martes, 10 de marzo de 2015

Liberan a uno de los cuatro mineros secuestrados en Guerrero

CHILPANCINGO, Gro: Juan Carlos Peña, uno de los cuatro trabajadores de la empresa canadiense Gold Corp secuestrados el jueves 5, fue liberado el pasado fin de semana.

De acuerdo con reportes oficiales, la víctima regresó por sus propios medios a su domicilio ubicado en Carrizalillo, en las inmediaciones de la mina Los Filos-El Bermejal, en el municipio de Eduardo Neri, región Centro de la entidad.

Hasta el momento, autoridades estatales y directivos de la minera mantienen hermetismo total en torno del caso, al parecer para ocultar las presiones de integrantes del narcotráfico que mediante acciones violentas extorsionan a empresas que explotan minerales en la franja denominada “El cinturón de oro”, localizado en la rivera del emblemático río Balsas.

El pasado jueves 5 se dio a conocer que un grupo de sujetos armados interceptó a cuatro trabajadores de la minera canadiense y se los llevó por la fuerza.

Según las investigaciones preliminares, Juan Carlos Merino González, Mauricio Gatica Peña, Juan Carlos Peña y una cuarta persona de la cual se desconoce su nombre, son originarios del poblado de Carrizalillo.

Obligados por ese plagio y las constantes presiones del narcotráfico, directivos de la empresa canadiense Gold Corp se reunieron el sábado 7 con autoridades estatales en el puerto de Acapulco.

Ese mismo día, uno de los cuatro mineros privados de su libertad fue liberado con visibles huellas de tortura. Las autoridades sólo esperan que se restablezca para que declare ante el Ministerio Público del fuero común, debido a que la Fiscalía General del estado (FGE) integró la averiguación previa BRA/SC/709/2015 por “la posible” privación ilegal de la libertad de los cuatro empleados.

Reportes oficiales consultados por Apro refieren que el poblado de Carrizalillo, lugar considerado como un corredor de droga que conecta la zona del río Balsas con la Sierra de la entidad, es controlado por un sujeto identificado como El Peña, jefe de una célula delincuencial presuntamente al servicio del grupo delictivo Guerreros Unidos.


Pese a que los ataques de la delincuencia contra empresas mineras en el estado se han convertido en una constante, los directivos de los corporativos extranjeros y autoridades de los tres niveles de gobierno han ocultado los hechos, pero en reuniones privadas los empresarios han denunciado la dramática situación que afecta directamente a los trabajadores.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: EZEQUIEL FLORES CONTRERAS.