lunes, 1 de junio de 2015

‪#‎FreeNestora‬. Fiscal de Guerrero descarta que cuerpos hallados en fosa correspondan a desaparecidos

MÉXICO, D.F: El Fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez, descartó que los dos cuerpos desmembrados hallados el domingo pasado en una fosa en el municipio de Chilapa, correspondan a las personas presuntamente levantadas por miembros del crimen organizado entre el 9 y 14 de mayo.

La Fiscalía informó el domingo por la tarde del hallazgo de dos cuerpos en una fosa ubicada la Ranchería Incinalistas, comunidad de Acazacatla, municipio de Chilapa de Álvarez.

“Lo que me dicen los peritos es que no tendrían que ver con los hechos del 9 al 14 mayo (…) hasta este momento no tenemos elementos que nos indiquen que tienen que ver”, comentó Godínez en entrevista con Radio Fórmula.

Los cuerpos, afirmó, tenían entre dos y tres meses en la fosa, estaban desmembrados y en avanzado proceso de descomposición y por eso se puede descartar que se trate de los desaparecidos hace un par de semanas.

“Los peritos me dicen que fue aproximadamente dos, tres meses que estos cuerpos fueron enterrados, es la primera opinión y ya la prueba científica que ellos realicen determinará con exactitud, me dará un resultado con certeza”, dijo el fiscal quien confió en que este lunes se den a conocer los resultados de las investigaciones periciales.

Ambos cuerpos fueron trasladados por elementos del servicio médico forense a Chilpancingo, para practicarles la necropsia de ley.

Según reportes de la Secretaría de Seguridad Pública, elementos de la Fuerza Estatal y de la Policía Ministerial del Estado (PME) acudieron a al lugar del hallazgo en respuesta a una denuncia anónima realizada alrededor de las 14:00 horas.

Ahí encontraron la fosa con los restos de dos hombres descuartizados, por lo que los integrantes de la Fiscalía de Guerrero continuaron con los trabajos de búsqueda para tratar de hallar más cuerpos.

Entre el 9 y 14 de mayo, una treintena de personas han sido levantadas y desaparecidas por miembros del crimen organizado, aunque sólo 16 casos han sido denunciados ante la autoridad ministerial.

Durante esos días, la banda de Los Ardillos se apoderó de la cabecera municipal de Chilapa, considerada hasta entonces la base del grupo delictivo Los Rojos.

Según un reportaje del reportero Ezequiel Flores publicado en el más reciente número semanario Proceso, en circulación, las víctimas tienen entre 15 y 31 años, todos varones y de distintos oficios. Cinco son familiares de un exjefe policiaco municipal vinculado a la delincuencia.

De acuerdo con testimonios de los pobladores, las autoridades evitaron un enfrentamiento armado a gran escala, pero dejaron la ciudad a merced de los sicarios que han instalado retenes, allanado viviendas y desaparecido a una treintena de personas.

José Díaz Navarro, vocero de las familias afectadas afirma en el reportaje: “Aquí (en Chilapa) tenemos otro Ayotzinapa y creo que teneos otro (José Luis) Abraca en el Congreso y en la Casa Guerrero”.


Desde las desapariciones las escuelas no trabajan al 100% y las actividades comerciales se han visto mermadas a causa de la violencia.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: REDACCIÓN.