jueves, 19 de junio de 2014

La discusión energética, suspendida por diferencias entre partidos

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO.
AUTOR: TANIA L. MONTALVO.

La Comisión de Energía no entregará el tercer dictamen del paquete de la reforma energética hasta que el PAN no regrese al debate y éste se lleve a cabo con todos los partidos políticos.

El debate energético ha sido víctima de chantajes y diferencias entre partidos pues aunque está suspendido desde el sábado pasado y se esperaba retomar los trabajos este jueves, todavía no hay una fecha tentativa para que las Comisiones Unidas de Energía y Estudios Legislativos, Primera, retomen la discusión sobre las reglas para abrir el sector a la iniciativa privada.

Primero fue la decisión del viernes pasado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de retirarse del debate y aunque este martes anunciaron que regresaban a la discusión, ahora es el Partido Acción Nacional (PAN) quien se levantó de la mesa de negociación. Ante ese panorama, el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, confirmó este miércoles que esperará el tiempo “que la política dé” para que todos los partidos políticos estén listos para la discusión.



“Al igual que lo hicimos con la izquierda, sin ánimo de precipitar procedimientos, efectivamente, yo aguardaré tiempos y espacios para poder soltar el tercer dictamen, para que haya condiciones de que todas las fuerzas políticas regresen a la mesa del tema energético. Se hizo con la izquierda en el caso del tercer dictamen, no tengo por qué dejarlo de hacer con el Partido Acción Nacional, y en esa vía, pues sí, aguardaré que los acuerdos políticos prosperes, que se regrese a la mesa al tema que nos ocupa”, dijo el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Si bien los legisladores habían fijado desde el pasado 5 de junio un calendario —que iba del 10 al 23 de junio— para discutir y aprobar en comisiones los cuatro dictámenes que conforman el paquete energético, las reuniones de trabajo están suspendidas desde el pasado sábado y es probable que no se cumpla con las fechas impuestas.

Penchyna dijo que el plan estaba enfocado en que las leyes secundarias en materia energética pasaran al pleno para ser votadas en un periodo extraordinario desarrollado durante la primera quincena de julio; pero esto podría retrasarse según la decisión del PAN de regresar al debate.

Ayer, el coordinador parlamentario en el Senado de ese partido, Jorge Luis Preciado, dijo que si el PRI no cumple con lo negociado en materia político electoral, no habría forma de que los panistas aprobaran una reforma energética ni en junio o en septiembre, cuando empezaría el periodo ordinario de sesiones.

Este miércoles 18, en conferencia de prensa, los panistas reiteraron sus condiciones.

“Desde el primer momento nosotros hicimos un planteamiento: para sacar una reforma energética la única condición que pone el Partido Acción Nacional es que haya una reforma político-electoral de fondo, y que esta reforma político-electoral se traduzca en reforma a la Constitución, reforma a las leyes secundarias y se aterricen en los estados de la República, por la simple y sencilla razón de que el corazón de la reforma que planteamos era que la democracia que existe a nivel federal ya se trasladara a los estados, en virtud de que en el proceso electoral del 7 de julio del año 2013 vimos los excesos de muchos gobernadores al operar en sus estados las elecciones locales”, dijo Preciado.

Los panistas habían sido los aliados del PRI en la reforma energética, cuando el PRD y el PT decidieron retirarse del debate argumentando que el acuerdo que rige el método de trabajo era ilegal; panistas y priistas se mantuvieron juntos para defender las reglas y para cerrar la discusión sobre la Ley de Hidrocarburos y la Ley de la Industria Eléctrica, pese a la ausencia de la izquierda.

Un periodo extraordinario complica el panorama

La Comisión Permanente del Congreso aprobó este miércoles un periodo extraordinario para el 18 y 20 de junio próximos.

En la agenda se discutirán cuatro temas, uno de ellos vinculado al retiro del PAN de la discusión energética: la reforma al artículo 87 de la Ley General de Partidos Políticos, con la que el PRI busca que haya una distribución equitativa de votos en coaliciones.

También estarán en discusión la derogación de modificaciones al Estatuto de gobierno del Distrito Federal y reformas a la Ley General en Materia de Delitos Electorales. la pensión vitalicia de los magistrados electorales,

El PAN votó en contra de que el tema de la discusión del artículo 87 se incluyera en el periodo extraordinario y recordó que esto implica que el PRI no cumpla su palabra sobre lo ya negociado de la reforma política electoral que condiciona la participación de los panistas en la reforma energética.

“Eso violenta toda posibilidad de hacer política en el futuro, ¿cómo confiar en un interlocutor que hace un acuerdo y luego decide no honrarlo?”, dijo el senador Hector Larios.


Al menos por los días que dure este periodo extraordinario, en los que el PAN presionará al PRI para no reformar el artículo 87 como condición para que avance la reforma energética, las Comisiones Unidas del Senado no podrán retomar trabajos. A ello se suma que se requiere un mínimo de 24 horas entre que se entregue el tercer dictamen del paquete energético y comience la discusión, por lo que en el mejor escenario, los trabajos podrían reiniciar entre domingo y lunes, día en que vence el plazo para fijado por los mismos senadores para debatir los cuatro dictámenes.