jueves, 19 de junio de 2014

Averiguaciones ‘de oídas’

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: J. JESÚS LEMUS.

A la fecha, al menos tres casos de averiguaciones previas que salen de la PJEM han sido desestimados por los jueces. Los argumentos judiciales no han sido suficientes y los consignados ahora están en libertad.

La Procuraduría de Justicia del Estado de Michoacán (PJEM) recibió un nuevo revés al conocer la liberación del líder del grupo de autodefensa de Yurécuaro, Enrique Hernández Salcedo.

El que fue señalado por el comisionado federal, Alfredo Castillo, como responsable de la muerte del alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay García, quedó en libertad luego de que fuera revocado el proceso que salió en su contra por los delitos de secuestro y robo.

Solo quedó el de homicidio en grado de participación, por lo que pudo salir bajo caución.

Este no es el primer caso en donde los jueces no aceptan los endebles argumentos judiciales que integran las averiguaciones previas que salen de la PJEM.


El también autodefensa Hipólito Mora –quien estaba acusado de doble homicidio- quedó libre y el líder transportista José Trinidad Martínez Pasalagua -señalado de nexos con el narcotráfico- fue exonerado.

Fuentes al interior de la PJEM revelan que las deficiencias en las averiguaciones previas que han avergonzado al procurador y al propio comisionado federal se deben a la participación de agentes del Ministerio Público Federal, quienes actúan como parte de las acciones del Acuerdo para el Apoyo Federal a la Seguridad en Michoacán.

La mayoría de esos agentes son parte del equipo que fue presentado por la subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la dependencia, Mariana Benítez Tiburcio, a principios de este año.

El equipo tiene asignados a varios de los funcionarios que integraron la “Operación Limpieza”, el mayor fracaso judicial del Gobierno Federal en el periodo de Felipe Calderón, cuando fueron detenidos y procesados 13 funcionarios de la PGR acusados de colaborar con crimen organizado. Las indagatorias se fincaron en mentiras y suposiciones, tan es así, que finalmente les dieron la libertad a los detenidos.

Más allá de los tres casos en donde la Procuraduría ha sido derrotada, destaca el del alcalde de Tacámbaro, el panista Noé Aburto Inclán, quien fue remitido a prisión por el delito de peculado, pero ganó un amparo con el que afronta el proceso en libertad.

El equipo

El equipo jurídico que trata de apoyar al comisionado Alfredo Castillo, y que realiza -sin mucho éxito- las consignaciones de los servidores públicos que han sido denunciados por los grupos de autodefensa, lo conforman:

Primer círculo

> Carlos Hugo Castellanos Becerra
Secretario de Seguridad Pública
> José Martín Godoy Castro
Procurador de Michoacán
> Jesús  Acevedo Román
Subsecretario de Prevención y Reinserción Social

Segundo círculo

> Jaime Rodríguez Aguilar
Subprocurador en Morelia
> Victorino Porcayo  Domínguez
Subprocurador en la zona de Tierra Caliente
> José Juan Monroy García
Subprocurador en el Puerto de Lázaro Cárdenas
> Iván Martínez Gutiérrez
Subprocurador en Uruapan
> Liliana Rocío Herrera
Subprocuradora en Zamora
> José Ramón Ávila
Subprocurador en Zitácuaro

Las cosas no funcionan: Mireles

Para el líder fundador de los grupos de autodefensa, José Manuel Mireles, en Michoacán las cosas no están funcionando como debieran. 

“A Castillo ya se le hizo bolas el engrudo”, ha dicho.

En ello fundamenta su lucha y su empeño en no dejar las armas. Mireles encabeza a más de 8 mil hombres que siguen armados en esta entidad.

“Michoacán sigue siendo un infierno”, ha reiterado.

Eso lo atribuye a que no han sido desarticulados los grupos de la delincuencia organizada. Tal situación, asegura, ha propiciados que a la fecha ya no se sepa quienes son los buenos y quienes son los malos.

Por eso, manifiesta su temor de que en breve el exgobernador interino y exsecretario General de gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, pueda alcanzar la libertad, tal como pudiera suceder con los ediles de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza, y de Lázaro Cárdenas, Arquímedes Oseguera Solorio, en cuyos procesos han logrado modificar las acusaciones de los delitos iniciales.

Hay desconfianza

Diversos sectores de la sociedad han comenzado a tomar con recelo los anuncios en materia de procuración de justicia en la entidad. Todavía se recuerda el anuncio espectacular de una supuesta red de tráfico de órganos que operaban Los Caballeros Templarios. 

El 18 de marzo, el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Carlos Hugo Castellanos, reveló que tenían indicios de una red de tráfico de órganos los cuales eran extraídos a menores en casas rentadas y con equipo médicos clandestinos. 

Al frente de la operación estaría Manuel Plancarte, detenido por policías locales. 

El anuncio de la investigación terminó en nada.

Detenidos y liberados

> José Trinidad Martínez Pasalagua. Detenido el 9 de abril del 2014, acusado de nexos con el crimen organizado. Quedó libre el 13 de abril del 2014.

> Jesús Reyna. Detenido por delincuencia organizada el 5 de abril. Continua preso.

> Hipólito Mora. Preso el 11 de marzo del 2014 por doble homicidio. Quedó absuelto el 16  mayo.

> Enrique Hernández Salcedo. Preso el 6 de abril del 2014 por la muerte del alcalde de Tanhuato. Quedó en libertad el 17 de junio.

> Arquímedes Oseguera. Preso delincuencia organizada el 28 de abril del 2014, tramita un amparo que lo podría dejar en libertad.

> Uriel Chávez Mendoza. Preso el 15 de abril del 2014, por delincuencia organizada y extorsión. Tiene en trámite un amparo que lo podría dejar absuelto en las próximas semanas.


> Noé Aburto Inclán. Preso el 15 de abril del 2014, por el delito de peculado. Ganó un amparo que lo dejó en libertad un día después de hacer sido aprehendido.

> Jesús Cruz Valencia. Preso el 12 de mayo del 2014, por el delito de delincuencia organizada, esta recluido en la cárcel federal de mediana seguridad de Nayarit, en donde ha tramitado un amparo que lo podría sacar de prisión.