sábado, 17 de octubre de 2015

“Cero tolerancia” a normalistas, advierte el fiscal Godínez Muñoz

El fiscal General del Estado, Miguel Ángel Godínez Muñoz, informó que los seis jóvenes detenidos del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) fueron consignados como probables responsables del delito de privación de la libertad personal y será el juez de primera instancia del ramo penal quien determine si alcanzan fianza.

Godínez Muñoz enfatizó que “habrá cero tolerancia” contra quien cometa cualquier acto tipificado como delito, y dijo que la Fiscalía apoya toda manifestación que no violente los derechos de terceros y cometan delitos.

La noche del miércoles, seis normalistas egresados y que están aglutinados en el FUNPEG fueron detenidos y trasladados a la Fiscalía Regional de Acapulco.

Integrantes del FUNPEG denunciaron que los seis normalistas fueron detenidos cuando regresaban de una reunión con el gobernador Rogelio Ortega Martínez y funcionarios de su administración, que fue pactada el sábado pasado, y que los jóvenes fueron golpeados por los policías durante la detención.

En conferencia de prensa en las instalaciones del Ministerio Público de Costa Azul, ayer a las 8 de la noche, el fiscal leyó un comunicado en el que relató cómo se dio la detención de los seis integrantes del FUNPEG.

Expuso que a las 8:48 de la noche del miércoles los jóvenes abordaron un autobús, conducido por el chofer Jesús Muñoz García, que se encontraba en la terminal de la Estrella de Oro en Acapulco y obligaron al conductor a dirigirse a la Autopista del Sol con dirección a Chilpancingo.

Pasando el tramo La Venta-Dos Arroyos, policías federales detuvieron el autobús con “los seis aludidos inculpados”, quienes fueron puestos a disposición del Ministerio Público, decretando su retención legal a las 0:30 horas del jueves.

La Fiscalía ejerció acción penal contra los jóvenes ante el juez de primera instancia como probables responsables del delito de privación de la libertad personal, la cual quedó en la averiguación previa TAB/A.E.S.P/1753/2015.

Los normalistas fueron puestos a disposición del juez en el reclusorio de Acapulco, para que dentro del término constitucional se resuelva su situación jurídica.

El fiscal expuso que podrían alcanzar fianza para obtener la libertad si lo decreta el juez.

Godínez Muñoz enfatizó que la “Fiscalía se pronuncia en que habrá cero tolerancia contra cualquier acto que sea tipificado como delito”, y que apoya toda manifestación “sin violentar los derechos de terceros ni cometer hechos tipificados como delitos”.

Agregó que es el primer paso para evitar que se sigan tomando autobuses, y que lo harán con certeza jurídica.

A pregunta expresa sobre si los jóvenes habían sido golpeados, el fiscal indicó que están certificados y todo el proceso de detención está documentado, además de que en “todo” momento estuvieron acompañados por personal de derechos humanos, aseguró.

El fiscal también informó que se reunió con los egresados de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos para trazar una ruta y acercamiento con la Fiscalía, y les recomendó “llevar en alto el nombre de Guerrero por medio del estudio, por un camino de profesionalismo y progreso, evitando en todo momento el ser radical, el de cometer hechos que sean tipificados como delitos”.

Agregó que los normalistas deben aprovechar tragedias como la de Iguala para poner en alto el nombre de su escuela y familias, respetando las normas.
Por la mañana, el fiscal informó que la detención fue por el robo de un autobús, pero no dio detalles al respecto, y se limitó a decir que los normalistas detenidos serán consignados ante un juez.

Dijo que no habría negociaciones para que los jóvenes sean liberados, y reiteró que serían consignados por el robo de un autobús.

Godínez Muñoz asistió ayer como invitado especial a la instalación de la Comisión de Seguridad en el Congreso Local, que preside la diputada de Movimiento Ciudadano, Magdalena Camacho Díaz; acto en el que también estuvo presente el secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, y el presidente de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos (Codehum), Ramón Navarrete Magdaleno.

Sobre la declaración del comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas, Julio Hernández Barros, quien informó que tiene registrados cerca de 500 desaparecidos en el estado y que es necesaria la creación de un registro nacional de ADN para que pueda hacerse un cruce con el de los desaparecidos y los cuerpos hallados, el fiscal dijo que la institución que él encabeza tiene una cifra menor y anunció que el lunes se inaugurará un banco de genética en Guerrero.

El miércoles en Chilapa, luego de reunirse con familiares de desaparecidos de ese municipio, donde estuvieron el gobernador electo Héctor Astudillo Flores, el alcalde priista Jesús Parra García y agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), el comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas (CEAV), Julio Hernández informó que tiene registrados cerca de 500 desaparecidos en el estado.

En la materia, Hernández aseguró que Guerrero está entre los peores de la República, además de que hay personas que no han podido ser identificadas y que es necesaria la creación de un registro nacional de ADN para que pueda hacerse un cruce con el de los desaparecidos y los cuerpos hallados.

De este tema, Miguel Ángel Godínez explicó que la Fiscalía del estado tiene un registro menor, pero no dio cifras con el argumento de que no las tenía a la mano.

Explicó que el número es más bajo porque no todos los casos de desaparición son denunciadas, o algunas familias presentan la denuncia directamente a la PGR o a la Secretaría de Gobernación, por lo que no hay registro en el ámbito local.

Para atender el problema de las desapariciones, aseguró que la Fiscalía está haciendo un mapeo de la zona en donde fueron vistos por última vez las víctimas, además de que recurrirá a todas las instancias que pudieran proporcionar información que amplíe las investigaciones, a fin de que las acciones de localización y búsqueda sean más efectivas.

De la necesidad de un registro nacional de ADN, como lo plantea el comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas, el fiscal adelantó que el lunes se inaugurará el banco de genética en el estado, aunque no precisó si tendrá su sede en Chilpancingo o Acapulco.

“La intención es tener ya un registro de antecedentes genéticos para cuando se encuentren fosas clandestinas, cuando haya personas desaparecidas. Se están activando protocolos y estrategias, que antes no se realizaban para la localización de personas desaparecidas”, manifestó.

Indicó que en la inauguración estarán presentes familiares de víctimas de desaparición, las muestras serán voluntarias y totalmente gratuitas, y además aseguró que para la creación de este banco de genética se tuvo asesoría de autoridades federales y organismos internacionales, que también capacitaron a personal de la fiscalía para su operación.


Sobre el enfrentamiento en la comunidad de Puentecillas, perteneciente al municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), la tarde del miércoles, Godínez Muñoz explicó que no hay información oficial de que haya intervenido un helicóptero, pero aseguró que se realizarán las investigaciones correspondientes.

FUENTE: EL SUR.
AUTOR: MARIANA LABASTIDA/CARLOS NAVARRETE ROMERO.
LINK: http://suracapulco.mx/archivos/314690.