lunes, 25 de mayo de 2015

RMV tiene aterrorizados a todos los alcaldes de Puebla: José Juan Espinosa Torres

El presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres (JJE), aseguró que todos los alcaldes de la entidad, incluido el capitalino, José Antonio Gali Fayad, viven atemorizados por el gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas, quien los obliga a trabajar en los proyectos de su administración, con las constructoras que él decide, sin importarle las necesidades o demandas del municipio.

En una entrevista con La Jornada de Oriente (JO), el edil de Movimiento Ciudadano calificó al titular del Poder Ejecutivo estatal como “un peligro para México” y advirtió que ha sido el peor mandatario que ha tenido la entidad.

A petición de los entrevistadores, el munícipe comienza la charla recordando cómo ha sido la relación que ha mantenido Moreno Valle con otros munícipes y con el Poder Legislativo:

“Cuando fui diputado del Congreso del estado y ahora como presidente municipal, veo que la relación que mantiene con el Congreso del estado no solamente es igual, sino que ha empeorado (…) la mayoría de los municipios están sometidos, tienen miedo a hacer valer sus derechos, como primer nivel de gobierno, como municipios libres y autónomos, apegándonos de manera estricta a lo que señala el 115 Constitucional”, expresó.

Y añadió: “Es muy cierto que la relación del gobierno del estado, empezando por su titular y todos los secretarios, está basada, está fundada en amenazar a los presidentes municipales, en obligarles a aportar recursos del municipio, que aunque tenemos etiquetados directamente por la Federación, (se destina) para obras que el gobierno del estado define en función a lo que ellos consideran como prioridades del estado y no las prioridades de los municipios. Y por supuesto que hoy vemos que la mayoría de los presidentes municipales están conscientes de esta triste realidad, pero al mismo tiempo temerosos de que las amenazas, de que la presión que ejerce el gobierno del estado a través de la Auditoría Superior del Estado, a través de diferentes dependencias, se traduce en que los presidentes municipales, la mayoría lamentablemente, se quedan callados y permiten este tipo de excesos por parte del Ejecutivo estatal, que al final del día lastima la libertad, la dignidad y el patrimonio de los poblanos que habitan en diferentes municipios del estado”.

JO– ¿Qué pasa con un presidente que no se deja intimidar por el gobernador?

JJE– Bueno, no es que quienes no nos dejemos estemos buscando pleito; simplemente sabemos cuáles son nuestras atribuciones, nuestras obligaciones, hasta dónde nosotros estamos obligados a prestar determinados servicios públicos, qué tipo de obra pública es la que se requiere en nuestros municipios. Y cuando simplemente nos damos a respetar, pues sí vemos una reacción negativa por parte de funcionarios del gobierno del estado, empezando desde el titular, dónde en muchos casos cuando llegas a tener una diferencia con el titular del Ejecutivo por alguna obra, o por simplemente darte tu lugar como municipio, lo primero que se hace es cortar la comunicación, o sea, se te empiezan a cerrar los canales de comunicación y empiezas a ver un bloqueo de diferentes dependencias con el objetivo de intentar minimizar o reducir la fuerza moral, política de los presidentes municipales.

Espinosa agrega: “Empiezas a ver bloqueos de aquellas dependencias que manejan programas sociales, empezando desde el DIF, es lamentable como inclusive una institución tan noble como debiera ser el DIF estatal, a través de las delegaciones, cuando tienes este tipo de diferencias por darte a respetar y hacer valer tu autonomía, empiezas a ver bloqueo en programas que no se tendrían que estar manejando con tintes políticos o en función al estado de ánimo o a la relación que tenga el gobierno del estado con los diferentes ayuntamientos. Áreas como el DIF empiezan a tener determinado bloqueo, áreas como el desarrollo agropecuario, desarrollo rural, con esta fusión tan rara que hicieron en Puebla donde ahora desarrollo urbano, medioambiente, y ahora desarrollo rural están fusionados, en nuestro caso, desde el primer día hubo un bloqueo permanente a los programas de apoyo al campo, en la parte de desarrollo social tampoco hemos podido avanzar de la mano con el gobierno del estado”.

El alcalde cholulteca aclaró: “Esto no quiere decir que no estemos trabajando, pero es muy claro que te empiezan a presionar para que aportes dinero del municipio a diferentes programas sociales o programas de apoyo para el campo, para la familia, en materia de vivienda y, por supuesto, de obra pública. Entonces sí las decisiones que tomemos se deben da¡r en función a cuidar el dinero del pueblo, que no es nuestro, a no permitir sobreprecios en la adquisición, por ejemplo, de fertilizantes, de árboles frutales.

