martes, 10 de febrero de 2015

Se atoran por auditorías

El PAN busca impulsar que la ASF audite las finanzas en tiempo real. El PRI no quiere ceder en ese punto, pues esto obligaría a revisar lo realizado por el Gobierno Federal.

La realización de auditorías en tiempo real es el tema que ha detenido la creación del Sistema Nacional Anticorrupción.

El PAN trata de impulsar que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pueda auditar las finanzas públicas de forma inmediata y no con un año de posterioridad, como ocurre actualmente.

Aunque se ha dicho que se llevan avances en un 95 por ciento de las negociaciones, este es uno de los últimos temas en los que el PRI no ha querido ceder.

Hacer auditorías en tiempo real implicaría que la ASF pueda auditar obras, adquisiciones o contratos en el momento que se llevan a cabo.

Aun así, la Cámara de Diputados podría estar cerca de llegar a un acuerdo para la creación del Sistema Nacional Anticorrupción y esta semana podría tener avances decisivos para su aprobación.

Luego de que el PRI y el PAN mantuvieran diferencias en torno a lo que aceptarían como marco legal para combatir la corrupción, esta semana se podría dar a conocer un calendario de trabajo para la discusión en comisiones.

Sin embargo, la negociación se ha realizado en privado entre ambos partidos y las diferencias se centran básicamente en la realización de estas auditorías, por las que pugna el PAN.

Ricardo Anaya, coordinador de la bancada del PAN, aseveró que se ha dado largas al asunto y retó a que el asunto deje ya el ámbito de lo privado y se lleve a comisiones.

“Solamente sometiendo a votación un dictamen va a quedar clara cuál es la posición de cada uno frente a este Sistema Nacional Anticorrupción”, retó.

Más facultades para auditores

El Sistema Nacional Anticorrupción contendrá una parte preventiva, otra de investigación y una de sanción.

En la parte preventiva se instituirá un consejo nacional encargado de lanzar políticas públicas y campañas para alertar a la población sobre la comisión de actos de corrupción y fomentar la denuncia. 

En el área de investigación, los legisladores de oposición buscan que la ASF tenga más facultades para que pueda revisar desde la licitación de una obra, la asignación de los contratos, el desarrollo y su conclusión.

Actualmente, la ASF solo puede revisar licitaciones, contratos y obras hasta un año después de que se hayan concluido o se haya realizado el gasto.

Fuentes cercanas a la negociación aseguraron que la bancada del PRI tiene la instrucción del Ejecutivo de no dejar pasar “por ningún motivo” una reforma que permita las auditorías en tiempo real, pues esto obligaría a la ASF a revisar lo realizado por el Gobierno Federal.

La discusión de esta reforma coincidió con la aparición de varios escándalos públicos en los que se involucró a funcionarios y exfuncionarios.

Dentro del Sistema Nacional Anticorrupción se busca que sean auditables también los gastos municipales y estatales, y no solo los del ámbito federal, como ocurre actualmente.

Con estas medidas se busca combatir el impacto que sobre la economía tiene la corrupción.

Corrupción que cuesta

Según cifras del Fondo Monetario Internacional, la corrupción le cuesta a México 9 puntos del Producto Interno Bruto al año. Transparencia Internacional ubica a México en el lugar 103 de 175 en un índice de países corruptos.

En el 2010, por ejemplo, se detectaron 200 millones de actos de corrupción que costaron, en promedio, 165 pesos a cada mexicano mayor de edad.

Para los legisladores, la aprobación y puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción es una oportunidad para que la ciudadanía recupere la confianza en las instituciones.

“Que se reconcilie, ése es un tema que tenemos que trabajar juntos: lograr reconciliar a los mexicanos con las instituciones, con las autoridades. Lograr fortalecer la credibilidad, pero con actos certeros, con actos de congruencia. De un ejercicio ético de las funciones que a cada quien le corresponden”, dijo Angelino Caamal, diputado por Nueva Alianza.

Llevarán la batuta

Otro tema que ha detenido el avance del Sistema Nacional Anticorrupción es el otorgamiento de facultades a las autoridades encargadas de perseguir la corrupción.

El PRI propuso la creación de un Consejo Nacional de Integridad Pública que estaría encabezado por el presidente de la República y otros funcionarios.

El PAN se opuso al argumentar que se daría el control de las investigaciones contra la corrupción a servidores públicos que en algún momento podrían estar sujetos a investigación.

Al final, el PRI accedió a modificar la estructura del Consejo y, aunque en un principio se había dicho que de daba marcha atrás en su conformación, el coordinador de los legisladores priistas, Manlio Fabio Beltrones, ha expresado la urgencia para su conformación.

Los partidos de oposición, en tanto, se han referido a la oportunidad que representa aprobar un verdadero marco legal que combata la corrupción.

 “Que no solamente sean reformas de papel o un discurso que el PRI le permita al PAN y donde los dos se quieran lavar la cara de los actos de corrupción que cometen miembros de su partido”, expuso Lilia Aguilar, diputada por el PT.

Aunado al empantanamiento de las negociaciones del Sistema Nacional Anticorrupción en la Cámara de Diputados, en el Senado se dio carpetazo al nombramiento del nuevo fiscal anticorrupción.


El PAN en la Cámara Alta decidió que no podía realizar el nombramiento en tanto no se otorgaran facultades específicas al fiscal pues, como se establece en la Ley de la Fiscalía General de la República que se encuentra en discusión, el fiscal anticorrupción sería subordinado al fiscal general.

 “Por eso no lo nombramos, si lo hubiéramos nombrado, no tendría facultades ni para sacar copias si no le pide permiso al Procurador General de la República, no podría iniciar una investigación, no tiene policía, no tiene agentes ministeriales, no tiene agentes investigadores; es decir, es un Fiscal decorativo que para poder actuar tiene que pedirle permiso al Procurador General de la República”, expuso Jorge Luis Preciado, coordinador de los senadores del albiazul.

Aunque la convocatoria fue lanzada en los últimos meses del 2014 y fueron entrevistados todos los ciudadanos que se postularon, el Senado decidió declarar desierta la competencia por la falta de consenso en torno a un candidato.


Se prevé que esta semana el Senado emita nuevamente la convocatoria para el nombramiento del fiscal y, según fuentes de la Cámara Alta, se invitará a participar a personalidades de renombre que “inspiren confianza a la ciudadanía”.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: IMELDA GARCÍA.