martes, 24 de marzo de 2015

Operativo Uber: ¿corrupción o confusión?

Vecinos de San Pedro denuncian que fueron víctimas de extorsión por parte de elementos de la Agencia Estatal del Transporte y policías de San Pedro, quienes les exigían hasta 10 mil pesos para no retener sus vehículos, por supuestamente creer que pertenecían al sistema de taxis.

El operativo contra taxis Uber el pasado fin de semana se convirtió en un calvario para algunas familias en San Pedro.

Diversos sampetrinos fueron víctimas de extorsión, malos tratos y el retiro de su auto particular, porque los inspectores de la Agencia Estatal del Transporte (AET)  sospechaban que era un vehículo Uber.

Vecinos afectados que argumentan contar con un chofer para el traslado de sus hijos por la noche, denuncian que este fin de semana fueron acosados por los agentes estatales. 

Estos residentes, en entrevista con Reporte Indigo, señalaron a los inspectores de utilizar métodos delincuenciales.

“Los agentes le hablaron de mala manera a mi hijo, y le pidieron 10 mil pesos porque estaba utilizando un auto Uber. Ellos dicen que la confusión fue porque pensaron que era un Uber.

Y me dijeron que mi carro es un auto Uber… y yo, ¿qué es Uber?, yo ni sabía… Esto claro que me asustó mucho”, explicó un vecino, quien solicitó el anonimato.

Uber comenzó a operar en Nuevo León en octubre pasado.

Esta empresa convoca a particulares con autos de reciente modelo para transportar a pasajeros que solicitan el servicio a través de una aplicación para dispositivos móviles. La compañía opera en varias ciudades del mundo.

Algunos afectados  sostienen que no se respetaron las garantías individuales de las personas, en el operativo en San Pedro contra esta empresa por parte de la AET en colaboración con la Policía smpetrina. 

“Me habló mi hijo y escuché muchas groserías que le decían a mi hijo los agentes de la unidad 103 de la Agencia Estatal del Transporte. Yo pensé, ‘me lo quieren secuestrar, porque no son modos de hablar en un operativo oficial’, y pensé lo peor.

“Le pidieron 10 mil pesos por dejarlo ir. Cómo pueden pensar que un menor trae 10 mil pesos, la cantidad me asustó porque lo primero que pensé fue que me lo están secuestrando… o  era un secuestro exprés.

“Deben tener tecnología para identificar si es un carro Uber o no lo es”, reiteró el vecino.

Los sampetrinos cuestionaron a la Agencia Estatal del Transporte los métodos para determinar cómo  distinguir entre un auto particular con un vehículo Uber.

 “Muchos papás traemos a nuestros hijos en nuestros autos con chofer, para evitar que manejen tomados.

“Y ahora resulta que no podemos tener chofer, pues esto está en chino”, dijo Carlos, otro vecino de San Pedro, quien se sumó a las quejas por el operativo estatal.

Los afectados se reunirán con el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, para exigir que la Policía de San Pedro vigile que en futuros operativos no se repitan estos abusos.

Aseguran que los agentes estatales, apoyados con los policías que portaban armas largas, realizaron actos de corrupción.

“Los uniformados deben proteger al ciudadano sampetrino. Los inspectores se evalentonan porque traen 10 policías de San Pedro con armas largas atrás de ellos, por eso se sienten con derecho de insultar y extorsionar al que detengan en el operativo”, explicó Carlos.

Otro caso que se difundió en las redes sociales este fin de semana ocurrió sobre la calle Diego Rivera, frente al Main Entrance de Plaza Fiesta San Agustín.

Inspectores de la Agencia Estatal del Transporte detuvieron a una pareja de 17 años, que salía del hotel Quinta Real en su auto particular con chofer tras acudir a una boda.

Los agentes los detuvieron porque supuestamente se transportaban en un taxi Uber.

Esto ocasionó miedo en los padres de los menores, quienes sintieron que se trataba de un plagio o extorsión.

El carro fue retenido en un corralón de San Pedro, pero el susto de que los menores  iban a ser plagiados quedó marcado.

Por medio de las redes sociales se anunció que el director de la Agencia Estatal del Transporte, Víctor Martínez, se disculpó con los padres de los menores por el incidente.

“Si ellos quieren hacer operativos eficientes y justos, deben poner a alguien que supervise los operativos y que vean que los agentes no estén pidiendo extorsión o moche”, dijo otro padre de familia de San Pedro.

“Chequen las placas, y con eso sabes si el auto es particular. Si van a confiscar a todos los carros que traen chofer, pues les va a faltar corralón para guardarlos”, concluyó el sampetrino.  

Taxistas participan con la AET

En el operativo contra autos de alquiler Uber participaron taxistas afiliados de dos centrales obreras.

Trascendió que los taxistas señalaban a los agentes de la Agencia Estatal del Transporte cuáles autos pertenecen a Uber.

Estuvieron en Centrito Valle y en Plaza Fiesta San Agustín.

“Los taxis de la CTM y CROC están señalando a los agentes del transporte los autos que ellos piensan que son autos Uber, pero muchos papás traemos chofer, porque son menores de edad y es tu carro propio”, dijo la fuente.

El informe de la AET señala que en el operativo se decomisaron 14 vehículos de la compañía de traslados particulares Uber.

No obstante, personal del corralón asegura que los inspectores ordenaron la detención de 23 autos.

“Fueron muchos, pero casi la mitad eran de particulares y no de Uber”, dijo el entrevistado.

Para muchos propietarios de comercios y restaurantes en San Pedro, estos operativos son extraños que se apliquen en plena época electoral.

“Lo raro es que el Gobierno estatal aplique operativos contra taxis y tabaco en época electoral”, dijo un comerciante.

Y ecotaxis cobran por tarifa


El operativo de la Agencia Estatal de Transporte (AET) en el tema del transporte público no se “mide con la misma vara”, porque mientras les pisan los talones a los de taxi Uber, aún no han podido controlar el abuso de los taxistas.

Cabe destacar que un problema que se ha vuelto común en la entidad, es que a las afueras de eventos masivos  y bares en la zona del Barrio Antiguo, los taxistas concesionarios abusan de los usuarios al imponerles tarifas por demás elevadas.

Algunas de ellas llegan desde 200 hasta los 400 pesos, normalmente en horarios de madrugada, cuando no hay transporte público más que los mismos taxistas.

Los trabajadores del volante aseguran tener un arreglo con los inspectores de la AET para cobrar una tarifa alta de noche.

Agencia guarda silencio

Ayer se buscó al titular de la Agencia Estatal de Transporte, Víctor Manuel Martínez Rodríguez, pero no accedió a la entrevista.

De acuerdo con su enlace de Comunicación Social, Víctor Martínez ya tenía cubierta su agenda diaria, por la que no había espacio para la entrevista.


El enlace aseguró que durante el día se estuvo gestionando la entrevista; sin embargo, no se consiguió debido a las juntas ya previstas del titular de la AET.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: JESÚS PADILLA.