viernes, 6 de febrero de 2015

No sacan boleto

Los diputados exhibidos por sus costosos viajes al extranjero a costa del erario aseguraron que la adquisición de los boletos no depende de ellos. Una de las implicadas detalló que incluso  en una ocasión ella presentó un presupuesto menor, pero no se le aceptó.

Diputados mostraron su inconformidad por la compra de boletos de avión para viajes internacionales con costos que rebasan los 100 mil pesos, porque su adquisición no depende directamente de ellos.

Incluso, una de las diputadas que viajó con el boleto más caro de todos los que se han adquirido en la Legislatura, presentó una queja ante los órganos de administración de la Cámara baja por la alta cotización del vuelo en el que viajó a Sidney, Australia, en mayo del 2013.

Lourdes Quiñones Canales, diputada del PRI por Durango, envió en octubre del 2013 una carta a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros -de la que Reporte Indigo posee copia- en la que se quejó por el alto costo del boleto cuando ella ya había conseguido una cotización menor.

“Yo solicité que mi viaje fuera vía Santiago de Chile, ruta que en tiempos significaba un ahorro en las horas de viaje, además de que económicamente resultaba por mucho más barata que viajar a Los Ángeles, teniendo ya la reservación, la agencia con la cual contrataron los vuelos la dejó perder obligándome a viajar por Los Ángeles con un costo de 193,040.00, exponiéndonos a los diputados al escrutinio de los medios por el alto costo de los viajes”, escribió la legisladora a Francisco de Jesús de Silva Ruiz, secretario de Servicios Administrativos y Financieros.

Quiñones Canales y su equipo habían conseguido una reservación en poco más de 70 mil pesos para las mismas fechas de viaje. Sin embargo, por la tardanza en la compra del vuelo y por hacerlo a través de una agencia de viajes, el costo se incrementó en más del 175 por ciento.

En respuesta, De Silva remitió la queja a Liliana Rojas Domínguez, directora general de la oficina de Servicios a Diputados, quien respondió, 11 días después, que se hizo una revisión del caso.

“Con relación al viaje hacia Sidney, Australia, le comento que se verificó la opción sugerida y no existía la disponibilidad en la clase autorizada en los Lineamientos”, expone la misiva, en poder de Reporte Indigo.

Rojas Domínguez declinó emitir comentario alguno respecto a la compra de boletos de avión para los legisladores porque “no tiene información que ofrecer”, según personal de su oficina.

Quiñones insistió en que la compra de los boletos de avión cae en el ámbito administrativo de la Cámara Baja y los legisladores no tienen injerencia alguna en las decisiones.

“Ningún diputado, en los vuelos internacionales en los que llevamos la representación del Congreso, compra los boletos. Hay un área aquí en la Cámara de Diputados que los compra, que es de Servicios a Diputados, y ellos son quienes hacen la compra y deciden por dónde nos vamos, en qué línea nos vamos, a qué agencia los compra y ellos son los responsables de que se compren esos vuelos tan caros”, expuso Quiñones en entrevista.

‘Es un costo ridículo’

Junto Lourdes Quiñones Canales, diputada del PRI por Durango, viajó la diputada panista Tania Morgan Navarrete, de Sinaloa. Ambas llevaron la representación de la Cámara de Diputados mexicana al Congreso Mundial de las Familias en Australia.

Morgan Navarrete afirmó que ella no supo sobre el costo del boleto de avión sino hasta meses después y reconoce que se trata de un precio exorbitante para la realización de un viaje.

“Es un costo ridículo, sí es una distancia muy larga pero me imagino que había vuelos más baratos y nosotros no nos enteramos de esos costos porque nosotros no compramos los boletos; pero nunca pensamos que sobrepasara esos límites, pero ahora te aseguro que más de uno ya revisa el costo de los boletos o tratamos de pedirlo”, expresó la diputada panista.

La legisladora sostuvo que ese es el único viaje que le financió la Cámara de Diputados y ha realizado otros dos viajes internacionales para asistir a diversos eventos legislativos, pero ella los ha pagado con sus propios recursos.

Visita al dentista: 60 mil pesos

La diputada Guadalupe Sánchez Centeno viajó a España para participar en la Feria Internacional de Turismo, con dinero del erario por segundo año consecutivo, y sin pertenecer a la Comisión de Turismo, reveló ayer Excélsior.


En agosto, Sánchez Centeno facturó 60 mil pesos al presupuesto del Congreso en favor de su novio un conocido dentista de la ciudad de León.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: IMELDA GARCÍA.