lunes, 12 de enero de 2015

El amigo de los delegados

Luis Molleda Cámara, el proveedor que prestó la camioneta que chocó el delegado Jesús Valencia, también tiene contratos en otras demarcaciones. Algunos rivales en negocios detallan que le gusta consentir a los funcionarios.

Luis Molleda Cámara es el empresario detrás del escándalo que enfrenta el delegado en Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán. 

Él es el  verdadero dueño de la camioneta que chocó el perredista, es también propietario de Amexire y la cabeza de un grupo de empresas que hace millonarios negocios con el Gobierno del Distrito Federal (GDF).

El tabasqueño comercializa todo tipo de productos y servicios a través de empresas que han logrado filtrarse a los principales padrones de proveedores de las delegaciones y el gobierno central.

Y aunque su nombre no aparece necesariamente en las transacciones que ejecuta con servidores públicos del DF y del país, es quien controla los contratos que ejecutan las empresas Amexire, Nylex, Amcat Group y Grupo Brac.

Empezó como vendedor de textiles y, al cabo de los años con los gobiernos del PRD en la ciudad, se diversificó como vendedor de uniformes, juegos infantiles, obra pública y equipamiento urbano.

Uniformes inteligentes: el primer negociazo

Al amparo de Marcelo Ebrard Casaubón como jefe de la policía del Distrito Federal, este empresario tabasqueño comenzó a cobrar fuerza cuando se gestó el millonario proyecto para dotar de uniformes inteligentes e infalsificables a los elementos preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

La idea que iba de la mano de un millonario negocio fue anunciada por Marcelo Ebrard, quien se comprometió a invertir más de 80 millones de pesos en la indumentaria policiaca, que entre otras cualidades tendrían un chip integrado que personalizaría las prendas de cada policía.

Para concretar el negocio en aquellos años, sumaron capital las empresas Vázquez y de la Vega, de Alejandro Vera, Grupo Vismar, de Mario Siller, y Luis Molleda con la empresa de textiles.

Uno de los proveedores comenzó la importación de los chips que fueron adquiridos a Texas Instruments.

Sin embargo el negocio se vino abajo, relata uno de los empresarios involucrados en este negocio, porque otro de los participantes optó por adquirir los chips en China, lo que de inmediato derivó en reclamos por parte de la Secretaría de Seguridad Pública local.

El negocio fue uno de los primeros, pero no el último para Luis Molleda Cámara, cuyo nombre aparece en la listas de proveedores de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina con la empresa Nylex S.A. de C.V.

Comercializa de todo

Aunque el nombre de Luis Francisco Molleda Cámara saltó a la luz pública luego de que Jesús Valencia chocó la camioneta Jeep Grand Cherokee de su propiedad, el pasado 19 de diciembre, Amexire tiene contratos ganados en diversas delegaciones de la Ciudad de México.

Marisela Contreras Julián, jefa delegacional en Tlalpan, es otra de los servidores públicos que entregó contrato a Amexire en el 2014, así consta en el documento DT-2014-081-ADQ para la adquisición de material de construcción.

En dicho contrato queda manifiesto los múltiples giros que abarca Amexire y que le permiten a Luis Molleda proveer a sus clientes, ya sea a través de ésta o de Nylex, Amcat Group o Grupo Brac.

Según el documento, Amexire tiene por objeto “compra, venta, distribución, comercialización, importación, exportación de mobiliario urbano, juegos y artículos para parques públicos, equipo educacional y recreativo, parques de diversiones, canchas deportivas, señalamientos, productos viales, mobiliario de cualquier tipo, material eléctrico, luminarios e iluminación pública,  urbana, industrial, residencial”.

Además de ferretería, maquinaria, aceros, láminas, tubos, pinturas, lacas, tintas, materiales para construcción, pisos, páneles, madera, productos de limpieza, calzado, blindajes, equipos de protección, chalecos antibalas, medicamentos y productos para la salud, entre otros muchos artículos y servicios.

Dada la “naturaleza” de Amexire como comercializadora, también ha recibido contratos del jefe delegacional de Coyoacán, Mauricio Toledo, por más de 800 mil pesos por concepto de comprar de artículos de oficina.

También aparece como participante continuo en las licitaciones que realizó el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) para la adquisición de diversos materiales requeridos para las áreas técnicas.

Entre regalos y préstamos 

“Luis Molleda es mi amigo y sí, también es proveedor de la delegación. Él es mi amigo desde hace ocho años, desde que yo estaba al frente del DIF-DF”, reconoció el jefe delegacional de Iztapalapa en entrevista con Reporte Indigo.

Y desde ahí, los contratos de Amexire con la delegación Iztapalapa comenzaron a hacerse públicos.

Uno de los que entregó Jesús Valencia al empresario tabasqueño es el que tiene que ver con los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), el contrato IZTP/DGA/LPN/311/2014 de agosto pasado para la ejecución de diversas obras en la demarcación, por un monto mínimo de 19 millones de pesos y monto máximo de 48 millones de pesos.

Las obras que desarrolló Amexire con recursos del FAIS supuestamente se aplicaron a las colonias Emiliano Zapata, Ampliación La Polvorilla, Tenorios, Santa María Aztahuacán y los barrios San Antonio, San Ignacio y Santa Bárbara.

También, Buenavista I y II, Cabeza de Juárez, Degollado, Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, La Magueyera, Lomas de Zaragoza, San Miguel Teotongo y Zona urbana Ejidal Santa Martha Acatitla, entre otros.


Justo para esclarecer el uso de estos recursos, los propios diputados del PRD en la Cámara de Diputados pidieron la invención de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a fin de que revisen a fondo los contratos destinados a dicha empresa.

El amigo y proveedor de Jesús Valencia despacha desde su oficinas ubicadas en Romero de Terreros, colonia Del Valle, en la delegación panista de Benito Juárez, que es el domicilio reportado por las empresas NYLEX S.A de C.V., cuyo giro es la fabricación, distribución e importación de todo tipo de ropa y de Grupo Brac, dedicada a la compra de telas en general.

Empresarios que forman parte de las firmas que venden diversos productos de manera continua al GDF y las delegaciones, señalan a Luis Moyeda Cámara como uno de los proveedores favoritos de los delegados, a quienes gusta de seducir con “prestamos” ostentosos, como la camioneta del año Grand Cheroke que chocó el delegado Jesús Valencia.


“Es la manera de consentirlos que tiene Luis”, comentaron entre risas otros empresarios, adversarios de negocios del tabasqueño.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ICELA LAGUNAS.