lunes, 8 de septiembre de 2014

Sobrino de Ángel Aguirre confirma acoso militar contra corresponsal de Proceso

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: REDACCIÓN.

FOTO TOMADA DE PROCESO.
MÉXICO, D.F. (apro).- Ernesto Aguirre Gutiérrez, sobrino del gobernador Ángel Aguirre y quien se desempeña como asesor del Ejecutivo estatal, reveló que por órdenes del comandante de la IX Región Militar, Martín Cordero Luqueño, el Ejército busca al corresponsal de Proceso, Ezequiel Flores, con el argumento de que pretenden “consultarlo” sobre un hecho no específico.

Flores Contreras dio a conocer este hecho a tres días de que sujetos desconocidos irrumpieron y saquearon su vivienda, luego de que el jueves 14 de agosto un presunto agente del MP militar estuvo indagando entre vecinos el domicilio exacto del reportero presuntamente para entregarle un citatorio de comparecencia en calidad de testigo ante un tribunal castrense.

En conferencia realizada esta tarde en Chilpancingo, el comunicador explicó que el 20 de agosto sostuvo una conversación privada con el sobrino del gobernador Aguirre, a través del sistema de comunicación interna de la empresa Blackberry.



En ese momento, el asesor del Ejecutivo dijo al reportero que el comandante de la IX Región Militar en Guerrero ordenó su localización.

Al preguntarle el motivo, Ernesto Aguirre respondió textual: “Porque hiciste algún requerimiento de información ante el IFAI y quieren consultarte algo”.

Flores Contreras rechazó haber realizado algún requerimiento de información formal a la Sedena.

También señaló que, con los directivos del semanario, decidió mantener este indicio bajo reserva, en espera de la respuesta de las autoridades castrenses ante el Juzgado Séptimo de Distrito con sede en la ciudad de Chilpancingo, donde se admitió la solicitud de amparo que interpuso el reportero a finales de agosto.

El periodista recordó que el juez federal concedió la suspensión de todo acto de la autoridad castrense, en tanto se desarrolla el juicio de amparo 858/2014-IV-LF para determinar sí existe un requerimiento legal del Ejército en su contra.

Hasta el momento, sólo ha respondido ante el requerimiento del juez federal el sargento segundo Israel Antonio Ramírez, agente del MP Militar adscrito a la 35 Zona Militar, quien negó el acto reclamado, y aún falta por conocer el reporte previo del titular de la Procuraduría General de Justicia Militar (PGJM).

No obstante, Ezequiel Flores anunció que a través de su defensa legal interpondrá un recurso de ampliación ante el juzgado federal para que también le requieran reportes al comandante de la IX Región Militar.

Flores Contreras dijo que decidió dar a conocer públicamente la conversación con el sobrino del gobernador Aguirre, donde se advierte sobre el acoso militar en su contra, debido a que teme por su integridad y la de su familia, luego de que el viernes pasado fue allanado y saqueado su domicilio.

Además, anunció que ofrecerá este testimonio como indicio de prueba ante la PGJ, donde interpuso una denuncia formal que se registró en el expediente FEIDG/044/2014 por el delito de robo, pues consideró que no se trata de un atraco común, sino una acción de Estado para tratar de intimidar e inhibir su labor periodística.

También dijo que acudirá ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para incorporar la misma prueba en el expediente 5704/Q, que se integró por el presunto hostigamiento militar, al tiempo que reclamó una intervención más eficaz del mecanismo de Protección para Periodistas de la Secretaría de Gobernación pues, a pesar de que las autoridades ya tienen conocimiento de este caso, aún no han puesto en marcha un protocolo de seguridad para el reportero.


El corresponsal de Proceso insistió en responsabilizar al gobernador Aguirre y a las autoridades castrenses en la entidad de cualquier agresión en contra de él y de su familia, y demandó una investigación a fondo para esclarecer el origen del acoso en su contra, además de que las autoridades castrenses expliquen públicamente por qué lo están hostigando.