viernes, 3 de octubre de 2014

PGR, aún sin atraer caso de normalistas desaparecidos

México, DF. El gobierno federal se comprometió a reforzar la coadyuvancia para la localización de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. Sin embargo, el apoyo no significa aún que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga el caso.

“El subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda, fue muy cuidadoso con sus palabras; dijo poco, no manifestó un compromiso para atraer la investigación, sólo para coadyuvar”, dijo uno de los integrantes del grupo de 18 personas que este medio día acudió al Palacio de Covián a entregar un documento.

Los familiares de los desaparecidos calificaron como “palos de ciego” o “taparle el ojo al macho” lo que ha hecho hasta el momento la Procuraduría de Justicia de Guerrero, tal como sacar a los empleados públicos a realizar una búsqueda que requeriría de un protocolo especializado para obtener avances.

Califican que los muertos en los hechos son “ejecuciones extrajudiciales de los tres estudiantes”; ello aunado a la situación de los heridos y de los desparecidos constituyen graves violaciones a los derechos humanos que no pueden permanecer en la impunidad.

En el texto de seis cuartillas entregado al subsecretario Miranda, firmado por padres de familia y estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos (Ayotzinapa), hace un recuento de los hechos del 26 de septiembre y hacen seis peticiones:

1.-Compromiso político del Ejecutivo federal de intervenir para investigar y sancionar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de los normalistas.

2.-Presentación con vida de los normalistas

3.-La conformación de un grupo multidisciplinario interinstitucional y de fuerzas especiales con amplia experiencia para que se avoque a la búsqueda inmediata de los jóvenes.

4.-Verdad justicia, reparación integral del daño y garantías de no repetición por las ejecuciones extrajudiciales de Daniel Solís Gallardo, Julio César Ramírez Nava y Julio César Mondragón Fontes y de todos los hechos del caso.

5.-Atención médica y rehabilitación integral de los estudiantes heridos (Aldo Gutiérrez Solano, Édgar Andrés Vargas, Fernando Marín Benítez y Jonathan Maldonado Hernández).

6.-Garantías de seguridad para los estudiantes, sus familiares y representantes.

En el documento, firmado por nueve familiares de desaparecidos y dos representantes de la sociedad de alumnos Ricardo Flores Magón, se indica que a las nueve de la noche, cuando 80 estudiantes de la normal se dirigían a la ciudad de Chilpancingo, a bordo de tres autobuses, cuyo eje es la desaparición de 43 personas, pero sin que hasta el momento la procuraduría estatal haya clarificado los hechos.

“Los hechos evidencian por parte de la policía municipal un uso excesivo de la fuerza, una intención deliberada de ejecutar ilegal y arbitrariamente a los estudiantes y de las autoridades estatales y federales, una omisión para implementar medidas de seguridad y preventivas que evitaran una segunda agresión y la desaparición de los estudiantes normalistas.

“Sin mediar palabra, los policías municipales (de Iguala) comenzaron a disparar en ráfagas de manera indiscriminada desde las distintas posiciones, cayendo herido en ese instante Aldo Gutiérrez Solano, alumno del primer año, originario de El Refugio, municipio de Ayutla, Guerrero.

“Los estudiantes que se encontraban en el autobús de atrás fueron violentamente descendidos del mismo por los policías y sometidos, acostándolos en el piso, a un costado de una bodega Aurrerá. El resto de los normalistas se dispersaron en diferentes direcciones, al tiempo que los policías municipales continuaban disparando”.

Finalmente, se añade en la carta entregada en Gobernación, un elemento de la policía preventiva que se identificó como ‘Comandante’ se dirigió a los jóvenes estudiantes diciendo “dialoguemos chavos”, a lo que los estudiantes contestaron que sí, pero que les permitieran levantar a su compañero Aldo -que se encontraba tendido en el piso-, a lo que los policías respondieron negativamente, diciendo que de todas maneras ya se iban y que no había pasado nada. Al día de hoy, Aldo Gutierrez se encuentra internado en estado vegetativo”.

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: FABIOLA MARTÍNEZ.