viernes, 11 de septiembre de 2015

PGR catea oficinas de Infraiber; empleados llevan más de seis horas retenidos

La PGR catea las oficinas de Infraiber como parte de la averiguación previa iniciada tras la denuncia por extorsión interpuesta por la compañía OHL.


El cateo que la Procuraduría General de la República (PGR) realiza a las oficinas de la empresa Infraiber en Polanco lleva ya más de siete horas.

Abogados de la compañía reportan que cuatro empleados están retenidos en el noveno piso del edificio: el director financiero, Ricardo Gómez Bravo; el jefe de Operaciones, Francisco Pérez Solís; el director de operaciones, Héctor Camargo; y el director jurídico, Luis Felipe Díaz Lazcano.


La PGR catea las oficinas de Infraiber como parte de la averiguación previa iniciada tras la denuncia por extorsión interpuesta por la compañía OHL. La diligencia, de acuerdo con lo informado por el equipo jurídico de Infraiber, inició poco después de las 13 horas de este viernes 11 de septiembre en las oficinas ubicadas en el número 223 de Campos Elíseos, en Polanco.


Abogados de Infraiber reportaron que personal de la PGR llegó al lugar e impidió la salida de todos los empleados. Poco antes de las 15 horas, los mismos abogados informaron a Animal Político que los trabajadores de Infraiber ya habían salido, con excepción de los cuatro mencionados anteriormente.

De acuerdo con uno de los empleados que ya pudo salir, los agentes están revisando computadoras, memorias USB, teléfonos celulares y toda la papelería de la oficina y esperan terminar alrededor de la media noche.

“El Ministerio Público nos dice que es para tener un mejor control de la diligencia pero es algo totalmente irregular porque la orden judicial no contempla eso. Se trata de una privación ilegal de la libertad”, dijo a Animal Político uno de los abogados del equipo jurídico.

De hecho, los abogados señalaron que tampoco se les ha permitido el acceso al interior de las oficinas para asistir jurídicamente a los empleados.

El equipo de PGR es de casi 30 personas, entre agentes del Ministerio Público y Policías Federales Ministeriales; además hay ocho vehículos afuera, algunos mal estacionados. Federales impidieron que una grúa se llevara una de las camionetas.


Además de los ministerios públicos, hay peritos en criminalística, fotografía, informática y comunicaciones.


En estos momentos, unos siete agentes de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR permanecen afuera del edificio donde están las oficinas de Infraiber. Además hay dos camionetas que son del equipo de la dependencia, una no trae la placa trasera y la otra no tiene ninguna identificación. Ninguna porta logotipos de la PGR.

Cabe señalar que esto ocurre luego de que OHL confirmó que interpuso  ante la PGR una denuncia en contra de Infraiber  por una supuesta extorsión derivada de una disputa por un contrato cancelado en el Circuito Exterior Mexiquense. Según OHL, la empresa Infraiber es probable responsable de audios filtrados ilegalmente y de desplegados que buscan desprestigiar a la empresa.

Esta semana el abogado de Infraiber, Paulo Díez, fue detenido por la PGR para que rindiera declaración en torno a este mismo caso, pero luego se le retuvo por una supuesta arma de fuego que el litigante dijo que le fue sembrada. Este miércoles fue liberado tras pagar una fianza.


De acuerdo con los abogados consultados el equipo que realiza el cateo es el mismo que detuvo a Paulo Díez.

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO.
AUTOR: ARTURO ANGEL.