viernes, 21 de agosto de 2015

Regalo para inmobiliarias

Para lograr que la zona sea atractiva para invertir, el proyecto sugiere que las autoridades permitan un uso de suelo flexible para la construcción de mega edificios de oficinas y vivienda.

Ahí en avenida Chapultepec, la Zona Rosa y parte de la colonia Roma, el proyecto de la Zona de Desarrollo Económico y Social (ZODE) incluye construir edificios con alturas de 30 y hasta 40 pisos que igualen a los que ya están sobre Paseo de la Reforma.

Con usos habitacionales mixtos que permitan comercio, vivienda y hotelería en un mismo inmueble.

Lo anterior forma parte de las pretensiones reales del proyecto Corredor Chapultepec-Zona Rosa que promueve Simón Levy, a través de PROCDMX, antes Calidad de Vida y Progreso para la Ciudad de México.

A pesar de las profundas transformaciones que se tienen proyectadas en la zona de impacto de avenida Chapultepec, Glorieta de Insurgentes y Zona Rosa, la opinión de los vecinos se dejó para el final.

Y es que desde su concepción, el proyecto del Corredor Chapultepec exhibe con claridad las oportunidades que representa para el mercado de las inmobiliarias en la capital.

El documento que soporta dicho proyecto cultural, pero sobre todo económico, refiere como visión de lo que se pretende consumar: “un espacio de oportunidades de negocio, inmobiliarias y que atraiga la vivienda plural”.

“La renovación de avenida Chapultepec y de la Glorieta de Insurgentes se convertirán a mediano plazo en una importante oportunidad de desarrollo inmobiliario, además de ofrecer distintas oportunidades de negocio en las actividades comerciales y de servicio”.

El uso de suelo

Para lograr que la zona sea atractiva para invertir, quienes elaboraron el proyecto sugieren que las autoridades permitan un uso de suelo flexible que da pauta a la construcción de mega edificios de oficinas y vivienda.

“Por ello, en cuanto a la política de desarrollo urbano aplicable a los lotes colindantes con la avenida Chapultepec se deberá buscar un uso flexible que permita la inclusión de comercio en planta baja, oficinas, habitación y hoteles en los niveles siguientes”.

Así por ejemplo, para los lotes que se ubican en las inmediaciones de avenida Chapultepec, se propuso un uso de suelo Habitacional Mixto con 30 niveles de altura y 20 por ciento de área libre HM/30/20, es decir, un uso atractivo para el mercado inmobiliario con niveles similares a los aplicables en Paseo de la Reforma.

En cuanto a los lotes en la delimitación del proyecto Plaza Insurgentes, cuyas conexiones desembocan en la colonia Roma, se pretende que el uso sea Habitacional Mixto con 40 niveles de altura y 20 porciento de área libre MH/40/20.

No en vano en los estudios de factibilidad se toma como referencia las construcciones de hasta 50 niveles que ya operan sobre Paseo de la Reforma.

“Las anclas se ubican próximas a Reforma y los corporativos buscan la cercanía a las zonas de negocios, lo que da mayor posibilidad de fusionar los usos con las anclas. 

“Generar inmuebles con diferentes usos complementando los espacios y aumentando la sustentabilidad económica de los proyectos”, puntualiza el Proyecto ZODE Corredor Cultural Chapultepec.

Para proponer la transformación de la zona, Calidad de Vida estudió lo que fue y lo que actualmente es la Zona Rosa, la avenida Chapultepec y la Glorieta de Insurgentes.

Por su ubicación, la Zona Rosa ha sido por años área de gran movimiento turístico y corporativo; pero actualmente el sitio ha caído en descuido, generando el desarrollo de negocios nocivos para la ciudad. 

En el área de estudio existen tres estaciones del Metro pertenecientes a la Línea 1: Chapultepec, Sevilla e Insurgentes; también incluye a la Línea 1 del Metrobús con la estación Insurgentes.

Al igual que las rutas de microbús: SR 2-17, 2-09 y 2-32 abarcando las dos superficies destinadas a los edificios ancla.

“El área donde la imagen urbana se encuentra en mayor descuido es la misma que está propuesta para desarrollar los proyectos detonadores, con los que la imagen urbana de todo el polígono para la ZODES cultural se encontraría realzada, haciendo de esta zona un gran destino cultural y turístico, propicio para generar nuevas inversiones”.

El alumbrado público es provisto mediante luminarias instaladas en postes contándose con un aproximado de 5 mil 810 luminarias. 

El 80 por ciento es de luz mercurial y el resto de otros tipos. Con descompostura del 10 por ciento del total de las luminarias.

Monreal, a favor de la consulta

Ricardo Monreal, delegado electo en la delegación Cuauhtémoc, 

que será directamente afectada o beneficiada por este proyecto, le propuso al jefe de Gobierno efectuar una consulta ciudadana para involucrar a los vecinos e informarles de qué se trata, el objetivo y alcances.

En entrevista, el exgobernador de Zacatecas dijo que hace poco más de diez días conoció el proyecto del Corredor Cultural Chapultepec.

“Me pareció interesante y positivo. Es un propósito correcto recuperar las áreas abandonadas, pero hay que socializar el proyecto, incluso una consulta para que la gente decidiera”, subrayó.

Dice que le pidió a Miguel Ángel Mancera ver el proyecto a detalle, y días después se lo mostraron a través de un grupo de profesionistas.

Está consciente de que no puede emitir aún una opinión con el peso jurídico de un delegado en funciones, sino hasta después del 1 de octubre.

Por lo pronto, Monreal pidió al mandatario capitalino y a Simón Levy que se realice una consulta para tomar en cuenta la opinión de los vecinos de las colonias impactadas, como Juárez, Roma, Cuauhtémoc, Hipódromo Condesa, Tabacalera y San Rafael.

Pese a respaldar el rescate de la zona y de la imagen urbana advierte que el punto que se debe revisar a detalle tiene que ver con los usos de suelo.


“Esa (los usos de suelo) es la parte que tiene que revisarse, plantearía que la discusión se dé también entre urbanistas, arquitectos, técnicos, que orienten.

No todas las voces al interior de Morena están de acuerdo con esa postura y rechazan tajantemente el proyecto del corredor; es el caso del diputado local electo, José Alfonso Suárez del Real.

Respecto a esta diferencia, el zacatecano declaró que como delegado electo intenta actuar con responsabilidad.

“Respeto la voz del diputado Alfonso Suárez del Real, es un experto en la materia, yo sólo pido que se escuche a la gente, pero obviamente mi responsabilidad es gobernar para todos, por eso planteo la consulta, hay una relación de respeto y de amistad con el diputado.


“No vamos a estar en contra de todo por una posición política. La opinión del delgado puede pesar, pero no debe ser la única. La gente decide lo que debamos hacer y así lo ofrecí en la campaña”, recordó Monreal.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ICELA LAGUNAS.