viernes, 13 de febrero de 2015

Las cifras escondidas de los desaparecidos

Un documento interno de la Fiscalía General del Estado, al que Reporte Indigo tuvo acceso, revela desproporción en las cifras de personas sin rastro. Habla de más de 5 mil, y el registro oficial reporta 2 mil desde el 2006


Más de 5 mil personas han desaparecido en Jalisco desde 2006, de acuerdo con información de la propia Fiscalía General del Estado (FGE), lo cual echa abajo la cifra oficial difundida, de 2 mil personas sin rastro en la entidad.

“Tomando en consideración que se hizo llegar por parte de elementos de la policía investigadora las boletas de desaparecidos de los años del 2006 al 2012, las cuales, una vez que se llevó a cabo el fotocopiado y certificación de cada una de las boletas, da un total de 5 mil 136 personas desaparecidas, así como que respecto al conteo de las boletas de desaparecidos, da un total de 4 mil 777, siendo éste el número de averiguaciones previas”.

El párrafo de arriba corresponde a una comunicación interna que en agosto de 2014 envió la funcionaria de la Visitaduría General de la Fiscalía General del Estado, Cynthia Bracamontes Rosales, a altos mandos de la dependencia.


Es en relación con el avance de la averiguación previa 06/2014-V, contra “quien o quienes resulten responsables” por “Delitos cometidos en administración de justicia de otros ramos del poder público”.

La ficha informativa, a la cual Reporte Indigo ha tenido acceso, revela que la cifra de personas desaparecidas en Jalisco sólo en siete años, rebasa las 5 mil, una cantidad que duplica a la que oficialmente el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (Rnped) reportó de Jalisco al cierre de 2014.

Hasta el año pasado, según el Rnped, había 2 mil 139 personas desaparecidas en el estado, un número sólo por debajo de Tamaulipas, con 5 mil 239 casos; Jalisco, según el Registro, es el segundo estado con más desapariciones.

En enero de 2014, el Ministerio Público Visitador abrió una investigación después de la denuncia que presentó Marco Antonio Barrera González, director general de Estadística y Política Criminal, adscrito al Centro de Inteligencia y Comunicación para la Seguridad de la Fiscalía General del Estado de Jalisco.

Según los hechos descritos en el documento, durante el sexenio anterior, el del exgobernador panista Emilio González Márquez, las cifras de desaparecidos en Jalisco fueron un caos.

Barrera González envió al MP una ficha del antecedente de la información sobre personas desaparecidas en Jalisco, que le fue entregado por personal del área que él dirige.

“De los registros extraídos de la base de datos del sistema de captura de averiguaciones previas del Estado, el cual es alimentado por las diversas áreas, se advierten diferencias entre el registro que obra en el Centro Nacional de Planeación, Análisis  e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) y los proporcionados por esta institución”, se lee en el reporte.

2006, el año sin desaparecidos

Varias diligencias hechas por la Fiscalía estatal han arrojado la desproporción y las anomalías en las cifras de desaparecidos en Jalisco. Del 2006, por ejemplo, las autoridades de entonces no enviaron información al Cenapi

En enero del año pasado, las agentes del MP, Violeta Cristina Meza Jiménez y Sara Gabriela Eng Goon, señalaron que los datos proporcionados por el área de estadísticas de la FGE al Cenapi eran incorrectos; el conteo que ellas hicieron era mucho mayor a lo reportado.

El 22 de ese mismo mes y año, el policía investigador César Ulises Ibarra Llamas, quien había reportado 2 mil 105 desaparecidos al Cenapi en la administración estatal pasada, entregó un reporte a la Visitaduría de la FGE.

“Del cual se realizara un conteo dando como resultado: total de 2 mil 232 personas desaparecidas. Lo anterior no concuerda con los datos contabilizados en el CD, disco que fuera hecho llegar por el licenciado Marco Antonio Barrera González.

