martes, 14 de julio de 2015

Activa NL blindaje ‘antiChapo’

Mientras el estado se suma a otras entidades del país en donde se prenden las alertas tras la fuga de “El Chapo” Guzmán, en San Pedro, donde el Cártel de Sinaloa ha demostrado su presencia y poder en los últimos años, parecen no inquietarse y no dan a conocer medidas extras de vigilancia.

El estado se suma a otras entidades del país en donde se prenden las alertas tras la fuga de Joaquín Guzmán Loera de un penal de alta seguridad. 

Las autoridades de Nuevo León peinan el territorio con especial atención en las zonas donde el capo pudiera esconderse, aunque prefieren no revelar cuáles son esos puntos.

El secretario de Seguridad, el general Alfredo Flores Gómez, aseguró que se incrementará el patrullaje y que los penales locales también verán aumentada la vigilancia; destaca que el estado tiene total control de las penitenciarías y no se han registrado fugas ni motines en más de dos años.

Y mientras el gobierno estatal toma medidas, en San Pedro, donde el Cártel de Sinaloa ha demostrado su presencia y poder en los últimos años, parecen no inquietarse, pues ni el alcalde Ugo Ruiz  ni autoridades de seguridad informaron sobre medidas especiales para evitar que el narco más buscado de México se instale en el municipio, como ya lo hizo en su momento Omar Treviño Morales, exlíder del Cártel de Los Zetas, atrapado ahí el pasado mes de marzo por fuerzas federales.

A raíz de la fuga de Joaquín Guzmán Loera, el secretario de Seguridad Estatal, el general Alfredo Flores Gómez, enfatizó que se inició un “blindaje” en todo el estado.

Lo anterior, aseguró Flores Gómez, debido a que “El Chapo” podría intentar esconderse en tierras regias.

También agregó que el Grupo de Coordinación Operativa incrementó los patrullajes en diferentes puntos de Nuevo León, en donde se presume podría ser la guarida de Guzmán Loera.

Incluso desde la noche del pasado sábado se reforzaron los medidas de seguridad para endurecer la vigilancia en los penales del estado.

“Tenemos incrementados los servicios de patrullaje en los diferentes lugares en los que pudiera existir la posibilidad de que se viniera a esconder”, dijo Flores Gómez.

“Tomamos la medida de reforzar la seguridad de los penales”.

Fue al anochecer del pasado sábado cuando “El Chapo” se fugó de la Cárcel Federal del Almoloya, ubicada en el Estado de México.

La última vez que se le vio a Guzmán Loera en el penal de máxima seguridad fue las 20:52 horas. 

‘Aquí no les damos facilidades’

El secretario de Seguridad de Nuevo León aclaró que al menos hasta ayer los penales de la localidad han estado tranquilos, y destacó que ya se suman poco más de dos años sin intentos de fuga.

“Esto (la fuga de “El Chapo”) nos enciende los focos. Nos hace pensar que pudiera ser, por simpatía (que se dieran intentos de fuga en Nuevo León)”, dijo Flores Gómez.

El titular de la Secretaría de Seguridad no quiso ahondar sobre las medidas extraordinarias y de inteligencia que realiza el Grupo de Coordinación Operativa en posibles guaridas de “El Chapo”.

“Hay cerca de 3 mil municipios en la República. Esas son las mismas posibilidades que tiene para que se esconda”, comentó.

Flores Gómez aseguró que Nuevo León permanecerá en alerta, y que incluso en San Pedro también permanecerá vigilado.

“Allí se han detenido (capos del crimen organizado). Pero eso no implica que aquí les demos facilidades. Si se les dieran, pues no los hubiéramos detenido. Se están deteniendo”, dijo.

“Si se la quiere jugar y viene, este será el resultado: va a ser detenido”.

Penales bajo control

En el Almoloya, de donde se fugó “El Chapo”, se encuentran detenidos delincuentes considerados de alta peligrosidad, entre los que destacan los exlíderes del Cártel de Los Zetas, los hermanos Miguel Ángel Treviño Morales, alias el “Z-40”, y Óscar Omar Treviño Morales, “El Z-42”.

También purga ahí su condena Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, exlíder de Caballeros Templarios. 

Entre los reos también están José Luis Abarca Velázquez, expresidente municipal de Iguala, Guerrero, presunto responsable intelectual de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Y Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Padrino”, exlíder del desaparecido Cartel de Guadalajara; y Teodoro García Simental “El Teo”, el principal enemigo del cártel de Los Arellano Félix.

“El control lo tenemos nosotros”, dijo el secretario de Seguridad de Nuevo León.

“Nada de que los reos lo tienen. No, no es cierto. Si ellos lo tuvieran, pues ya se hubieran ido. Ahí siguen, están purgando la pena que les impuso la sociedad y ahí seguirán.

“Lo que sí es importante destacar es que no ha habido intento de motines (en Nuevo León). No ha habido motines, no ha habido intentos de fuga, no ha habido nada. Entonces quiere decir que el control lo tiene el Estado”.

Ahuyentará a inversores

El presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) en Nuevo León, Eduardo Garza T. Junco, advirtió ayer que la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán ahuyentará la llegada de nuevos inversores al país.

Lo anterior, porque el líder del Cártel de Sinaloa se escapó de la que se supone, es la cárcel de máxima seguridad en la nación, lo que refleja un retroceso del país y un golpe a las instituciones mexicanas.

Eduardo Garza T. Junco enfatizó que el escándalo de nivel internacional que implicó la fuga de “El Chapo” revertirá la llegada de nuevos empresarios.


“Es muy vergonzoso lo que está sucediendo porque obviamente pone en entredicho la legitimidad de las instituciones de México y es un paso para atrás muy grande”, comentó el presidente de la Caintra.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: FÉLIX CORDOBA.