miércoles, 10 de diciembre de 2014

México vive los síntomas de su enfermedad: Pérez Reverte

"La revolución que antes era de esperanza se ha vuelto de rencor, de desesperanza y eso es muy triste", dijo el periodista y escritor.

México es una enfermedad vieja, lo que actualmente acontece son síntomas, “llevo viniendo a México desde hace casi 30 años y lo he visto moverse en distintas etapas, México ya es todo el mundo, España es igual, también en España se están destapando muchas cosas, antes había una gente que estaba a salvo, las estructuras del Estado mantenían esa distancia. Ahora con internet, Twitter, con las redes sociales se ha terminado la impunidad, ahora ya es muy difícil mantener el silencio”, señaló Arturo Pérez Reverte, autor de “El tango de la guardia vieja” y “El francotirador paciente”, libros sobre los que también habló.

En entrevista para Aristegui CNN, comentó que “la revolución que antes era de esperanza se ha vuelto de rencor, de desesperanza y eso es muy triste y muy peligroso porque deja muy poco futuro, me temo que el siglo XXI que nos espera tanto en México como en España, como lo que llamamos occidente o la cultura que compartimos, va a ser de crujidos muy graves y sin esperanza”.

Explicó que “la utopía se terminó, ya no hay ingenuos, ya ni los niños son ingenuos, eso ya pasó, la utopía se terminó, solamente los tontos o los ignorantes creen en las utopías, sabemos que el mundo va a ser de los malos, la única diferencia es que ahora los malos van a sangrar con más facilidad, el malo está menos a salvo”.

“Yo más que fe creo en los analgésicos, creo en las cosas que no quitan las causas pero ayudan a soportar el dolor, yo creo que palabras como cultura, como compasión, caridad, solidaridad, fraternidad, lealtad, dignidad, son palabras que ayudan a soportarlo”, dijo.

Agregó que “no van a hacer el mundo mejor pero van ayudar a soportar el mundo malo, creo que el hombre decente y digno tiene eso como refugio, mientras esas aspirinas sigan circulando entre la humanidad, haya un maestro que crea que educar a un niño del colegio va a ser un ciudadano digno y responsable y mientras eso siga, aunque no se gane la batalla, siempre habrá dignos combates aunque se pierdan al final, el hombre está en el mundo para perder, ese es mi consuelo”.

Además señaló que “el ciudadano ha sido secuestrado, ha sido apartado de la cultura y el criterio y es un ciudadano acrítico y bombardeo por una televisión que deforma, inculta, en un medio que lo hace completamente analfabeta entonces nunca será un ciudadano demócrata y eficaz para la democracia”.

Sobre sus más recientes libros, dijo que “El tango de la guardia vieja” es una historia de un viejo ladrón de guante blanco y una historia de amor que vivió en su juventud y que en la vejez intenta recuperarlo, una historia de música de los años 30, en la Argentina del tango y en la Italia de los años 60.


En cuanto a “El francotirador paciente”, indicó que es una novela de grafiteros, de guerrilla urbana muy distinta, bronca dura, de calle, grafiti, arte urbano y desesperanza.

FUENTE: ARISTEGUI NOTICIAS.
AUTOR: REDACCIÓN.