viernes, 4 de julio de 2014

¿Quién pagó el viaje?

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: JONATHAN VILLANUEVA.

Ante fuertes señalamientos de que los exdiputados presos en Brasil estaban acompañados por un proveedor de software que los invitó al Mundial, el delegado en Benito Juárez lo niega. Sin embargo, los separa de sus cargos en la delegación y esconde los contratos.

La detención de los exdiputados locales del PAN, Rafael Medina Pederzini y Sergio Eguren Cornejo en la ciudad de Fortaleza, Brasil, está dando un giro de 180 grados. Ahora son investigados por sus nexos con el representante comercial de la empresa Oracle en México, Mateo Codinas Velten, quien junto con ellos fue encarcelado por los delitos de lesiones a dos ciudadanos de aquel país.

Una investigación del Diario Rumbo de México dio a conocer que dicha trasnacional fue la encargada de proveer el software para el recién inaugurado Centro de Soluciones de la Delegación Benito Juárez.

El problema radica en que Eguren Cornejo fungía como director general de Desarrollo Delegacional, y Medina Pederzini como director general de Gabinete y Proyectos de la Benito Juárez, instancias responsables de la adquisición del programa.



La publicación generó escozor entre los funcionarios de la demarcación, al grado que el titular de la delegación, Jorge Romero, negó categóricamente esas imputaciones, pero a la vez decidió removerlos del cargo.

Asegura que no hay, ni hubo, ninguna relación comercial entre la empresa Oracle, ya sea de forma directa o través de sus filiales, con la delegación o su Centro de Soluciones en lo que va de su administración.

Sin embargo, se negó a darle a esta casa editorial una copia del contrato que otorgó la demarcación por el software de su nueva ventanilla única, bajo el argumento de que cualquiera de los proveedores puede sentirse afectado.

“Si es información pública puedes pedirla por transparencia o consultarla en nuestro portal de Internet, pues por ley estamos obligados a publicar todos los contratos, compras y licitaciones”, dijo Romero.

También se procedió a revisar la información que trimestralmente está obligada la delegación a poner en su sitio web, pero no se encontró nada. No hay reporte de una sola compra o adquisición de enero a marzo.

En cambio, aparecieron más señalamientos que dejan entrever que a cambio de un jugoso contrato, la empresa Oracle se llevó a los dos exfuncionarios a disfrutar de los partidos de la selección mexicana.

Un cuestionado Centro de Soluciones

El pasado 8 de mayo, el jefe delegacional Jorge Romero y el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, inauguraban el nuevo Centro de Soluciones de la Delegación Benito Juárez.

Se trata de una obra que inició en noviembre del año pasado y que comenzó la remodelación del Salón Vertical, lugar que ahora alberga al Centro de Soluciones Ciudadanas.

En esas fechas Romero explicó que en este lugar los vecinos podrán realizar cualquier trámite administrativo, desde la expedición de licencias hasta el pago de servicios o derechos.

“Este nuevo edificio incluye espacios para el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y la Tesorería capitalina. Es una remodelación que tuvo un costo de 14 millones de pesos y se tenía prevista entregar desde hace dos meses”, dijo a los medios de comunicación hace dos meses.

Ese día se registró un temblor en la Ciudad de México que provocó que la inauguración se pospusiera. 

El nuevo sistema de atención ciudadana funciona como una especie de ventanilla única para atender todo tipo de solicitudes vía telefónica, por Internet o de manera directa.

La información se almacena en un software adquirido recientemente por la Delegación Benito Juárez. Y es el mismo que provocó la destitución de Eguren y Medina hace dos días.

Nueva acusación

De acuerdo con la diputada local del PRD, Dinorah Pizano, la relación entre los dos exdiputados y el empresario no es nueva, ya que se les ha visto juntos en varios restaurantes de la ciudad.

“Tenemos dudas de que había más funcionarios en el Mundial en el momento de los sucesos que originaron la detención de Eguren y Medina”.

“Se les ha visto en reuniones en lugares a horas tardías, y si revisamos la página de la delegación, efectivamente hemos detectado que no hay información sobre los contratos que tienen.

“Vamos a darle vista a la Contraloría General para que investigue, y vamos a presentar un punto de acuerdo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para que se esclarezca este caso”, dijo Pizano.

La relación con Oracle

Tras la detención de cuatro mexicanos al término del partido de futbol México-Holanda, se supo que Sergio Eguren Cornejo, Rafael Medina Pederzini, Ángel Rimak Eguren Cornejo y Mateo Codinas Velten estaban entre los detenidos.

Los titulares de los medios de comunicación se centraron en los dos exasambleístas, pero había un personaje involucrado que complicaría aún más la situación de los hasta entonces funcionarios de la delegación.

Se trata de Mateo Codina, director comercial de la empresa Oracle México, que se especializa en sistemas informáticos, administración de bases de datos, así como en herramientas y desarrollos tecnológicos. Previo al Mundial de Brasil 2014, la delegación había adquirido el programa.

De acuerdo con las indagatorias de Rumbo de México, el contrato ampara un software desarrollado por Oracle, dedicado a recibir y dar seguimiento a las quejas ciudadanas y que permite verificar, paso a paso, el proceso que siguen los funcionarios al darle trámite a los reclamos y solicitudes de los habitantes de la demarcación.

En el mercado de los sistemas de cómputo, este tipo de programa especializado es conocido como CRM (Costumer Relationship Management), que funciona como un sistema de control de gestión para atender clientes, detalla el diario.


Tras darse a conocer el caso, el delegado negó cualquier relación con esta empresa y sus filiales, tanto en su cuenta de Twitter, como en su portal de Internet, y en declaraciones públicas afirmó. “Categóricamente les digo que no hay ningún nexo con esa compañía”.

Reporte Indigo entrevistó al delegado, quien reiteró su postura, y al pedirle copia del contrato del software dijo que la única manera de conseguirlo sería mediante una solicitud de transparencia, la cual ya se formuló.

También declaró que en su portal de acceso a la información estaba disponible ese y  otros contratos, pero al hacer una revisión, dichos informes estaban sin ningún registro  de actividad.

La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del DF obliga a la delegación a tener en su portal, disponibles para consulta, los contratos del primer y segundo trimestres del año 2014. 

En estricto sentido, eso significaría que el delegado Jorge Romero no ha hecho ninguna compra en los seis meses que han transcurrido del año; algo que resulta inverosímil porque implicaría la paralización de la administración delegacional. 


Por su parte, la empresa envió un documento a Rumbo de México en el que se deslinda del empresario, al decir que ya no trabaja para la transnacional, documento que no detalla a partir de qué fecha salió.