jueves, 19 de junio de 2014

Presentan amparo para despenalizar parcialmente el aborto en Guerrero

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO.
AUTOR. MAJO SISCAR.

Organizaciones sociales recurren el Código Penal del estado al considerarlo discriminatorio por no contemplar como causal que la salud de la mujer esté en riesgo. Esta entidad tiene la tasa más alta de mortandad por complicaciones en la interrupción del embarazo.

La interrupción del embarazo es un derecho para las guerrerenses solo en caso de violación o cuando se presenten malformaciones congénitas del feto. En el resto de casos está tipificado como delito. Ahora varios organizaciones feministas locales y la Alianza Nacional por el Derecho a Decidir (ANDAR) presentaron un amparo legal ante el Artículo 121 de su Código Penal por considerarlo discriminatorio al penalizar la interrupción del embarazo aún cuando atente contra la salud de la mujer.

Contra ello, Gady Dircio, de DDeser Guerrero exigió que “si un embarazo hace que corra peligro mi vida, que el estado de Guerrero garantice la interrupción del embarazo. Los políticos dicen que se están jugando la vida política, mientras que nosotras ponemos en juego nuestra propia vida”.



Para Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), “esto quiere decir que no importa si las mujeres se van a morir o tienen una afectación a su salud, es una discriminación directa a las mujeres”. Y refirió que el objetivo del amparo es ampliar los supuestos en que una mujer puede abortar libre y gratuitamente en los hospitales públicos a los casos en que el embarazo le ocasione problemas para su salud. No obstante, la demanda de fondo es garantizar a las mujeres que la interrupción legal y gratuita del embarazo porque “solo la despenalización va a lograr este acceso”.

Según una petición de información pública hecha por el GIRE, pese a estar garantizado en dos supuestos, en los últimos cinco años solo tres mujeres guerrerenses han podido abortar de manera segura y gratuita.

De cada cien mujeres que fallecen en México por muerte materna, 14 lo hacen por complicaciones en su interrupción del embarazo, de acuerdo a los datos públicos recogidos por la organización IPAS desde 1990 hasta 2012. Entre 2000 y 2012 más de 1.3 millones de mexicanas fueron atendidas por complicaciones ligadas a un aborto en los hospitales de Salubridad, una de cada diez en Guerrero.

“Hay una tendencia clara de aumento de mujeres no derechohabientes de hospitalizaciones por complicaciones en abortos”. En la entidad murieron 115 de cada cien mil mujeres ingresadas por esta causa, la tasa de mortandad más alta del país, más del doble que la media nacional, situada en 45. En cambio, en el Distrito Federal desde que el aborto se incorporó a los servicios de salud pública como una práctica legal la tasa de mortandad es 0.


El aborto está justificado en 25 estados por amenaza de muerte para la mujer, en 14 por malformaciones del feto, en 13 por afectaciones a la salud de la mujer y en 11 por inseminación forzada o violación. “En tanto el aborto es clandestino es más inseguro y por ello están muriendo las mujeres más pobres”, explica Guadalupe Alvarera, de REDefine Guerrero.