jueves, 15 de mayo de 2014

Rechiflas y malestar en acto de la SEP para reconocer a profesores

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Laura Poy Solano.
LINK: http://www.jornada.unam.mx/2014/05/14/sociedad/042n1soc#sthash.JI3s0B0J.dpuf

Tildan de limosna el incremento de 3.5% al salario anunciado por autoridades. Medalla, diploma y un cheque por 41 mil pesos, muy poco por toda una vida de servicio. Decenas de maestros abandonaron el acto, organizado también por el sindicato magisterial.

En medio de rechiflas, en un acto calificado por maestros con más de 30 años de servicio de indigno por el trato que nos dan, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) hicieron entrega de la medalla Maestro Rafael Ramírez, máximo reconocimiento para quienes cumplen hasta cuatro décadas de labor docente.

Cientos de profesores galardonados esperaron más de tres horas para que les entregaran una medalla, una diploma y un cheque por 41 mil pesos, lo que consideraron muy poco por toda una vida de servicio. En una ceremonia que transcurrió sin formalidad y de manera apresurada, fueron pocos quienes optaron por participar en las dos horas de música en vivo que siguieron a la entrega de premios.



Reunidos en un hotel de Paseo de la Reforma, en el cual se instalaron decenas de mesas en las que sirvieron chilaquiles con frijoles, la representante de la cúpula sindical, Evelia Sandoval Urbano, recibió una sonora rechifla durante su mensaje, mientras crecía la inconformidad entre los educadores.

En su discurso aseguró que el gremio magisterial, que encabeza Juan Díaz de la Torre, aún está vigente. Luchamos por los derechos de los maestros, el incremento salarial y mantener todas las prestaciones adquiridad, declaración que generó rechazo entre los docentes, la cual se incrementó ante el llamado a la unidad que lanzó la lideresa sindical.


Uno de los profesores asistentes protestó por el incremento de 3.5 por ciento directo al salario aprobado por el gremio magisterial, mientras el titular de la Administración Federal de Servicios Educativos del Distrito Federal, Luis Ignacio Sánchez, intentó tranquilizar al docente.

Nerviosos, algunos integrantes del SNTE realizaron llamadas a las cinco sedes donde se convocó a cientos de maestros para entregarles sus reconocimientos y preguntar: ¿Cómo va todo? ¿No se les han salido de control? Sin embargo, prevalecía un ambiente poco festivo, mientra decenas de mentores comenzaron a abandonar el lugar, al igual que los representantes de la cúpula magisterial y funcionarios de la SEP.

Para quienes recibieron el reconocimiento, la noticia del incremento de 3.5 por ciento directo al salario fue calificada de mera limosna. Ojalá algún día se haga justicia al trabajo de los maestros, porque han sido años muy duros y lo hemos dado todo.

Agregaron: Hay poco que festejar. Nos llega un incremento muy bajo. La verdad, muchos esperábamos más. Aseguraron que el SNTE hace mucho dejó de defender nuestros intereses, sin importar cuánto discursos nos den.