jueves, 8 de mayo de 2014

Tamaulipas sangra; en un mes, 64 muertos

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: REDACCIÓN.

(7 de mayo, 2014).-Sin duda alguna Tamaulipas se encuentra en estos momentos incendiada por la violencia. En el último mes los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad del Estado y grupos del crimen organizado se han apoderado de la vida cotidiana de los ciudadanos del norte del país.

De acuerdo a información gubernamental, desde inicios de abril hasta el día de ayer, han muerto en Tamaulipas 64 personas como consecuencia de la violencia desatada por el Cártel de Los Zetas y el Cartel del Golfo desde el 2011.

A pesar del intento del Gobierno Federal y el gobierno del estado de Tamaulipas de pacificar la situación en esa parte del territorio nacional con diversas estrategias de seguridad y cambios en los mandos federales, estatales y locales, la intensificación de la muerte y el terror continúa.

El pasado lunes, entre las 10 personas que murieron a consecuencia de enfrentamientos que se registraron en el estado, se encontraba el director de Investigaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, Salvador de Haro Muñoz quien fue emboscado por sicarios de ‘Los Zetas’ después que policías lo traicionaron.



Información del semanario Proceso, asegura que el departamento de Inteligencia que dirigía Salvador de Haro Muñoz, de alrededor de 55 años de edad, se había distinguido en los últimos meses por ser el principal instrumento para combatir a los líderes  de ‘Los Zetas’ que controlan la plaza de Ciudad Victoria.

Mientras tanto, ayer un operativo de la Policía Federal de revisión de vehículos sospechosos y sin placas desencadenó en dos enfrentamientos a balazos cerca de centros comerciales que culminaron con persecuciones y narcobloqueos por diversos puntos de la ciudad.

Ante esta situación, Egidio Torre Cantú, gobernador tamaulipeco, informó durante una reunión celebrada en el Complejo de Seguridad de Ciudad Victoria, que  la Secretaría de Marina (Semar) vigilará 10 municipios de Tamaulipas, entre ellos Victoria, Río Bravo, Nuevo Laredo, Reynosa, Tampico, San Fernando y Matamoros.

A su vez, señaló los últimos acontecimientos de violencia son producto de la estrategia que se viene aplicando contra los grupos delincuenciales, en coordinación con las autoridades federales y agregó que el combate a la inseguridad es “frontal” y “sí está dando resultados”.

Por su parte Roberto Campa, subsecretario de Prevención de la Secretaría de Gobernación, reconoció que la situación de violencia en el país sigue delicada.

En la inauguración de la Semana de la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, el funcionario de gobierno aseveró que la inseguridad y el delito costaron al país 215 mil millones de pesos en 2013.

Roberto Campa, también explicó que se está trabajando “intensamente” para atender esta problemática y dijo que dos de los estados en los que el Gobierno federal está poniendo especial énfasis, no sólo para contener la violencia sino también llenar “vacíos”, son Michoacán y Tamaulipas.


Por último, el subsecretario subrayó que los estados de Yucatán y Aguascalientes tienen los índices más bajos de inseguridad en el país; y en Nuevo León y la región de La Laguna se redujeron sustancialmente las cifras de homicidios dolosos.