viernes, 30 de enero de 2015

Café para el PAN

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero y el senador Javier Lozano se dieron un abrazo luego de la inauguración de la reunión plenaria en Los Cabos. Luego de sus declaraciones, los blanquiazules prometieron ‘tomarse un café’ para limar sus diferencias

Gustavo Madero y Javier Lozano fumaron la pipa de la paz en la plenaria de los senadores en Los Cabos.

El presidente nacional del PAN y el senador del albiazul se dieron un abrazo luego de la inauguración de la reunión de los legisladores de Acción Nacional y prometieron “tomarse un café” para cerrar los reclamos por sus diferencias.

Javier Lozano ha expresado críticas hacia la presidencia de Gustavo Madero en Acción Nacional y, por ello, Juan Molinar Horcasitas solicitó que se comenzara un proceso de sanción contra el legislador, que podría incluir hasta su expulsión del partido.

Madero, sin embargo, dijo que la libertad de expresión de los militantes está garantizada y que se debe privilegiar la unidad por sobre las diferencias.

“Con todos voy a hablar y siempre privilegiando el respeto a las diferencias pero también el respeto al trato de las personas, siempre hacerlo en el marco de la dignidad de las personas.

“La libertad de expresión es intocable, esa hay que defenderla siempre. Lo que hay que también es buscar que se cumpla con todos los reglamentos y los estatutos en todo momento”, expuso el dirigente en entrevista.

Madero afirmó que en su partido no hay amargura, y que debe trabajarse por la unidad en beneficio de los candidatos que competirán en las próximas elecciones.

Luego de estrechar la mano de Madero, el senador Lozano afirmó que le bajará “muchas rayitas” a sus declaraciones y no hablará más del tema de sus diferencias con el dirigente nacional aunque, dijo, espera que no le den motivos para hacerlo.

“Que eso no signifique que cuando se advierta que algo está mal, no se nos permita hablar. Yo creo que en un partido que promueve y defiende las libertades y la dignidad humana, lo menos que debe haber es respetar la opinión de sus militantes.

“Mucho me critican que yo estaba en el PRI, pero precisamente por haber estado en el PRI y haber tomado la decisión hace 10 años de cambiarme al PAN es porque vi una opción diferente, vi un instituto político distinto y distinguible, que era un referente de moral y ético en la política. Y de pronto me encuentro con prácticas del PRI del que salí corriendo, por eso es que levanto la voz.”, consideró Lozano.

Dijo estar en la mejor disposición de que las diferencias con Madero queden atrás y dijo esperar que se detenga el proceso sancionador en su contra, que analizará la Comisión de Orden del partido.

“Tampoco se vale simplemente estar de pleito y no tener el ánimo conciliador. Pero que también se den cuenta de que yo con amenazas no funciono, que yo funciono mejor con el diálogo, con el respeto y así sí jalo”, expresó Lozano.


El legislador comentó que llamará al líder nacional de su partido a que tengan un mejor desempeño en los trabajos del Congreso de la Unión y no solamente en el proceso electoral.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: REDACCIÓN.