viernes, 10 de octubre de 2014

Promete Peña castigar a agresores de normalistas… “en el estado de Iguala”

IRAPUATO, Gto. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que su gobierno no descansará hasta atrapar a los agresores de los estudiantes normalistas “en el estado de Iguala” (sic).

Este nuevo dislate presidencial surgió durante su discurso al inaugurar el hospital materno-infantil construido en esta ciudad, justo cuando se refería al asesinato y desaparición de los estudiantes, así como al hallazgo de ‘narcofosas’, en que Peña Nieto ubicó los hechos “en el estado de Iguala”, en lugar de referirse correctamente a Guerrero.

En principio, Peña anunció en su mensaje que ordenó al gabinete de seguridad acelerar su trabajo y profundizar en las investigaciones para dar con los responsables de la masacre estudiantil, ya sea por negligencia o por intervención, “tope donde tope”.

En esta parte de su intervención, ratificó que el gobierno federal irá por quienes hayan solapado o tomado parte de los crímenes contra normalistas de Ayotzinapa, pues “es un hecho que no puede quedar impune; en pocas palabras, no cabe el menor resquicio de impunidad”, señaló.

Y vino la enésima confusión de Peña:

“Lo que ha ocurrido, los hechos que se han estado evidenciando, los descubrimientos de cuerpos, de fosas que se han encontrado, claramente deja ver el nivel de barbarie y el carácter inhumano que ha tenido este hecho en el estado de Iguala”.

El presidente afirmó que estos hechos empañan lo que llamó “el esfuerzo colectivo nacional que hay por realmente lograr de México un país de progreso y desarrollo”.

Por ello, añadió, él como presidente es “el primero en ser solidario” con las expresiones manifestadas en las protestas de ayer en 29 entidades del país y ciudades del mundo, mismas que “con justa razón demandan una investigación a fondo, y sobre todo, dar con los responsables”.

E insistió en que ha dado instrucciones al gabinete de seguridad “para que aceleren su trabajo, sus investigaciones” y pronto la sociedad mexicana conozca quiénes fueron los responsables “de estos hechos inaceptables”.

Peña Nieto estuvo en Irapuato unas pocas horas para inaugurar, junto con el gobernador Miguel Márquez, el Hospital Materno Infantil, que ha permanecido prácticamente sin funcionar desde que fue terminado, hace diez meses, porque se esperaba a que la agenda presidencial dispusiera de un espacio para que lo inaugurara.

El hospital requirió de una inversión de casi 260 millones de pesos y, ahora que por fin fue inaugurado por el presidente y comience a prestar servicios, tendrá una capacidad para atender a unas 300 mil mujeres en edad reproductiva de Irapuato y siete municipios de la región.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: VERÓNICA ESPINOSA.