martes, 3 de febrero de 2015

Activistas llaman a proponer ideas al gobierno contra la violencia

MÉXICO, D.F: Reducir salarios y prestaciones a servidores públicos, eliminar el fuero constitucional, disminuir financiamiento a los partidos políticos y quitar diputaciones plurinominales son algunas de las propuestas ciudadanas reunidas vía Internet en la campaña “Ya me cansé por eso propongo”.

También crear una estructura policial confiable con incentivos, mejorar la calidad en servicios de educación y salud, formar una fiscalía anticorrupción independiente y una base de datos de ADN para desaparecidos.

Dirigida por colectivos ciudadanos como El Grito Más Fuerte, #Yamecansé, así como la plataforma Sopitas.com y la agrupación Amnistía Internacional, se trata de una iniciativa que a través de la página de internet www.poresopropongo.mx se añade a las marchas y manifestaciones públicas en contra de la situación de “violencia, justicia e impunidad” vivida en México.

En conferencia, académicos, cineastas, escritores, actores, activistas y diseñadores representantes de estas agrupaciones informaron que la campaña surgió en noviembre del año pasado, luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la ya conocida frase que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, pronunció en una conferencia sobre el caso.

La campaña consiste en entrar a la página web mencionada en el apartado “Manda tu postal”, tomarse una foto o subir una imagen, escribir su propuesta sobre lo que el país necesita acompañada de las frases #YaMeCansé #PorEsoPropongo, y enviar la postal.

Además, dijeron que la intención es “generar propuestas ciudadanas por un México mejor”, “hacer visibles las voces de la sociedad mexicana” y “ser parte de la memoria” de la indignación que hoy se vive en el país.

Cada mensaje será impreso en una tarjeta postal. Hasta ahora se llevan poco más de siete mil propuestas y se espera que para el 22 de febrero, fecha límite de recepción, se junten por lo menos 10 mil.

Según la dinámica, los organizadores leerán y expondrán las tarjetas en museos, plazas y otros espacios públicos, entre ellas, la Casa del Ahuizote, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Posteriormente, las clasificarán y el 2 de marzo una comisión hará un resumen con las principales ideas e inquietudes y, junto con las postales, las entregará a los representantes del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, organismos autónomos y partidos políticos, de acuerdo con las dependencias a las que corresponda la petición.

“El priista que llevamos dentro”

En el Museo de la Memoria y la Tolerancia, Sophie Alexander y Daniel Giménez Cacho, integrantes de la agrupación El Grito más Fuerte, presentaron un video que acompaña a esta iniciativa y leyeron un posicionamiento para invitar a los mexicanos a participar en la campaña.

“La solución a esta profunda crisis no saldrá de las instituciones ni bajará de las autoridades, sino será el resultado de la fuerza organizada con que logremos enfrentar a los dueños y administradores de nuestro país”, dijeron.

Décadas de cultura priista, criticaron, “han provocado ignorancia sobre la participación ciudadana y la organización popular que existe no es suficiente. Las instituciones están cerradas para nosotros, no podemos ni siquiera realizar consultas populares y los partidos se representan sólo a sí mismos. La democracia para nosotros sucede sólo el día que el INE nos pregunta por quién vamos a votar”.

Sugirieron promover un cambio cultural para el que “es necesario no solo estar contra, sino acabar con el priista que todos llevamos dentro y que nos convirtamos en sujetos activos, informados y con opinión propia. Tenemos que saber que ningún líder nos va a sacar de esta crisis.

Y se fueron más hondo:

“El priismo se nos ha metido dentro. Es una cultura contra la que aún no hemos triunfado. Es un modo de vivir y hacer política a la que han sucumbido tanto los partidos de izquierda como de derecha. Es una cultura que ha vencido a los sindicatos y a los empresarios, a los jueces y a los militares. Es una cultura que agoniza pero que nos impide avanzar. Es una cultura de sometimiento o la depresión, de la simulación o la demagogia, de la autocensura o la manipulación mediática, de la compra de ideales. Es una cultura enemiga de la democracia y del desarrollo social”.

Francisco Alanís, de Sopitas.com, comentó que su participación es para “encausar la indignación como personas. La política la construimos todos y debemos generar una comunidad solidaria”.

Perseo Rendón Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional México, explicó que la organización contribuirá con ns8 experiencia en la interlocución con el gobierno y los estados para que las propuestas relacionadas con la crisis en los derechos humanos  “lleguen al lugar adecuado y tengan eco”.

Y agregó: Llevamos 50 años luchando por los derechos humanos, podemos aguantar otros 200. Nos vamos a movilizar hasta que nos escuchen, tarde lo que tarde, dure lo que dure”.


Los organizadores llamaron a los mexicanos a participar en la iniciativa e invitar a más personas a través de las redes sociales a que hagan lo mismo.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: SARA PANTOJA.