jueves, 30 de abril de 2015

La Legislatura reformadora

El fin de los trabajos ordinarios del Congreso, la presente legislatura aprobó modificaciones cuyos resultados aún no son visibles pero que, según sus promotores, transformarán la realidad nacional.

Con la aprobación de cambios legislativos -muchos de los que habían permanecido empantanados durante años- la LXII Legislatura se consolidará como la más reformadora en la historia del Congreso de la Unión.

Reformas como la energética, la laboral, la educativa, la financiera, la fiscal y otras, se inscriben en la lista que los legisladores consolidaron.

Sin embargo, diputados y senadores dejan también una larga lista de pendientes que tendrán que esperar hasta septiembre próximo, cuando comience los trabajos la LXIII Legislatura, con los diputados federales que serán electos el próximo 7 de junio.

El génesis de las reformas ocurrió un día después de que Enrique Peña Nieto tomara posesión como presidente de la República.

Luego de un sexenio marcado por la división entre el PAN y el PRD por el conflicto electoral del 2006, el mandatario priista quiso comenzar su sexenio con una muestra de su capacidad para ejecutar acuerdos políticos de profundo alcance.

Así, logró reunir a Cristina Díaz, entonces presidenta nacional del PRI; a Gustavo Madero, líder del PAN; y a Jesús Zambrano, dirigente del PRD, para firmar el Pacto por México, un acuerdo en el que se estipularon las reformas que los legisladores de los tres partidos aprobarían.

Con este acuerdo se dio luz verde para que en poco más de un año quedaran aprobadas las reformas más importantes para el Ejecutivo.

Acuerdos y polémicas 

La discusión y aprobación de las reformas no estuvo exenta de polémica y protestas de diversos sectores que llegaron, incluso, a la tribuna de ambas Cámaras del Congreso.

1. Reforma Laboral

La primer reforma estructural aprobada por la LXII Legislatura fue la laboral, un cambio legal que formalizó el trabajo por horas y por temporada, y se limitó el pago de salarios caídos hasta un máximo de 12 meses, entre otros cambios.

A más de dos años de su aprobación, la reforma laboral no ha logrado su objetivo y, según expertos, encareció los salarios y el poder adquisitivo de los mexicanos.

+50%
de los trabajadores mexicanos no ganaron lo suficiente siquiera para adquirir la canasta básica 

2. Reforma Energética

La reforma energética abrió el sector de energía a la participación privada y modificó el esquema de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

En la discusión de estos cambios constitucionales las protestas llegaron hasta un desnudo –del perredista Antonio García Conejo- en la tribuna de San Lázaro.

La reforma fue aprobada por la Cámara de Diputados, el Senado y más de la mitad de los congresos locales en una semana.

Sin embargo, aunque se esperaban manifestaciones multitudinarias encabezadas por actores como Andrés Manuel López Obrador, que en 2009 mantuvo una férrea oposición a la reforma energética del expresidente Felipe Calderón, no ocurrió una sola movilización.

3. Reforma Hacendaria

Se aprobó también la reforma hacendaria, que cambiaría el marco legal de tributación en el país y homologaría el cobro de IVA en todo el país.

Esta reforma fue aprobada entre legisladores del PRI y el PRD, en una votación histórica en la que, por primera vez, la izquierda votaba a favor de un incremento en los impuestos. El PAN se opuso a ella.

4. Reforma Político electoral

La reforma político electoral fue otro cambio constitucional aprobado. En ella, se establecieron mayores mecanismos de participación en los procesos electorales, como la iniciativa ciudadana, las candidaturas independientes y la reelección. También se transformó el Instituto Federal Electoral por Instituto Nacional Electoral.

Estos cambios son aplicados por primera vez en el proceso electoral de este año.

5. Reforma Educativa

El cambio legal que trajo más dolores de cabeza a los congresistas fue la aprobación de la reforma educativa, que instauró el nuevo sistema de evaluación a los maestros y provocó manifestaciones que, incluso, obligó a diputados y senadores a sesionar en una sede alterna.

La negociación de la reforma educativa provocó la caída de Elba Esther Gordillo, la entonces lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que fue arrestada y acusada de delitos como delincuencia organizada y lavado de dinero.

6. Reforma Política del DF

Al final de su trabajo legislativo, el Senado concretó la reforma política del Distrito Federal, que dota de un nuevo régimen constitucional a la Ciudad de México.

Sin embargo, todavía está por verse su destino en la Cámara de Diputados.

Pendientes 

Los legisladores federales dejan atrás varios pendientes que deberán seguirse negociando en el periodo de receso, que concluye en agosto próximo.

1. Reforma de Seguridad y Justicia

Esta reforma fue enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Senado luego de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Ni la creación del mando único policial, ni la intervención en los municipios, lograron los consensos entre los grupos parlamentarios, por lo que la iniciativa fue enviada directamente a la congeladora.

2. Ley de la Fiscalía General de la República

También quedó pendiente la ley de la nueva Fiscalía General de la República, en la que se transformará la Procuraduría General de la República, con las atribuciones nuevas que tendría el fiscal general.

Dentro de esa ley se encuentran también las facultades que tendrá el nuevo fiscal anticorrupción, máxima autoridad en el combate a este delito, y cuyo nombramiento no logró consensarse en la Cámara Alta.


De prosperar alguna negociación, podría llamarse a un periodo extraordinario para que se aprueben, pero es poco probable, como los propios legisladores lo han declarado. Si no, la tarea legislativa continuará hasta septiembre próximo.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: IMELDA GARCÍA.