“En algunas ocasiones hemos llegado a lo absurdo: que los servicios de salud, que son obligación primaria del Estado, se nos llegan a condicionar si no aportamos recursos para la operación de Centros de Salud o Casas de Salud, los famosos Cesas (Centros de Salud de Servicios Ampliados), entonces, es lamentable ver que cuando no estás en el ánimo del titular del gobierno del estado simplemente por darte a respetar y por no prestarte a que se utilicen recursos municipales que deben de priorizarse para los servicios y obligaciones que constitucionalmente tenemos los ayuntamientos, es cuando empiezas a ver que las puertas de diferentes dependencias se te empiezan a cerrar”.

JO– Se dice mucho que la mayoría de los presidentes municipales son solamente de ornato, que el gobierno del estado decide qué obras se hacen en sus municipios y sobre todo que les implican costos muy elevados en cuestión al costo real de la obra y que esto sólo beneficia a unas cuántas empresas. ¿Existe realmente este esquema de parte del gobierno estatal?

JJE– Bueno, yo todavía tengo fe en que los presidentes municipales que hoy estamos en funciones nos demos a respetar; habrá algunos que así tendrán la conciencia y manchadas sus manos en cuestión del manejo del erario público, que prefieren decir “sí” a todo, aunque eso represente traicionar la confianza que los ciudadanos o que los electores depositaron en ellos. Pero bueno, ese problema lo tendrán aquellos que, para mayor comodidad, para mantenerse en una zona de confort, permitan que el dinero que tendría que estarse utilizando para servicios que debe de garantizar el ayuntamiento se utilice para obras de relumbrón, obras arquitectónicas, obra pública, que como tú lo has dicho; los precios no son los que se manejan normalmente en el mercado, además de que las empresas en la mayoría de los casos son foráneas, es decir: el dinero público no genera una derrama en los municipios para bien de los diferentes sectores productivos, incluyendo la mano de obra. Lamentablemente vemos cómo en la mayoría de obras que se ejecutan en Puebla, las personas que se contratan incluso vienen de otros estados de la República o de otros municipios del estado, pero no hay una derrama del dinero público para bien de los sectores productivos de los diferentes municipios, además de que las obras que se priorizan, como tú lo has dicho, no son las que el cabildo define. Además, estamos obligados a priorizar la obra pública; la mayoría del presupuesto a la obra que el gobierno del estado prefiere “cacarear”, presumir por ser simplemente muchas de estas obras “elefantes blancos” o grandes construcciones sin una rentabilidad social y sin ni siquiera garantizar cubrir los servicios fundamentales que requiere cualquier municipio, como es educación, salud, etcétera. Entonces, sí es lamentable cómo se viene lastimando la libertad de los presidentes municipales, de los cabildos, por ende, porque los presidentes municipales no estamos solos, por lo menos habemos quienes sí las decisiones que tomamos, las tomamos tomando siempre en consideración, el sentir y el pensar del ciudadano de pie y también de los regidores, porque no nos manejamos solos, y el problema es que muchos ayuntamientos están sometidos y está entregados a lo que resuelve el titular del Ejecutivo del estado y no a sus propios cabildos, que al final del día son quienes nos ayudan a legitimarnos como gobiernos municipales.

La ruptura

JO– ¿Dónde estuvo el quiebre entre tú y el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas?, a mucha gente le desconcierta que tú primero fuiste un aliado con él, en 2010, fuiste parte de su campaña, de un partido político de la coalición que lo llevó al poder. Posteriormente asumiste una posición crítica, después apareces otra vez, ahora como candidato a alcalde de San Pedro Cholula, en lo que muchos entendían un nuevo acercamiento con el gobernador. Posteriormente apareció el proyecto en la zona arqueológica, en la que parece que van juntos de nuevo, y de pronto la relación se descompone: tú hablas de amenazas, hablas de que quiere desestabilizar tu gobierno, ¿qué es lo que provocó esta ruptura?

