martes, 7 de octubre de 2014

Pobladores de Xochitepec, DF, frenan una construcción de lujo y un centro hípico

El Tribunal Contencioso Administrativo del Distrito Federal concedió a los habitantes del pueblo de Santa Cruz Xochitepec, en Xochimilco, la suspensión de la obra Tepepan Country Club, que contempla la edificación de un club hípico y 86 casas, y que se construye en las faldas del cerro Santa Cruz, ubicado en dicha comunidad.

Aunque la obra se encuentra detenida desde el pasado 17 de agosto, por una suspensión impuesta por el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal, la resolución del Tribunal es relevante porque reconoce las irregularidades en la obra que han sido denunciadas por habitantes de la comunidad desde octubre de 2013.

Lo anterior fue informado por el abogado Alejandro Velázquez (representante legal de los pobladores opositores a la obra) ante una veintena de habitantes y vecinos del pueblo Santa Cruz Xochitepec, en una asamblea vecinal realizada en el Deportivo Popular de la comunidad.

Velázquez refirió que el pasado miércoles 1 de octubre le fue notificada la resolución de la Cuarta Sala del Tribunal, la cual otorgó la suspensión “con motivo de la apariencia de buen derecho”. Eso significa que los magistrados que analizan el juicio de nulidad consideraron que las irregularidades detectadas ameritan la suspensión de la obra hasta que se dicte una sentencia definitiva.

Una de ellas es que la licencia de construcción especial para edificaciones en suelo de conservación –como es el caso– sólo tiene vigencia para un año, conforme al reglamento de Construcciones del Distrito Federal. Pero la delegación Xochimilco otorgó una licencia con vigencia de tres años. Si se atiende al plazo de un año estipulado en la ley, la licencia de la obra debió vencer el 4 de octubre pasado, agregó el abogado.

Otra irregularidad de la construcción es que la Autorización en materia de Impacto Ambiental, otorgada por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), y el Dictamen de Impacto Urbano, concedido por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), son contrarios a la Norma 20 de ordenación urbana. De acuerdo con esta norma, en predios con uso de suelo de conservación ambiental sólo se podrá construir en el 2.5 por ciento de la totalidad del terreno.

Sin embargo, el Certificado Único de Zonificación de Uso del Suelo de la obra establece que su superficie total será de 72 mil 268 metros cuadrados, en un predio de 90 mil 335.4 metros cuadrados.

Además del juicio de nulidad, los opositores al proyecto interpusieron un juicio de amparo debido a que no fueron consultados previamente al respecto. Santa Cruz Xochitepec es considerado un pueblo originario y, como tal, le aplica lo estipulado en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Según este precepto, las comunidades originarias deben ser consultadas previamente sobre las decisiones y proyectos que afectan su forma de vida.

Ricardo Acosta Rosales, representante del Consejo del Pueblo de Santa Cruz Xochitepec, refirió que también han solicitando a la Secretaria de Medio Ambiente capitalina, Tanya Müller García, la anulación de la Autorización de Impacto Ambiental, que concedió para la obra el 17 de junio de 2013. Y al delegado de Xochimilco, Miguel Ángel Cámara Arango, le han pedido que anule el permiso especial de construcción concedido, pues avala una vigencia que la ley no contempla.

A decir del abogado Velázquez, incluso es posible que el predio donde se pretende edificar la obra esté dentro del área patrimonial del Instituto Nacional de Antropología e Historia, lo que podría sumar otra irregularidad en el otorgamiento de las autorizaciones que la avalaron.

EL PROYECTO Y LA OPOSICIÓN

El proyecto Tepepan Country Club contempla la edificación de un club hípico que consta de 24 caballerizas, un restaurante, una cocina, un spa, un asoleadero, un gimnasio, dos casas de caballerangos, un redondel, un picadero, una pista con sus tribunas, dos canchas de tenis, otras dos de padel y una más de futbol infantil, así como un área de juegos infalibles y un estacionamiento con 127 cajones, en un espacio.

También prevé la construcción de 86 lotes habitacionales en superficies de entre 499.52 y 907.92 metros cuadrados, de acuerdo con información proporcionada por el Consejo del Pueblo de Santa Cruz Xochitepec, con base en la resolución de la Sedema a la Manifestación de Impacto Ambiental Específica que presentó la empresa Tepepan Country Club, SC.

Carlos Gutiérrez Rosas, habitante del pueblo de Santa Cruz Xochitepec, enumeró las afectaciones que prevé ocurrirán de consolidarse este proyecto inmobiliario. Habló de la saturación de los servicios; el tráfico que generará en la zona, ya que sólo existen tres vías de salida (La Noria, la Glorieta de Vaqueritos y la calle Muyuguarda); y la escasez de agua potable, que de por sí ya afecta a los habitantes de la comunidad.

Al respecto, Juanita Delgado Chávez, también habitante de Santa Cruz Xochitepec, expuso que en algunas áreas del pueblo únicamente les llega el agua cuatro días a la semana.

Además, explicó que la zona donde se asienta el proyecto -un paraje llamado La Joya Chica- es un área de captación pluvial. Al urbanizarse, se afectaría la absorción de agua en los mantos freáticos, advirtió.

“Ese lugar donde se asientan las casas y donde se va a construir el club hípico es un punto del cerro donde hay captación de agua pluvial. Toda el agua, para quien ha estado arriba del cerro cuando llueve, es una cantidad de agua inimaginable la que llega, entonces esa cantidad de agua se va a los mantos freáticos y se nos regresa esa agua”, dijo.

Otro impacto que Gutiérrez Rosas prevé es en la forma de vida.

“Está demostrado que cuando se hacen fraccionamientos, casas o condominios en una localidad como ésta, definitivamente vienen a ser como islas, no son comunidades que se integren a la comunidad que llegan, que aporten a sus costumbres, derrama económica o que socialicen con la comunidad […] Rompe esa socialización que tienen los pueblos, esa convivencia y que es una fuerza tremenda que le dan las comunidades”, consideró.

En julio pasado, el biólogo Fernando Córdova Tapia, junto con Shanty Daniela Acosta Sinencio y Héctor Abraham Álvarez Espinosa, realizaron un estudio llamado Análisis del área en la que se pretende desarrollar el proyecto “Fraccionamiento Tepepan Country Club” bajo la perspectiva del Suelo de Conservación del Distrito Federal.

El estudio señala que las zonas de conservación en el Distrito Federal que se encuentran en mayor riesgo son las que colindan con zonas urbanas, y que es en una de esas áreas limítrofes donde se pretende realizar el proyecto Tepepan Country Club. Por ello, concluye que “el desarrollo de dicho proyecto se contrapone completamente con los objetivos planteados para la conservación de dicha zona”.

El pasado 16 de febrero los propios pobladores convocaron a una consulta ciudadana para que los habitantes de los pueblos y barrios originarios de Xochimilco se pronunciaran sobre su aprobación o rechazo al proyecto. El 94.7 por ciento de los participantes en el ejercicio se expresó en contra. Sin embargo, dicha consulta no es vinculatoria.