miércoles, 28 de enero de 2015

A Lozano... por lo sano

En el seno de la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN se prepara la discusión de una solicitud de expulsión que presentará Juan Molinar Horcasitas. En ella se acusa a  Javier Lozano de atacar ‘sistemáticamente’ a la dirigencia del blanquiazul.

La guerra en el Partido Acción Nacional (PAN) entre maderistas y calderonistas podría alcanzar su clímax, de aprobarse una solicitud de expulsión en contra del senador Javier Lozano Alarcón por sus declaraciones vertidas en contra de Gustavo Madero, presidente nacional del blanquiazul.

En el seno de la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN, máximo órgano de decisión del partido, se prepara la discusión de una solicitud de expulsión que presentará Juan Molinar Horcasitas, en la que se acusa a Lozano de atacar “sistemáticamente” a la dirigencia del blanquiazul.

En la solicitud, documento en poder de Reporte Índigo, Molinar Horcasitas argumenta que con sus declaraciones, Javier Lozano viola los estatutos del PAN que se obligó a cumplir cuando se afilió al partido y con ello causa un daño a ese instituto político.

 “Pido se acuerde, por parte de esta Comisión Permanente, la expulsión del C. Javier Lozano Alarcón, senador de la República, debido a que de forma reiterada y con gravedad, en tiempos electorales y en tiempos no electorales a través de diversos medios, atacando (sic) de palabra las decisiones fundamentales de Acción Nacional, en particular en contra de la Dirigencia y de diversos planes y programas del Partido, pero nunca bajo los causes (sic) legales, electorales o medios internos para dirimir controversias”, expone el texto de la solicitud.

Molinar Horcasitas señala que Lozano nunca ha establecido una acción interna, como una queja o un recurso de inconformidad, para pronunciarse contra las decisiones tomadas por los órganos internos del partido.

“Todo lo ha hecho hacia el exterior, hacia lo público, queriendo dañar, presumiblemente con premeditación, la imagen del Partido Acción Nacional y de sus dirigentes, violando consecutivamente la obligación que estatutariamente adquirió como militante”, expone la solicitud de sanción.

Javier Lozano ha expresado en reiteradas ocasiones su rechazo a la decisión de Gustavo Madero de, primero, abandonar la presidencia nacional del partido para buscar la candidatura a una diputación federal y, después, de regresar a la dirección del PAN.

También ha expresado sus críticas por propuestas como el aumento al salario mínimo; y a decisiones partidarias, como negar una candidatura plurinonimal para una diputación federal a Margarita Zavala.

“Es una burla, me salí del partido de Madrazo para caer en el partido de Madero, es asqueroso”.

“Después de tantas heridas, se da el lujo de decir ‘me bajo’ y se va a buscar una plurinominal porque además es tan huevón que ni siquiera va por elección directa”.

“Luego va a querer ser coordinador de la bancada en San Lázaro, el candidato a la Presidencia y luego Papa; de veras, ya se le pasó la mano”, son algunas de las declaraciones de Javier Lozano por las que ahora Juan Molinar solicita su expulsión del blanquiazul.

Lozano es senador de la República por el PAN y representa al estado de Puebla.

Varios cargos

Antes de pertenecer a Acción Nacional, formó parte del PRI y ocupó varios cargos en las administraciones de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo. Incluso, fue vocero del tricolor y cuando Francisco Labastida fue candidato a la Presidencia de la República, en el 2000, Lozano buscaba una diputación federal.

En el 2005, Lozano renunció al PRI y para el 2006 ya formaba parte del gabinete presidencial de Felipe Calderón como secretario del Trabajo y Previsión Social. En el 2007 se afilió al PAN y en el 2012 se convirtió en senador por ese partido.

Lozano compartió un lugar en el gabinete presidencial de Felipe Calderón con Juan Molinar Horcasitas, quien fue director del IMSS y luego secretario de Comunicaciones y Transportes.

Sin embargo, en el 2011, Molinar rompió con Calderón y se unió al equipo de Gustavo Madero, de quien es ahora uno de sus colaboradores más cercanos. Hoy día es director de la Fundación Rafael Preciado y miembro de la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN.

En la solicitud de expulsión, Molinar Horcasitas refiere que el asunto no debe ser visto como un asunto de libertad de expresión, sino desde el ámbito disciplinario y de lealtad al partido.

“El hoy Senador de la República ha llevado a cabo diversas manifestaciones de palabra que ponen en riesgo la buena fama de nuestro Partido, atacando de forma directa, ante los medios de comunicación y ante la sociedad mexicana, los principios y programas del Partido, así como a la Dirigencia Nacional”, expone el recurso.

Molinar destaca que, con su actitud y declaraciones, Lozano ha violado el artículo 12 de los Estatutos Generales del PAN, donde se obliga a salvaguardar “la buena fama pública del Partido, de sus dirigentes y de sus militantes” y “el ataque de hecho o de palabra a los principios, programas y a la dirigencia del Partido” se encuentra como supuesto para una sanción en el Reglamento de Aplicación de Sanciones de Acción Nacional.

En la solicitud, Molinar refiere que Javier Lozano ocupó un cargo en el gabinete presidencial del panista Felipe Calderón, es senador del PAN, fue considerado como aspirante a la candidatura del albiazul para la Presidencia de la República, lo que le da gran impacto a sus declaraciones.

 “El ejercicio de esos niveles tan relevantes y la exposición a grandes audiencias, tanto en la comunidad panista como ante toda la sociedad mexicana, conllevan a que sus actividades y palabras tengan un gran impacto y relevancia ante la ciudadanía y, por tanto, los ataques realizados en contra del partido y su dirigencia resultan determinantes ante la opinión pública”, argumenta Molinar.


Como pruebas, Molinar presenta más de 25 notas periodísticas y entrevistas, con fechas entre junio del 2014 y enero del 2015, en las que se plasmaron las declaraciones de Lozano en contra de Gustavo Madero.

El documento refiere que Lozano ya fue amonestado el 3 de marzo del 2014 por el Comité Directivo Estatal de Puebla, estado que representa en el Congreso, por los ataques a la dirigencia nacional del partido.

Será la Comisión de Orden del PAN la que determine cuál es la sanción que podría imponer a Lozano a partir del proceso que se inicie, con la solicitud de Molinar Horcasitas.

Las acusaciones

Juan Molinar Horcasitas utiliza como argumento algunas frases dichas por Javier Lozano, con las que asegura que ataca “sistemáticamente” al partido:

“Es una burla, me salí del partido de Madrazo para caer en el partido de Madero, es asqueroso”.

“Después de tantas heridas, se da el lujo de decir ‘me bajo’ y se va a buscar una plurinominal porque además es tan huevón que ni siquiera va por elección directa”.

(Sobre Madero): “Vulgar, ambicioso, mezquino”.

“Se subió a un ladrillo y se mareó, es una ambición desmedida, se parece a Roberto Madrazo, así de ambicioso”.

“Luego va a querer ser coordinador de la bancada en San Lázaro, el candidato a la Presidencia y luego Papa; de veras, ya se le pasó la mano”.


“En serio regresa @GustavoMadero como Presidente y @RicardoAnayaC coordinará a @diputadospan? #PobrePAN y #PobrePaís. Ah, y #NoTienenMadre”.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: IMELDA GARCÍA.