JJE– Bueno, primero la lectura que hay que dejar muy clara hacia afuera es que nunca hemos formado parte de su burbuja o de su grupo más cercano; nunca he sido empleado del hoy gobernador; estuve en Finanzas muchos años, pero trabajaba para el gobierno estatal, no para una persona, sino para una institución; entonces no me considero un empleado, sino un servidor público, un ciudadano libre, que tampoco está buscando pleito con el gobernador, ni en ningún momento queremos llevar estas diferencias a un terreno personal; jamás lo he hecho ni lo voy a hacer, pero simplemente, siempre en mi actuar, nos hemos dado a respetar. Lo hice con Mario Marín, la primera vez que fui diputado al Congreso del estado, aquellas iniciativas, aquellos dictámenes, en la materia del manejo de recursos públicos que no reunían los requisitos o que eran leyes que lastimaban a los ciudadanos en muchas ocasiones las voté en contra y aquellas iniciativas, aquellas leyes o aquellas cuentas públicas que se demostraban en buen manejo, se votaban a favor. Entonces, hemos actuado siempre con total libertad, tanto como cuando fui diputado con el gobierno de Mario Marín, como cuando fui diputado en la primera mitad del gobierno de Rafael Moreno Valle y ahora como presidente municipal.

“Entonces –agrega– yo no estoy buscando pleito, no es un tema personal, yo respeto la envestidura del gobernado, sea quien sea, pero no vamos a quedarnos callados ante los excesos que a la luz de la razón se están cometiendo desde el Ejecutivo del estado, de hacerlo, estaría traicionando, mis principios, mis valores, pero también traicionando el respaldo que hemos tenido de la ciudadanía:

Y añade: “Si bien es cierto, soy presidente municipal en función a una candidatura común con otros partidos políticos, eso no quiere decir que nos hayamos entregado. Así como Rafael Moreno Valle, si es gobernador es gracias a una coalición donde nosotros participamos, pero cada uno de los representantes populares, sean regidores, presidentes municipales, diputados o el propio gobernador del estado, que resultamos electos a través de esa figuras legales transparentes totalmente, cada uno de nosotros sabrá si traiciona o no, nuestros principios y nuestros valores y hasta dónde el ir juntos en una elección electoral, tiene que ver con someterte a los caprichos o a las decisiones sin razón que se pueden estar tomando desde las altas esferas del poder público en este estado. Entonces, no es un tema de un rompimiento de hoy, hay algunos temas que puedo compartir con el gobierno como institución, hay algunas formas en el estilo de gobierno que en ocasiones pueden ser o han sido positivas, las menos, y son las más, lamentablemente, aquellas decisiones o aquellos estilos de gobernar donde se lastima la libertad y la dignidad de otros representantes populares, sean diputados al Congreso del estado, porque también como diputado al Congreso, siempre nos dimos nuestro lugar, y tuvimos muchas diferencias que traducimos en votos en contra y en debates que ganamos a lo mejor no cuantitativamente, pero sí cualitativamente.

El alcalde apunta: “Desde la primera mitad del gobierno de Rafael Moreno Valle me opuse a la desaparición de los mototaxis, a la persecución y desaparición del sindicato del Colegio de Bachilleres, cuestioné cuentas públicas al propio tiular del Ejecutivo del estado, cuestioné la falta de transparencia y objetividad de la Auditoria Superior del Estado, incluyendo de los recursos que manejaba en ese entonces el Congreso del estado, a pesar de que era yo el presidente del Comité de Administración, siempre puse el dedo en la llaga en aquellos temas, en materia del dinero público que no se manejaba bien desde el Congreso, diferentes iniciativas se nos aprobaron en función a que el tiempo nos dio la razón. Me opuse, por ejemplo, a la reforma en la Ley de Transparencia que en su momento presentó el gobierno del estado (..) hicimos realidad algunas reformas a la Ley de Transporte que hoy son letra muerta, porque no han querido respetar el descuento de 50 por ciento a los adultos mayores en todo el estado de Puebla en las tarifas de transporte público. Logramos reformas constitucionales al artículo tercero Constitucional en materia a la no discriminación por preferencias sexuales y muchos otros temas, una infinidad de iniciativas que presentamos y que nos fueron aprobadas y no fue resultado de acuerdos con el titular del Ejecutivo del estado, sino de acuerdos con otras funciones parlamentarias, con legisladores que en ese entonces todavía teníamos un Congreso que era cuidadoso en la manera de legislar y que hoy, no todos, pero lamentablemente la mayoría de los diputados de vocaciones repiten o incurren en el mismo sometimiento como sucede con algunos presidentes municipales”.

JO– Pero ahora que eres alcalde, ¿en concreto qué es lo que genera que Rafael Moreno Valle te empiece a mandar a la Auditoria Superior del Estado a hacerte auditorías, a bloquearte presupuestos?, ¿qué es lo que provocó esta ruptura de parte de él hacia ti?

