martes, 25 de noviembre de 2014

El principal desestabilizador del país se llama Peña Nieto: AMLO

MÉXICO, D.F: El líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, consideró que el principal desestabilizador del país se llama Enrique Peña Nieto e, insistió, debería renunciar a la presidencia antes del 1 de diciembre próximo.

En entrevista, luego de asistir al informe de labores del diputado federal de Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Monreal –a quien destapó como candidato a delegado por Cuauhtémoc–, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal sostuvo que mantener a Peña Nieto en el poder generará más inestabilidad en México.

“Es muy irresponsable que Peña se quede para después del día 1 de diciembre. Lo mejor para enfrentar esta crisis es que se convoque a elecciones anticipadas, que sean los ciudadanos, que sea el pueblo el que elija de forma pacífica al nuevo gobierno. Hace falta una renovación total, completa del gobierno, y no tenemos por qué esperar hasta el 2018”, indicó.

El principal problema del país, insistió, es la incapacidad y la corrupción de Peña Nieto.

“Y lo subrayo porque tengo la responsabilidad de decirlo: si no renuncia Peña antes del día 1, repito, de acuerdo con la Constitución, al sustituto lo nombra el Congreso, pero en el intervalo se va a generar mucha inestabilidad y se alienta la conspiración al interior del régimen. No hagamos a un lado eso porque son halcones y zopilotes”.

En opinión del tabasqueño, mantener a Peña Nieto con el uso de la fuerza es conspirar contra México. “Las bayonetas pueden servir para algunas cosas, pero no para sentarse en ellas”, agregó.

De acuerdo con López Obrador, el mexiquense no tiene autoridad moral ni política, y no se puede gobernar a un país como México si el Ejecutivo no puede enfrentar una crisis como la que se está padeciendo actualmente.

Luego inquirió: “¿Qué es eso de entregar todos los contratos de obra a sus socios, a sus amigos, a sus compadres? ¿Qué es eso? Comprar entre comillas una casa de 120 millones de pesos para ser exactos, o la que le compraron a Hinojosa por 85 millones de pesos. ¿Y quién es Hinojosa? El contratista que obtuvo obras cuando Peña fue gobernador del Estado de México, por 30 mil millones de pesos, y en el tiempo que lleva Peña mal gobernando se le han entregado (a Hinojosa) también miles de millones de pesos en contratos de obra, sin licitación, asignaciones directas”.

La compra de la llamada “Casa Blanca”, dijo, fue un soborno. Y Peña, sostuvo, “elevó el moche a rango supremo. Nos sorprendía que hubiera moches en la Cámara de Diputados, que Manlio Fabio Beltrones maiceaba a los diputados, que Emilio Gamboa maiceaba a los senadores, pero no, aquí ya estamos hablando de hasta mero arriba. Entonces ya no se puede así”.

Sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, el excandidato presidencial aseguró que en realidad no se ha querido hacer justicia.


“¿Cómo es que no hay información? ¿Qué Peña no sabe lo que sucedió? Yo creo que sí lo sabe, y si no lo sabe, pues también debería de renunciar. ¿Cómo el presidente no va a saber lo que sucedió? Entonces nada más con encarcelar policías, al presidente municipal, a la esposa, se soluciona todo, pues no. ¿Y arriba qué? ¿O fue una decisión que se tomó abajo? ¿Fue un asunto nomás del estado de Guerrero? (…)”.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ROSALÍA VERGARA.