jueves, 11 de septiembre de 2014

Busca PRI imponer “ley mordaza” en el Congreso de Nuevo León

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: LUCIANO CAMPOS GARZA.


IMAGEN TOMADA DEL
SITIO DE PROCESO.
MONTERREY, N.L. (apro).- La fracción del PRI en el Congreso estatal busca que las notas publicadas en medios no generen debate en el recinto legislativo, y para ello presentó una reforma que regula el uso de la tribuna con el registro, desde un día antes, de los temas a tratar en la sesión.

De esta forma, si por la mañana los legisladores se enteran de alguna nota informativa que consideren relevante para ser discutida en sesión, ya no podrán abordarla, pues desde la tarde anterior habría quedado conformado el listado de temas a debatir.

Los temas del momento sólo podrían ser abordados hasta el día siguiente cuando, como se dice en periodismo, “la nota ya es vieja”.

Esta “ley mordaza”, aparentemente única en el país, puede materializarse si el PRI y sus aliados hacen efectiva la mayoría que detentan en la actual legislatura.

La iniciativa, presentada en la sesión de hoy por el priista Carlos Barona Morales, prevé una modificación al artículo 91 del Reglamento para el Gobierno interior del Congreso local, relacionada con el orden del día.

En el punto quinto de ese artículo, se prevé que en la sesión se abordará, de manera invariable, el punto de “asuntos generales, en el que se concede el uso de la palabra a los diputados para citar algún tema de interés”.

El anexo propuesto por Barona advierte: “Para participar en este punto del orden del día, los diputados tendrán que registrar sus temas a tratar por escrito, teniendo como plazo hasta las 18:00 horas del día hábil previo a la sesión”.

“Dicho registro deberá hacerse ante la Oficialía Mayor del Congreso, la cual informará a los coordinadores de los grupos legislativos con antelación a la sesión correspondiente sobre los temas registrados”.

La propuesta indica que antes de que inicie la sesión, los grupos legislativos deberán informar a la Mesa Directiva, con la aprobación de la mitad más uno de los coordinadores de los grupos legislativos, los temas que serán tratados.

Por cada tema propuesto los diputados tendrán hasta 10 minutos para hablar. Y las respuestas al tema no deberán durar más de cinco minutos por legislador.

El Reglamento del Gobierno interno del Congreso local se desprende de la Ley Orgánica del Poder Legislativo de Nuevo León.

En su exposición de motivos, Barona Morales alerta sobre “los vacíos legales que interrumpen nuestro desempeño en los debates, que si bien son de importancia, dilatan el trabajo para construir acuerdos positivos”, por lo que considera oportuno “robustecer el procedimiento para las sesiones del pleno”.

Después reflexiona sobre el compromiso que los legisladores tienen con sus representados “para realizar nuestra labor de la forma más directa y sin tantas deliberaciones meramente políticas”.

Además, asegura que con esta enmienda el debate legislativo “se trasladará a otro nivel”, similar al de la Cámara de Diputados federal, donde se informa de manera “concreta, breve y precisa” el asunto a discutir hasta con 24 horas de antelación.

Con el decreto presentado espera que “el ejercicio del Debate (sic) se profesionalice en todo la extensión de la palabra”.

La iniciativa fue turnada a comisiones para su análisis.

Sobre esta propuesta, el diputado panista Fernando Elizondo Ortiz dijo que el PRI busca evitar que el Congreso sea caja de resonancia de los problemas sociales que son expuestos diariamente en los medios.

“Los medios de comunicación, sobre todo los no electrónicos, publican sus noticias en la mañana, y sobre esas noticias versan muchas veces los asuntos generales, y lo que pretende hacer el PRI y su mayoría artificial, es evitar que eso suceda”, denunció.

Elizondo explicó que, en realidad, lo que busca la fracción priista es que todos los diputados avisen sus temas a tratar y anuncien sus críticas al gobierno estatal, desde las 18:00 del día anterior a la sesión, una hora antes de que sean transmitidos los noticieros estelares de las televisoras locales.

Enseguida desmintió a Barona, al señalar que esta iniciativa no profesionalizará el debate, como sugiere el priista, y reiteró que los temas que tocan los diarios en la mañana por lo general atañen a los diputados, pues se refieren a problemáticas sociales.

“Esto es una ley mordaza porque quieren evitar que el Congreso sea caja de resonancia de las demandas populares que se hacen públicas a través de ustedes, los medios de comunicación, y nosotros somos el eco. Lo que quieren hacer es poner un filtro para saber qué llegará a la tribuna. Es mordaza al más vil estilo dictatorial”, acusó.

Elizondo Ortiz estimó que el PRI no está lejos de aprobar esta ley si consigue aglutinar una mayoría simple, equivalente a un mínimo de 22 votos, a los que puede acceder por sus alianzas.


También resaltó que no conoce un artículo similar en el Congreso local de alguna otra entidad del país.