viernes, 20 de febrero de 2015

Baja de crecimiento, inflación de 3% y menos empleo, pronostica Banxico

El Banco de México (Banxico) informó al Senado de la República que debido a un “entorno externo menos favorable”, a la disminución de la producción petrolera y a la debilidad en la demanda interna, el Producto Interno Bruto (PIB) del país registrará una disminución en los pronósticos de su crecimiento para situarse entre 2.5% y 3.5% en 2015, menor al 3 a 4% que pronosticó en diciembre de 2014.

Asimismo, el banco central estimó que este año se registrarán déficits en la balanza comercial de 6 mil millones de dólares y de 28.7 mil millones de dólares en la cuenta corriente, así como un menor número de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Calculó en 3% la inflación en los próximos meses y pronosticó que cerrará en el mismo nivel a finales de año.
Banxico afirmó que decidió disminuir sus previsiones “a causa del deterioro del entorno externo y la evolución de los mercados financieros en México y la caída significativa de los precios del petróleo”.

Sobre la severa disminución del presupuesto público en 2015, anunciada por el gobierno federal, Banxico consideró que se trata de “una medida política adecuada” porque, junto con una política monetaria congruente, “fortalecen los fundamentos de la economía interna y contribuyen a generar un entorno propicio para mayor crecimiento con inflación baja”.

Mayor recaudación en 2014: SAT

Por otra parte, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) envió al Senado su informe sobre ingresos tributarios obtenidos en 2014. Registró un incremento de 6.1%en términos reales en los ingresos tributarios. La recaudación por IVA registró un aumento de 15.2% por la homologación de la tasa general en las fronteras y la eliminación de la tasa cero en productos no alimenticios, mientras que el Impuesto sobre la Renta (ISR), el Impuesto Empresarial de Tasa Unica (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) registraron un descenso de 2.5%.


El SAT informó que el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a “la comida chatarra”, refrescos, combustibles fósiles y carbonos elevó la recaudación a 51.7%.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JENARO VILLAMIL.