domingo, 31 de mayo de 2015

Suspensión de evaluaciones a maestros “socava el derecho a la educación de calidad”: organizaciones

En la marcha del pasado 16 de mayo, profesores de la CNTE afirmaron que convocarían a un paro nacional y boicotearían las elecciones del 7 de de junio por la “imposición” de la reforma educativa y las “evaluaciones punitivas” a los maestros, y pidieron a autoridades de la Secretaría de Goberación (Segob) eliminar del calendario la aplicación de las evaluaciones de docentes.

Organizaciones civiles coinciden en que la decisión de la SEP de suspender indefinidamente la evaluación de los profesores de educación básica y media superior “socava el derecho de los niños a la educación de calidad” y “evidencia la vulnerabilidad del Estado mexicano, dispuesto a doblar las manos ante grupos organizados que han amenazado con bloquear las elecciones”.

La tarde del viernes 29 de mayo, la SEP informó en un escueto comunicado que las evaluaciones fueron suspendidas “con motivo de nuevos elementos a considerar” en el proceso para el ingreso, promoción y permanencia en educación básica y media superior de los docentes.


Después de la publicación del comunicado, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) informó a través de su cuenta de Twitter “su compromiso con la Reforma Educativa” y anunció que convocó “a una sesión extraordinaria de análisis para fijar su posicionamiento.”





Quienes también reaccionaron al anuncio de la SEP fueron las organizaciones civiles que se dedican a la promoción de la educación en el país y a la elaboración de estudios sobre el tema. En entrevista radiofónica, Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero, dijo que la decisión de la SEP “merece la reprobación más absoluta” porque “cede al chantaje de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y sabotea la reforma educativa”.

En la marcha del pasado 16 de mayo, profesores de la CNTE afirmaron que convocarían a un paro nacional y boicotearían las elecciones del 7 de de junio por la “imposición” de la reforma educativa y las “evaluaciones punitivas” a los maestros, y pidieron a autoridades de la Secretaría de Goberación (Segob) eliminar del calendario la aplicación de las evaluaciones de docentes.


“Nuevamente lo político electoral (quedó) por encima de los derechos de los niños”, dijo Claudio X. González, quien exigió al presidente de México, Enrique Peña Nieto –“porque esto tuvo que haber sido su instrucción”- dar marcha atrás a esta decisión “porque es contraria a la Constitución, a los derechos humanos y pone en riesgo inminente a la reforma educativa.” Además, la organización que encabeza emitió un comunicado para expresar que “sin evaluación docente se deja sin garantía la idoneidad de maestros y directivos, y con ello se socava el derecho de los niños a la educación de calidad.”

Además, Marco Fernández, investigador del ITESM y de la organización México Evalúa, dijo en entrevista radiofónica que la decisión de la SEP es “terrible” y “evidencia la vulnerabilidad del Estado mexicano, que está dispuesto a doblar las manos ante grupos organizados que han amenazado con bloquear las elecciones y que han hecho rehén a la educación pública de este país.”

Fernández aseguró que “para los demás maestros (no miembros de la CNTE), el mensaje es claro: es en las calles y no en su desempeño docente en las aulas como se pueden lograr concesiones de una autoridad timorata que prefiere ceder al chantaje que avanzar en la reforma educativa.”

Alexandra Zapata, coordinadora del proyecto Mejora Tu Escuela del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dijo a Animal Político que “el gobierno federal boicotea su propia ley (…) y el corazón rector de la reforma educativa.”


Según Zapata, la decisión de la SEP “entierra” una de las partes más importantes de la primera reforma estructural del gobierno de Enrique peña Nieto, lo que tendrá consecuencias preocupantes, además de que “traiciona a los buenos maestros, quienes creían que con la reforma podrían ascender en el servicio profesional docente con base en méritos y no en prebendas políticas.”

Después del anuncio de la SEP, el secretario de prensa y propaganda de la Sección 22 de Oaxaca, Benito Vázquez Henestrosa, dijo al diario Reforma que ellos (los maestros de la CNTE) van contra la reforma educativa, “no nada más contra la evaluación. Vamos por nuestra estabilidad laboral, por las plazas automáticas de los normalistas y por la ley estatal de Oaxaca (…) ¿Quién nos asegura que después del 7 de junio no van a volver a sacar las fechas para la evaluación? El gobierno federal sólo está pensando en cómo nosotros desistimos al boicot electoral. A ellos sólo les interesan las elecciones.”


Además, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks, dijo que solicitarán que el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, y el INEE, comparezcan para explicar esta medida:




Qué explicación le va a dar @SEP_mx y @gobrep a 250 mil personas inscritas para concursos de ingreso y promoción laboral?— JC Romero Hicks (@JCRomeroHicks) Mayo 30, 2015
FUENTE: ANIMAL POLÍTICO.
AUTOR: REDACCIÓN.