martes, 7 de octubre de 2014

Estoy dispuesto a renunciar si eso esclarece el caso Iguala: Aguirre

MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, se dijo dispuesto a renunciar a su cargo, si con ello se esclarecen los hechos violentos registrados en Iguala los pasados 26 y 27 de septiembre.

“Si mi renuncia resuelve el caso, si contribuye a darle claridad y luces al asunto tan condenable y tan criticable que hoy se presenta, no tendré ningún inconveniente. Si hubiera alguna responsabilidad hacia el gobernador de Guerrero seré el primero en enfrentarla”, accedió el perredista.

Sin embargo, en rueda de prensa afirmó que no tiene de qué avergonzarse y que no se irá del estado como un delincuente:

“No tengo nada de qué avergonzarme, nunca me he manchado las manos de sangre. No me voy a ir ni como asesino ni me voy a ir tampoco como un vil delincuente”, subrayó.

Aguirre Rivero defendió la labor que ha hecho su gobierno tras los hechos violentos registrados en Iguala, en donde seis personas fueron asesinadas, 20 resultaron heridas y 43 estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa siguen desaparecidos.

Al respecto dijo que hay 26 detenidos, 22 de éstos policías de Iguala con auto de formal prisión y cuatro más que revelaron la participación de la delincuencia organizada.

“A la fecha se han detenido a 26 probables responsables de los hechos, cuatro de ellos fueron puestos a disposición de la SEIDO al haber revelado información importante sobre la infiltración de grupos de la delincuencia organizada en la Policía Municipal de Iguala, particularmente en el grupo delictivo conocido como Guerreros Unidos”, apuntó.

También confirmó que ya se giró orden de aprehensión contra el secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, y reveló que se firmó un convenio de colaboración de mando único con ese municipio pero siempre mostró una negativa para dar el siguiente paso “y ahora entendemos por qué”, dijo.

El gobernador refirió que hoy quedó integrado el Comité de Atención Integral a Víctimas para involucrar a la sociedad civil y continuar con la campaña de búsqueda de los jóvenes desaparecidos.

Aguirre Rivero estuvo acompañado del procurador de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera y el secretario de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

Antes, en un acto público del DIF estatal efectuado en un estacionamiento del Foro Imperial de la zona Diamante, subrayó ante unas 300 personas que acudieron por apoyos sociales, que tiene las manos limpias:

“Lo dejo muy en claro. Tengo las manos limpias; no tengo nada de qué avergonzarme. Soy el primero en decirlo aquí: Acudo con mucho gusto a las instancias correspondientes. No tenemos de qué avergonzarnos mi familia, mi esposa y mis hijos”.

En el mismo acto agradeció “la valiosa” coordinación con el Ejército, la Marina, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República para esclarecer los hechos registrados en Iguala.

El mandatario estatal dijo que la Fiscalía General del estado ya ha dado cuenta del trabajo de inteligencia y de gabinete que ha realizado de manera coordinada con elementos del Ejército, Marina, PF y Policía estatal y que ha llevado a la detención de miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes reconocieron su participación en los hechos.

Durante su discurso dijo estar “totalmente de acuerdo” con el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto, quien horas antes expresó que en la investigación de los hechos registrados en Iguala no hay lugar para la impunidad.

“Eso he venido a decirles: que Aguirre no se raja, ni con hacha”, dijo y afirmó que los ataques hacia su administración son por motivos políticos.

“Si hoy fuera la elección ganaría la coalición de izquierda. ¡Eso lo saben ellos!”, soltó el gobernador perredista, a la vez que llamó a “mantener la unidad” de los guerrerenses y a señalar con “índice de fuego” a quien incite a la confrontación en Guerrero y utilice los hechos de Iguala como una bandera electoral.

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: REDACCIÓN.