miércoles, 10 de diciembre de 2014

Se gesta movimiento de enfermeras, trabajadores sociales y terapistas

Rechazan no ser reconocidos ni en categoría ni en salario.


Las áreas de enfermería, trabajo social y terapia física de diferentes instituciones federales y estatales están conformando un movimiento nacional de protesta por las condiciones laborales que enfrentan. En particular por la pretensión y/o aceptación de la Secretaría de Salud (Ssa) de restringir la profesionalización de las enfermeras y no reconocer, ni en categoría ni salario, sus grados académicos de licenciatura y posgrado.

El miércoles pasado, los trabajadores de los sectores afectados dieron muestra de la fuerza que toma su movimiento con una marcha que salió del Hospital General de México y llegó a la sede de la Ssa. Los organizadores estimaron en alrededor de 10 mil la cantidad de participantes.

Lo cierto es que al final del recorrido fueron recibidos por funcionarios del área de Recursos Humanos: Isabel Gómez y Efraín García, entre ellos, quienes se comprometieron a que el próximo miércoles 10 de diciembre se volverán a reunir con los empleados, pero ahora con la asistencia de al menos un representante de las otras instituciones: los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y del Gobierno del Distrito Federal para instalar una mesa de negociación.


El objetivo es resolver para cada una de las dependencias, las precarias condiciones laborales de enfermeras, trabajadoras sociales y terapistas. Los de la Ssa –iniciadores del movimiento– insistirán en la revocación de la convocatoria 2014 de profesionalización que acota las opciones de ascenso del personal. De hecho, cancela la posibilidad de que subir de categoría escalafonaria. Sólo reconoce la formación de nivel técnico.

La Ssa ha señalado que la medida se tomó por disposición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Algunos de los afectados resaltaron que el programa de la Ssa vigente desde 2006 es el único que existía para reconocer la formación académica del personal.

Por eso, ante la protesta de los trabajadores federales se han sumado las demandas de los de otras instituciones y varios estados de la República, los cuales convocan a otra movilización el próximo miércoles a partir de las 16 horas en la Estela de Luz para acompañar a sus representantes que acudirán al encuentro con las autoridades.

De igual forma, plantean la realización de un encuentro nacional para el 13 diciembre y una gran marcha el próximo 6 de enero, cuando se celebra el Día de la Enfermera.

Y es que los pendientes son muchos, dicen. En la red de hospitales dependientes del gobierno capitalino, por ejemplo, lo único que han logrado es el pago de un estímulo quincenal de 300 pesos para el área de enfermería.


La lucha de los trabajadores dio inicio en septiembre pasado y deberá beneficiar a las enfermeras generales técnicas que representan 80 por ciento del total, a fin de que también vean mejorías en sus percepciones y en cualquier caso se les reconozca como enfermeras y no como promotoras de salud, como se les contrata con frecuencia, dijeron.

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Ángeles Cruz Martínez