viernes, 31 de octubre de 2014

Ayotzinapa llega hasta Washington

Secretario ejecutivo de la CIDH, con sede en Washington, señaló que México está viviendo una grave crisis a raíz de los casos de Iguala y de Tlatlaya.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tiene su sede en Washington, pero los ojos están puestos en México.

Ayer, un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto se reuniera por primera vez con los padres de los normalistas desaparecidos hace más de un mes, el principal organismo de derechos humanos de la región alzó la voz.

Durante una audiencia realizada en la que representantes del gobierno mexicano y de ocho organizaciones de derechos humanos debatieron sobre el tema, Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la CIDH, señaló que México está viviendo una grave crisis a raíz de los casos de Iguala y de Tlatlaya.

El activista destacó que, además de lo dramático de los casos, lo preocupante es que son patrones que venían sucediendo antes. 

“Lo que pasó de policías de Iguala disparándole a los jóvenes es gravísimo. Y lamentablemente no son hechos nuevos, son sucesos recién presentados, pero obedecen a cosas que han sucedido en el pasado y esa es la enorme preocupación que existe en la Comisión”, destacó.

En la reunión María Luisa Aguilar, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, pidió un minuto de silencio por los estudiantes desaparecidos y por todos los desaparecidos o ejecutados en actos de violencia del crimen organizado en México los últimos años. 

“Hoy no estamos todos aquí, hoy nos faltan 43 estudiantes, por eso los mencionamos”, proclamó.

A su espalda, varios activistas denunciaban con pancartas la responsabilidad del Estado mexicano. 

“Fue el Estado, justicia, búsqueda, verdad”, se leía en carteles sostenidos por los representantes de organizaciones de derechos humanos, reveló El País.

La plana mayor


A la primera de las cinco audiencias programadas en la CIDH, acudió a Washington el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo, la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Lía Limón García; la encargada de la subprocuraduría de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Eliana García, entre otros.

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: CAROLINA HERNÁNDEZ.