“Ya que de la suma de cada uno de los archivos comprendidos del año 2007 al 2012, da un total de 4 mil 006 personas desaparecidos, y 3 mil 726 averiguaciones previas, haciéndose mención que en dicho CD no obran datos del año 2006”, según la ficha informativa.

Meses después, el 5 de julio de 2014, el mismo policía declaró que la información que había enviado al Cenapi era con la que se contaba en aquel momento y que en el sistema en el que se registraba a los desaparecidos, sólo se podía poner el nombre de una persona, aun cuando en un mismo caso hubiera varias.

Sobre el año 2006, el agente dijo que no se tenían los datos. Pero el MP le reviró: le dijo que poseía copias certificadas de las boletas levantadas en ese periodo. El policía sólo contestó que no sabía el por qué no se había enviado tal información.

En enero del año pasado, el diario Milenio Jalisco reportó que la anterior Procuraduría General de Justicia del Estado había maquillado las cifras por desapariciones en Jalisco.

Según el rotativo, con base en una solicitud de transparencia, habían ocurrido 9 mil 937 desapariciones, pero que de esas, 8 mil 565 personas habían sido localizadas. Por esos días, la Fiscalía informó al periódico que iba a iniciar una investigación al respecto.

De tal averiguación, el documento consultado por Reporte Indigo describe que un exfuncionario de la antigua Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ), Omar Lenin Luna Osorio, solicitó un amparo que le fue negado, y ha solicitado otro, que aún no se resuelve.

 Luna Osorio ha pedido la protección de las autoridades federales, pues cree que la averiguación previa se encaminó en su contra, aunque en ésta no ha cambiado su calidad de testigo.

Omar Lenin fue coordinador de la PGJEJ cuando está era encabezada por el panista Tomás Coronado Olmos.


No sólo eso: estuvo involucrado en un caso de tortura, como lo documentó la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) en la recomendación 26/2008; era agente del Ministerio Público y encubrió a los oficiales que habían torturado a una persona.

Ni transparencia ni justicia: Fundej

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz ha declarado que los casos de desaparecidos en Jalisco son un problema heredado por su antecesor, Emilio González Márquez.

“Era un trabajo que no se había hecho por los anteriores gobiernos, era un tema que lo cubrieron, lo solaparon, lo encubrieron. Hoy no, hoy se transparenta y estamos actuando con firmeza, con decisión”, dijo el mandatario el 5 de febrero pasado.

La Fundación por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) contestó al mandatario a través de un comunicado: dijo que en los años de su actual administración (2013 y 2014) se han registrado mil 441 desapariciones de las 2 mil 667 que la organización ha documentado con base en cifras oficiales.

“Las familias de los desaparecidos de Jalisco, incluidas las que integran Fundej, no tienen acceso a sus expedientes y no han recibido llamada o notificación alguna sobre algún avance en las investigaciones que la Fiscalía General de Jalisco, a través de la Agencia del Ministerio Público 12/C –especializada en desapariciones-, supuestamente ha emprendido para localizar a sus familiares”, añadió la agrupación.

Con base en información otorgada vía transparencia, el periodista independiente Darwin Franco publicó el 6 de febrero pasado en el portal de noticias Proyecto 10, que en el estado se ha registrado un total de 4 mil 928 personas desaparecidas (2 mil 811 hombres y 2 mil 117 mujeres) desde el sexenio anterior.

De acuerdo con la información obtenida por Franco, en 2013 desaparecieron 703 personas en Jalisco, mientras que en 2014, fueron 738. 


“Resulta interesante saber que en la Agencia del Ministerio Público 12/C especializada en desapariciones, trabajan un total de cuatro investigadores, los cuales, siguiendo los datos oficiales tuvieron que haber resuelto cada uno 871 casos entre los años 2013 y 2014, lo cual contrasta con algunas de las frases que las familias de desaparecidos tienen que oír (…) ‘¿Ya apareció su hijo?’”, señaló el periodista.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: MAURICIO FERRER.