domingo, 19 de julio de 2015

Chiapas vive con Velasco más pobreza, abusos a derechos humanos y, ahora, impunidad electoral

Este domingo se lleva a cabo la jornada electoral en Chiapas para renovar 122 Alcaldías y 41 diputaciones locales. En este proceso extraordinario se registraron diversas violaciones a la ley electoral, en las que participaron partidos políticos, consejeros electorales estatales y hasta del propio Gobernador Manuel Velasco Coello, quien ha sido señalado de disponer toda la maquinaria gubernamental para apoyar a su partido, el Verde Ecologista de México (PVEM).

El pasado 15 de julio, a cuatro días de la elección, Velasco Coello fue acusado por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de cooptar a los siete consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Chiapas (IEPC) para violentar la ley y preparar el terreno para una elección de Estado.

De acuerdo con la oposición, los consejeros demostraron conductas irregulares al no cancelar el registro de candidatos que realizaron actos anticipados de campaña, abiertamente se han declarado amigos del Gobernador, han entregado despensas y recursos de programas públicos e incluso omitieron datos que no permitieron garantizar la paridad de género en la elección.

El pasado 8 de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al IEPC obligar a los partidos a observar la paridad de género en el otorgamiento de candidaturas a diputados locales y a integrantes de ayuntamientos.

De los partidos participantes en el próximo proceso electoral, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde fueron los que registraron el mayor número de hombres como candidatos, 102 y 106, respectivamente.

En otra denuncia contra el Verde, el PRD indicó que fueron interceptados tres camiones tipo volteo que transportaban material de construcción y un tráiler que contenía cemento, materiales que presuntamente se usarían para condicionar el voto a favor del partido en Chiapas.

Pero el partido del Gobernador no sólo ha violado la ley electoral en Chiapas. Desde septiembre de 2014, y de cara a las elecciones intermedias que se llevaron a cabo el pasado 7 de junio, este instituto político emprendió una campaña millonaria en radio y televisión para promover el supuesto trabajo de sus legisladores.

Previo a los comicios intermedios, se detectó que observadores electorales en Chiapas promovían el voto a favor del partido del Tucán. Alrededor de 688 personas fueron denunciadas, además de una fanpage en la red social Facebook en la que se difundían fotografías promoviendo la afiliación al partido.

En esa ocasión Manuel Velasco también fue señalado de violar la Ley electoral por supuestamente financiar a su partido en Chiapas y en todo el país. Por ejemplo, el diario Reforma denunció que desde que comenzaron las campañas, el pasado 5 de abril, el gobierno estatal pintó de verde y colocó propaganda del PVEM en las avenidas de las principales ciudades del estado, además de carreteras. Incluso, esa propaganda se desplegó en las escuelas que fueron utilizadas como casillas en las elecciones del 7 de junio.

La coalición del Revolucionario Institucional (PRI) y del PVEM utilizó en su propaganda lemas del gobierno de Chiapas como: “La gente nos une“ y “La fuerza que nos une”, y los difundió en miles de espectaculares, bardas, redes sociales y spots.

Toda la maquinaria que echó a andar Velasco Coello en Chiapas a favor de su partido dio resultados: la alianza PRI-PVEM consiguió colocar a sus candidatos como triunfadores en los 12 distritos que comprende la entidad, y este domingo, de acuerdo con analistas consultados por SinEmbargo, también prevé llevarse el carro completo.

Los expertos plantearon que de triunfar el Verde en estas elecciones, Manuel Velasco se posicionaría rumbo a 2018 en la elección presidencial. Aunque aclararon que el posible triunfo del PVEM no significa que las cosas mejoren en la entidad y recordaron que el actual Gobernador, emanado de ese instituto político, no ha logrado en los dos años siete meses que lleva al frente de la entidad, sacar a Chiapas del rezago.

Pobreza, desempleo, violaciones a los derechos humanos, bajo crecimiento económico y endeudamiento, son algunos de los problemas que actualmente enfrenta el estado de Chiapas.

De acuerdo con datos de la organización México ¿cómo vamos?, de los 10 indicadores económicos que analizan la situación de cada entidad del país, Chiapas registra semáforos rojos en ocho de ellos, lo que significa que los números de la entidad están peor que a nivel nacional.

Las cifras en materia de pobreza tampoco le favorecen a Chiapas, en términos proporcionales, es el estado con mayor pobreza, con 76 por ciento de su población viviendo en esta condición, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).


Y en materia de educación, sólo el 6.7 por ciento de su población ha cursado el primer año de secundaria, cifra menor al promedio nacional que es de 8.6 por ciento. Además es junto con Guerrero, Oaxaca y Michoacán, de los estados donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene mayor control del magisterio, lo que ha derivado en enfrentamientos y agresiones.

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: GUADALUPE FUENTES LÓPEZ.
LINK: http://www.sinembargo.mx/19-07-2015/1418116.