JJE –Mira, yo creo que desde los primeros días de mi administración, desde mi toma de protesta, dejamos muy claro cuál iba a ser la manera de trabajar de este gobierno municipal. Contando con la presencia del gobernador, dejamos muy claro que en todo momento íbamos hacer valer nuestros derechos, que íbamos a cumplir con ese mandato constitucional y que no íbamos a distraer recursos en proyectos, cuando los servicios fundamentales de los ciudadanos no se han cubierto al 100 por ciento. Él estuvo aquí en la plaza pública y yo creo que fue desde el primer día de gobierno que se empezó a dar cuenta que no nos entregamos a otros secretarios integrantes de su equipo de trabajo ni mucho menos hemos estado dispuestos a entregar el agua potable, por ejemplo. Me atrevo a decir que desde antes de que yo tomara protesta, ya como presidente electo, tuvimos la primera diferencia. En la pasada administración hubo un intento por entregarle al SOAPAP el manejo del Sosapach y desde entonces operé, hice un llamado a los regidores y logramos no entregar, no desaparecer el Sosapach. Entonces yo creo que el gobernador se ha dado cuenta que simplemente hacemos las cosas bien y que el colaborar con otro nivel de gobierno no quiere decir ser cómplices de abusos de excesos, ni mucho menos convertirnos en títeres de algún secretario o del propio titular del Ejecutivo del estado. Entonces simplemente porque hemos hecho las cosas bien, porque nos hemos pronunciado en contra de algunas iniciativas que han lastimado a los propios ayuntamientos y hemos hecho públicos algunos recortes de recursos federales por la mala aplicación de las fórmulas que le corresponde al gobierno del estado, porque hemos tratado de cumplir la palabra empeñada durante el proceso electoral, como es la reubicación del Cereso, públicamente y en privado al gobernador le pedí su ayuda para que pudiéramos resolver este problema de seguridad que se tiene en la cabecera municipal que es un peligro latente desde hace muchísimos años y no hemos encontrado eco.

Ataja: “También mucho tienen que ver los procesos electorales que estamos viviendo, es muy claro que el que yo haya recibido el respaldo de PAN o del PRD o de otras fuerzas políticas en 2014, así como Rafael recibió el respaldo de Convergencia en ese entonces (2010), eso no quiere decir que nos convirtamos en operadores o ingenieros electorales como puede estar sucediendo con otros ayuntamientos inclusive distintos al Partido Acción Nacional, que hoy me atrevo a decir que hay ayuntamientos del PRI, que hay ayuntamientos del PRD, del PT, que simplemente permiten que se les coaccione o que operen a favor de otras fuerzas políticas y en el caso de San Pedro Cholula no operamos ni para Movimiento Ciudadano, ni para algún otro partido político: aquí hay libertad, aquí los candidatos de todas las fuerzas políticas pueden estar caminando en las calles, pueden estar colocando su propaganda como lo marca la ley, se le permite a los trabajadores de gobierno municipal que acudan a actos políticos de cualquier fuerza que esté participando en este proceso electoral, hay libertad de pensamiento, de afiliación, no solamente en la ciudadanía, sino en los propios colaboradores de este gobierno”.

Amenazas

JO– ¿En alguna ocasión Moreno Valle te ha reclamado o te ha amenazado, te ha exigido que cambies como presidente municipal?

JJE– En algún momento me exigió y me reprochó la manera en cómo he estado actuando…

JO– ¿Qué te dijo?

JJE– Que sigo actuando igual que como cuando fui diputado y la respuesta fue muy clara; igual que cuando fui diputado: actúo con total libertad y responsabilidad.

JO– ¿Qué te dijo?

JJE– Sí, se cortó la comunicación…

JO– ¿Alguien del gobierno te ha dicho: “Si no cambias te vamos a destituir, te vamos a tumbar”?

JJE– Sí, he recibido mensajes, alguna vez en unas escaleras eléctricas el propio Eukid Castañón, aquí estaba mi secretario general, cuando me dijo que estaba enterado de todo, que me cuidara yo, que pronto tendría noticias de él.

JO– ¿Eso fue…?

JJE– En el informe que presentó la diputada federal de (Soraya) Córdoba Morán.

JO– ¿Y efectivamente notaste en algún momento la acción de Eukid Castañón?

JJE– No, pues ya lo vimos actuar en el Congreso, buscando lincharme mediáticamente y utilizando al Congreso.

