lunes, 5 de enero de 2015

Alfredo Castillo, un año en Michoacán y la violencia, aunque él lo niega, persiste

Ciudad de México, 4 de enero: Alfredo Castillo Cervantes, el Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, y según sus críticos “Virrey del estado”, insistió esta semana en calificar los actos de violencia que se registraron el pasado 16 de diciembre como un pleito entre Hipólito Mora Chávez y Luis Antonio Torres, mejor conocido como “El Americano”.

“Lo que estamos viviendo ahorita ya no es un tema de seguridad pública, es un tema de conflictividad social”, consideró Castillo Cervantes el martes pasado, luego de que los implicados en la balacera en La Ruana, que dejó un saldo de 11 muertos, se entregaran a las autoridades.

Lejos de reconocer que la entidad la violencia sigue presente, y que incluso se ha recrudecido, el Comisionado federal designado en enero de 2014 por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, negó que lo sucedido sea un tema de seguridad e incluso aseguró que Michoacán “está construyendo su futuro”, y presumió que haber logrado que los participantes en la balacera se entregaran sin un solo disparo, algo que habría sido imposible hace un año.

Sin embargo, el Comisionado celebró antes de tiempo, pues aún faltan 19 personas, todas pertenecientes al grupo de “El Americano”, por entregarse a a las autoridades.

El 15 de enero de 2014, el Gobierno federal envió a Alfredo Castillo a Michoacán para recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones de procuración de justicia, además de legalizar e integrar a los grupos de Autodefensa que surgieron en la entidad en una Fuerza Rural.

Desde el 28 de abril pasado, Castillo anunció la desmovilización y desarme de las autodefensas que habían surgido en el estado debido a la violencia. El 10 de mayo se presentó en su lugar, la llamada Fuerza Rural, conformada por ex comunitarios.

Pese a la creación de la figura del Comisionado y la regularización de las autodefensas, la violencia y el terror no se han ido de ese estado.

Por ello, el pasado 14 de diciembre personas, algunas de ellas armadas, quienes se identificaron como autodefensas realizaron varios bloqueos y manifestaciones el domingo pasado en distintos municipios de Michoacán, para exigirle a los tres niveles de gobierno que detengan a los integrantes del cártel de Los Caballeros Templarios.
Además amenazaron con volver a tomar las armas ante la falta de resultados de las autoridades.

En un comunicado por video, el vocero de las autodefensas, Jorge Vázquez, aseguró que rompieron sus relaciones con el gobierno estatal y federal y con el comisionado Alfredo Castillo. “Han resurgido las autodefensas”, fue el grito de guerra de los civiles armados.

Días después, el 16 de diciembre, en La Ruana se registró un enfrentamiento que dejó un saldo de 11 muertos, luego de una balacera que se prolongó durante al menos seis horas. El pasado martes, Castillo Cervantes advirtió que si Hipólito Mora y Luis Antonio Torres, alias “El Americano”, no declaraban antes de terminar la semana frente a las autoridades, las Fuerzas Armadas intervendrían en su búsqueda.

Luego del enfrentamiento que tuvo lugar ese martes, Alfredo Castillo dio como plazo lo que restaba de esa semana, a Hipólito Mora y a “El Americano” a que se entregaran a las autoridades, junto con las personas que habían participado en la balacera. De lo contrario, advirtió el Comisionado, las fuerzas de seguridad intervendrían.

Hipólito Mora Chávez, fundador de las autodefensas michoacanas, junto con 26 de sus hombres, fue detenido el sábado 27 de diciembre, por la tarde en el municipio de Buenavista Tomatlán, y trasladado al penal “David Franco Rodríguez”, conocido como Mil Cumbres, por el enfrentamiento en La Ruana. En tanto, el grupo de “El Americano”, quien también participó en la balacera, realizó desde la madrugada de ese mismo día un bloqueo en Buenavista contra las órdenes de aprehensión.

Mora Chávez había adelantado desde un día antes que se presentaría con “sus muchachos” ante la autoridad.

Aseguró en Noticias MVS: “No necesitan venir y esposarme o llevarme por la fuerza, estamos esperando ir a presentarnos y lo haremos con gusto para ayudar al Gobierno a que haga su trabajo, y detengan a las personas que no se presenten”.

Además dijo que su grupo sólo disparó al aire para que el grupo de Luis Antonio Torres, no se acercara, “nosotros somos inocentes, por eso no tenemos miedo de presentarnos ante un juez, y Alfredo Castillo tiene toda la información, dejaremos que un juez decida”.

Posteriormente la mañana del 30 de diciembre, “El Americano” y otras nueve personas al Procurador de Michoacán, Martín Godoy Castro, por el enfrentamiento.
Los diez detenidos también fueron trasladados al penal de “Mil Cumbres”.

Horas después, Castillo presumió que la mayoría de los involucrados se hubieran entregado de forma voluntaria además negó que el conflicto con las Fuerzas Rurales de Tierra Caliente, en Michoacán, sea “un tema de seguridad pública” sino de ”conflictividad social”.

En conferencia de prensa, Castillo Cervantes aseguró que “Michoacán está construyendo su futuro, lo logrado el día de hoy [el martes 30 de diciembre] hace un año hubiera sido impensable. Hemos logrado que sin un solo disparo estas personas se sometan a los tribunales”.

Sobre la balacera en La Ruana, reconoció que hubo una división interna entre los miembros de las ex autodefensas que derivó en el enfrentamiento, y destacó que en Michoacán “lo que estamos viviendo ya no es un tema de seguridad pública, es un tema de conflictividad social”.

Por otra parte, la Diputada local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Selene Vázquez Alatorre, explicó que la entidad perdió su soberanía desde que el gobierno federal designó a Alfredo Castillo Cervantes como Comisionado especial para la región, “el Estado de Derecho en Michoacán está absolutamente roto, porque aquí hay un virrey que es plenipotenciario, que está encima de todos los poderes”, remató.

Diversos sectores, además del político, están inconformes ante el fracaso manifiesto del Comisionado Castillo, quien no ha cumplido con las de por sí precarias expectativas de dar paz y tranquilidad a la entidad, y mucho menos ha detenido al líder del Cártel de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, quien se ha convertido en un capo escurridizo, aun cuando constantemente figura en videos y mensajes expuestos abiertamente a través de las redes sociales.


Desde su llegada a Michoacán como Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de la entidad, Alfredo Castillo Cervantes ha tomado uno de los papeles más importantes de la administración del gobierno michoacano, incluso por encima del actual Gobernador, Salvador Jara Guerrero, quien fue designado luego de que Fausto Vallejo Figueroa dejara ese cargo, sin embargo poco han sido sus resultados.

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: REDACCIÓN.
LINK: http://www.sinembargo.mx/04-01-2015/1206894.