaciones de Derechos humanos.

El activista indicó que las comunidades de la sierra, no cuentan ni siquiera con autodefensas ni policía comunitaria.

“Los grupos de la UPOEG [Unión de Pueblos Originarios del Estado de Guerrero] no tienen gente fija ahí en ese pueblo donde ocurrió la matanza. Incursionó, acudió, pero no está de manera permanente. La gente está abandonada a su suerte por parte de las fuerzas estatales y federales”, indicó.

El 16 de noviembre habitantes de los municipios Leonardo Bravo, San Miguel Totolapan, Eduardo Neri y Heliodoro Castillo, entre otros, solicitaron al Gobernador seguridad.

Astudillo Flores se comprometió con enviar un operativo entre la Policía del Estado, la Federal y la Marina, sin embargo, el comando armado se adelantó y ejecutó a una familia entera. De acuerdo con los reportes de la prensa local, el pueblo está prácticamente en estado de sitio.

“El gobierno no cumplió con el compromiso. El Gobernador que recién entró no tiene una estrategia clara y política definida para poder enfrentar a los grupos de la delincuencia organizada. Le están apostando a la militarización y presencia policiaca, pero los criminales están en la sierra, en el monte. No existe una estrategia de contención para detener a todos sus miembros”, indicó.


VIOLENCIA Y DISCRIMINACIÓN

Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, coincidió con Olivares y agregó que se trata de un tema de discriminación.
“Se sigue discriminado y dejando a su suerte a las comunidades campesinas indígenas. Las autoridades no han hecho su trabajo de atención, de apoyar las iniciativas ciudadanas. Vemos una actitud de tener tener sometida a la población con el mismo esquema de seguridad que no ha funcionado”, dijo.

Barrera detalló que el gobierno no actúa con la misma “mano dura” contra los delincuentes del crimen organizado, como lo hace contra los maestros, estudiantes y policías comunitarias.

“La misma población de esa región le planteó al Gobernador que apoyará la creación y respetara a las policías comunitarias, su respuesta fue mandar más policías en algunos puntos. Es lo típico de siempre, pero no atacan la colusión que existe entre grupos policiacos y delincuencia”, agregó.


COMANDO ARMADO EN POLIXTEPEC

La medianoche del domingo hombres armados irrumpieron en la comunidad de Polixtepec, Guerrero, y mataron a cuatro personas: una mujer adulta y tres de sus hijos jóvenes. También incendiaron tres casas y se llevaron a dos hombres, uno de ellos era la pareja y padre de las víctimas.

Vecinos de esa localidad declararon que unos 40 pistoleros llegaron en varios vehículos alrededor de las 23:30 horas y permanecieron en el pueblo hasta cerca de las 2:00 de la madrugada del lunes.

Polixtepec se encuentra a 40 minutos al este de Filo de Caballos, en la sierra de Leonardo Bravo, Chichihualco.

La violencia no sólo les dejó muertos, también una zozobra que los mantiene la mayoría de los días encerrados en sus casas, sin poder salir ni si quiera a trabajar al campo o a surtirse de víveres a otros lugares.

También, desde entonces, está cerrada la telesecundaria, la primaria, el jardín de niños y la casa de salud, porque los maestros y la enfermera del lugar se niegan a ir a trabajar por temor a la violencia, igual que los empleados de las empresas distribuidoras de productos.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó a través de un comunicado que se inició la averiguación previa BRA/CHI/016/2015 por el delito de homicidio, y refirió que, de acuerdo con las investigaciones, las cuatro personas murieron por disparos de arma de fuego.

Guerrero continúa siendo el estado con la mayor tasa de homicidios dolosos con 46.27 asesinatos por cada 100 mil habitantes en los primeros 10 meses de 2015, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Los datos oficiales indican que de enero a octubre de este año se han registrado en la entidad mil 651 homicidios dolosos, que superan en 383 la suma en el mismo periodo de 2014, que fue de mil 268. En los 10 primeros meses de este año, los homicidios dolosos en el estado son 30.20 por ciento más que en el mismo periodo de 2014.

Además, los homicidios contabilizados en lo que va de 2015 son más que los que se contaron en los 12 meses de 2014, que fueron mil 514, es decir, que en 10 meses de este año van 137 más que en todo el año anterior.

En octubre se registraron 167 homicidios dolosos, cifra que se incrementó en cuatro casos la registrada en septiembre, lo que suma mil 651 asesinatos en los diez meses del año.

Con base en los hechos registrados en averiguaciones previas iniciadas o carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) al 31 de octubre, en Guerrero la dependencia reportó seis secuestros, 12 denuncias de extorsión, 151 robos de vehículo con violencia y 223 robos de vehículos sin violencia.

De acuerdo con el reporte del SESNSP, en los 10 meses del año se han registrado mil 651 homicidios dolosos, 68 secuestros, 120 casos de extorsión, mil 200 vehículos robados con violencia y 2 mil 408 sin violencia.

Agosto sigue siendo el mes del año con mayor número de homicidios dolosos con 199, en septiembre se registraron 163 y se incrementó en cuatro en octubre, registrando 167 hechos, un promedio de 5.4 asesinatos por día.

La tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes se incrementó de septiembre a octubre de 42.69 a 46.27, casi cuatro veces más que la media nacional que es de 11.63.


Guerrero permaneció con la mayor proporción de asesinatos por cada cien mil habitantes en el país, le sigue Sinaloa que reporta una tasa de 27.64 puntos y Chihuahua con 22.18.

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: SHAILA ROSAGEL.
LINK: http://www.sinembargo.mx/25-11-2015/1561801