jueves, 15 de enero de 2015

Cuartel por cuartel

El Gobierno accedió a la demanda de los padres de los normalistas desaparecidos y permitirá su ingreso a bases militares.

Para los padres de los estudiantes desaparecidos, otra etapa en la búsqueda de sus hijos acaba de comenzar. 

Después de que esta semana contingentes de padres, apoyados por estudiantes y sindicalistas, demandaran poder buscar a los jóvenes dentro de cuarteles militares, el Gobierno federal accedió y prometió abrir las puertas de las instalaciones castrenses. 

No obstante, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, consideró ayer que hay un “interés de querer involucrar a nuestro ejército y a nuestras fuerzas federales en los hechos” y recalcó que el Gobierno federal “rechaza categóricamente los señalamientos que sin sustento se han hecho a nuestras fuerzas armadas”.

El anuncio ocurrió después de que el lunes un grupo de padres y simpatizantes se confrontaron con policías militares cuando intentaron irrumpir en una base castrense en la ciudad guerrerense de Iguala. 

‘No es un favor’

Por su parte, Felipe de la Cruz, vocero de los padres, comentó ayer en Radio Fórmula que el hecho que el Ejército abra los cuarteles militares no es un favor de las fuerzas castrenses, sino una exigencia de los padres de los desaparecidos.


De la Cruz aclaró que la intención de los familiares “es buscar en todos los cuarteles del país”, no sólo en los del estado sureño de Guerrero, donde desaparecieron los jóvenes.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: STAFF