viernes, 11 de septiembre de 2015

Sentencian a 11 meses de prisión a Rodrigo Vallejo por encubrimiento

México, DF. El juzgado 16 de distrito en materia de procesos penales federales, con sede en la ciudad de México, sentenció a 11 meses de prisión a Rodrigo Vallejo Mora, hijo del ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo, al encontrarlo culpable del delito de encubrimiento, por no haber aportado datos que llevaran a la aprehensión de integrantes del cártel de Los Caballeros Templarios y en particular de Servando Gómez Martínez, La Tuta.

A pesar de la condena, Vallejo Mora no volverá a prisión y el tiempo que le falte por cumplir, que serán unas semanas, solamente deberá presentarse a firmar ante el juzgado 16 de distrito, ya que se encuentra en libertad bajo fianza.

A través del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el juzgado 16 informó que Vallejo Mora fue condenado a pasar 11 meses y siete días en prisión.

Esta sanción concluirá en los próximos días, toda vez que inicialmente el sentenciado fue encarcelado el 3 de agosto de 2014 y obtuvo su libertad bajo caución en abril de este año al pagar una fianza por un monto de 7 mil pesos.

El órgano jurisdiccional consideró que “el sentenciado incurrió en el delito de encubrimiento en agosto de 2014, cuando compareció en calidad de testigo ante el agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido)”.

Según la determinación judicial, Vallejo Mora contravino lo dispuesto en el Artículo 13, fracción II del Código Penal Federal, por lo que se le impuso una pena privativa de libertad de 11 meses y siete días, y le impuso una multa que no fue revelada.


Vallejo Mora fue citado por la Seido en agosto de 2014, a fin de que declarara en torno a un video en el que aparecía platicando con Servado Gómez Martínez. Sin embargo, durante las diligencias realizadas en la Seido el hijo del ex mandatario michoacano se negó a responder las preguntas que le formuló el Ministerio Público y se determinó que había incurrido en el delito de encubrimiento, por lo cual fue puesto a disposición de un juez de distrito.

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: GUSTAVO CASTILLO.