JO– ¿Con la gente de Moreno Valle se puede aplicar esta frase de “cooperas o cuello”?

JJE– Yo creo que el problema de algunos gobernadores –y si se quiere poner el saco el gobernador, que se lo ponga–, es que prefiere o intenta hacer líderes a los amigos en lugar de hacerse amigo de los líderes de Puebla. Y puede tener amigos a su alrededor, pero no auténticos liderazgos que le permitan garantizar un buen gobierno.

JO– ¿Tú consideras que Moreno Valle sería un peligro para México si llegara a ser presidente de la República? ¿Tú advertirías esto en la opinión pública?

JJE– Si replica a la manera en cómo ha gobernado Puebla, por supuesto que sí.

JO– ¿Por qué?

JJE– Porque no respeta los derechos humanos, porque no respeta las libertades fundamentales de los ciudadanos, porque no permite que nadie opine diferente a él, porque ha atentado contra la propiedad privada, ahí está la ley de expropiación, es única en todo el país, donde cualquier empresario o cualquier particular puede perder su patrimonio de la noche a la mañana, como hay muchos ejemplos en Puebla; porque puede terminar con miles de fuentes de empleo como ha sucedido en Puebla, imagínate que eso se replicara a nivel nacional; aquí en Puebla más de 15 mil servidores públicos han sido despedidos, sin que eso represente ahorros reales al gasto operativo del gobierno, al gasto corriente gobierno, no ha habido un ahorro en el gasto corriente, solamente una reducción en las fuentes de empleo, más de 15 mil.

Añade el munícipe del Movimiento Ciudadano: “Pero no solo eso, monopoliza la obra pública, él y sus funcionarios, me imagino que todos están enterados, prefiere trabajar con empresas de afuera de Puebla, entiéndase, como lo dije al principio, el dinero del pueblo no se queda en el pueblo, ni para la ejecución ni las utilidades que tiene cualquier empresario en cualquier sector productivo. Entonces, si esto es algo de lo que en Puebla ha fracasado, se replicará a nivel nacional, sería caótico, más caótico de lo ya lastimado que se encuentra el país en este momento.

Sigue luego, la lista de agravios del morenovallismo: “hemos visto leyes como la Ley Bala, donde se justicia el uso de la fuerza pública para callar a las voces opositoras, pero no solamente por el tema Chalchihuapan. Siendo yo diputado lo denuncié en 2011, la primera vez que se utilizaron balas de gama, gases lacrimógenos, balas de goma, fue en Chignahuapan, con un desalojo que se tuvo de campesinos, la mayoría de ellos mayores de edad, donde por poco muchos de ellos perdían la vida y estuvieron meses en los hospitales recuperándose.

JO– Si tuvieras que dirigirte a la opinión pública nacional, ¿qué les dirías? ¿Moreno Valle puede ser un presidente como Díaz Ordaz?

JJE– Ha sido un gobernador de los peores que ha tenido Puebla, muchos gobernadores se quedan chiquitos en comparación al estilo de gobernar que hemos tenido en estos cuatro años.

JO– Este estilo con qué lo compararías, ¿qué tipo de estilo es el que tiene Moreno Valle?

JJE– Pues yo creo que es un México distinto, claro, pero creo que habiendo avanzado por lo menos en materia de Derechos Humanos, no solamente en Puebla, sino en todo el País, me queda claro que en otros tiempos con su mismo estilo de gobierno, ya no sería gobernador.

JO– ¿O sea, como su abuelo, tal vez?


JJE– Bueno, el abuelo se fue, se pudo ir, yo creo que es una combinación: Rafael me queda claro que es un peligro para México, como lo ha sido para Puebla y el problema es que a diferencia de otros tiempos, porque no había radio y televisión en esos años, Rafael Moreno Valle pretende controlar a los medios masivos de comunicación, a los medios electrónicos, entonces yo creo que es más peligroso que otros gobernadores que hemos tenido aquí en Puebla, porque hoy manejan más recursos y porque desde el primer día de su gobierno, donde prefiere presentar un rostro hacia afuera, cuando es totalmente distinto a lo que hemos vivido y sufrido los poblanos, o sea es un doble cara: hacia afuera se vende como un buen gobernador, vende a Puebla como un estado que ha avanzado, bastaría simplemente pedirle que haga público lo que firmó ante el notario René Meza y me queda claro que si honrar su palabra, ya no sería gobernador del estado.

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Martín Hernández Alcántara.