lunes, 12 de enero de 2015

El gran deudor de la Federación

Por fondos mal ejercidos, el Gobierno Estatal tiene reembolsos pendientes con el gobierno central por más de 5 mil millones de pesos. Los desvíos y corruptelas han costado muy caro a sus habitantes: más de mil 192 millones de pesos.

Los malos manejos y los desvíos en el ejercicio de los fondos federales que han sido confiados al Gobierno de Jalisco han generado un adeudo estatal multimillonario: hoy en día, la entidad debe 5 mil 450 millones 231 mil pesos a la Federación. 

Y no es más que una suma de todos esos recursos federales que al haber sido aplicados irregularmente por el Gobierno del Estado –y en una menor medida por Ayuntamientos–, ahora deben ser devueltos a la Federación, lo que ha creado esta especie de deuda paralela o disimulada, que tendrá que ser subsanada tarde o temprano.

Estos datos han sido actualizados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), encargada tanto de fiscalizar el uso de los fondos transferidos a Jalisco  y el resto de los estados, como de verificar que sus gobiernos cumplan con el reembolso de los que fueron mal gastados –formalmente las llama “recuperaciones”–.  

Jalisco debe así más que otros estados como Nuevo León, cuya deuda es de mil 786.6 millones de pesos, y el Estado de México, que tiene que reembolsar 778.5 millones de pesos (mdp).

Los más de 5 mil millones de pesos que el Gobierno de Jalisco no ha regresado a la Federación representan una cantidad importante para sus finanzas. Equivale, por ejemplo, a una tercera parte de su deuda total directa a diciembre pasado: 16 mil 243 millones 273 mil 206 pesos. 

Si a sus empréstitos oficiales se les sumara lo que también debe al Gobierno Federal en este momento, su déficit se acercaría entonces a los 22 mil mdp. 

Los montos pendientes de reintegro a la Federación están en ese estatus tras no haber sido aclarados en su destino por el Estado, y corresponden al menos a 11 fondos distintos que tenían objetivos vitales como la salud pública, educación, infraestructura, seguridad pública y la atención de habitantes en rezago social y pobreza extrema durante el sexenio pasado.

En concreto, además del Seguro Popular, los otros fondos con sumas a retornar son: 

El Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

Además, el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), y Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE).  

Y otros con injerencia municipal, como el Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), Subsidio para la Seguridad Pública Municipal (Subsemun), y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal (Fortamun). 

Pierden millones por corrupción

Luego de que la ASF hace sus observaciones anuales sobre el gasto de los fondos federales, Jalisco y los estados tienen dos alternativas: aclarar esos señalamientos surgidos de la fiscalización o retornar a la Federación los montos mal aplicados y clasificados como recuperaciones. 

Esto ha hecho que las irregularidades cometidas por el Gobierno Estatal y los Ayuntamientos con estos recursos hayan costado muy caro a los jaliscienses.

Del año 2000 al 2012 el Ejecutivo ha tenido que devolver a la Federación mil 192 millones 117 mil 500 pesos porque los ejerció indebidamente y no pudo justificarlos.

La gran mayoría de estos recursos –el 90 por ciento– se regresó en la gestión del exgobernador panista, Emilio González Márquez (entre 2007 y 2012): mil 73 millones 881 mil 500 pesos. 

Los reembolsos se dieron de esta forma: en 2007, 187 millones 228 mil 400 pesos; 2008, 211 millones 699 mil 600 pesos; en 2009, 396 millones 839 mil 200 pesos; 2010, 132 millones 838 mil 400 pesos; 2011, 74 millones 498 mil 400 pesos, y en 2012, 70 millones 777 mil 500 pesos. 

Con un monto del tamaño del que el gobierno de González Márquez tuvo que restituir a la Federación, alcanzó, por ejemplo, para la pavimentación con concreto hidráulico de 33 avenidas en Guadalajara en la gestión 2010 a 2012. 

Pero en esto no hay sólo responsabilidad estatal. Los malos manejos municipales también cuentan. 

El fondo con más devoluciones hechas -127 millones de pesos- es el FISM, para infraestructura social y que tiene injerencia municipal en su gasto.

Lo mismo que el tercer lugar, el Fortamun -65.7 mdp-; y el séptimo, Subsemun, esencial para las Policías municipales (se utiliza para equipo, instalaciones, vehículos, capacitación, depuración, entre otras cosas) pero del cual se han retornado 38.1 mdp por las irregularidades en su uso. 

El segundo fondo con más reintegros es el FAFEF (77.4 mdp), con múltiples fines para el Estado como infraestructura física e hidro-agrícola; el cuarto, FISE (63.4 mdp) para obra social.

Con pasado emilista

Los más de 5 mil 450 millones de pesos que el Gobierno estatal debe restituir a la Federación tienen que ver aún con responsabilidades de la gestión panista pasada, pues se generaron en los años 2009 (1.6 mdp), 2010 (875.2 mdp), 2011 (843.4 mdp) y 2012 (3 mil 730 mdp).

Debido a que el fondo peor administrado por los panistas fue el Seguro Popular, a ese se debe el 57 por ciento de todo lo que el Ejecutivo estatal debe regresar: 3 mil 118 millones 835 mil pesos. 

La pasada gestión heredó observaciones sobre el Seguro Popular por 3 mil 310 millones 75 mil pesos, solo se ha podido aclarar en su gasto un minúsculo 5 por ciento (166 millones 721 mil 500 pesos). 


El siguiente fondo con más devoluciones pendientes es el FAEB –para la educación– con mil 52 millones 360 mil 500 pesos, que es el 19 por ciento de todo lo que se debe retornar.

El gobierno anterior recibió observaciones en su uso por 3 mil 975 millones 165 mil 200 pesos; sólo solventó el 72 por ciento (2 mil 862 millones 444 mil 900 pesos). 

Los otros tres fondos con los que se conjunta el 90 por ciento de todo el dinero a reintegrar son: FASSA, 498 millones 397 mil 300 pesos; FAM, 186 millones 41 mil 500 pesos y FISM, 57 millones 867 mil 900 pesos. 

Hasta este año se conocerán  las auditorías al Seguro Popular ya bajo las riendas de los priistas en el gobierno de Jalisco, y entonces se sabrá si el manejo de su actual titular, Antonio Cruces Mada, ha sido más aseado, pues esa bolsa supera los 3 mil millones de pesos.


También es cierto que el Gobierno estatal ha podido subsanar una enorme cantidad de observaciones de la ASF, que de 2000 a 2012 dictó recuperaciones por 83 mil 512.7 MDP, pero se aclararon 76 mil 870.4 MDP: el 92 por ciento.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: LUIS HERRERA.