jueves, 15 de mayo de 2014

“Greg” Sánchez, acaparador de propiedades

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: SERGIO CABELLERO.

CANCUN, Q. Roo., (apro).- Acusado de lavado de dinero y evasión fiscal en Argentina, el expresidente municipal de este municipio, Gregorio Greg Sánchez, es todo un latifundista.

En 2008, en el primer año de su mandato como alcalde, declaró la posesión de 32 propiedades en distintos puntos del país, 27 de las cuales adquirió al contado, según consta en su declaración patrimonial.

El documento oficial forma parte del expediente penal que en 2010 inició la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO, hoy SEIDO)) contra Sánchez Martínez por el presunto delito de lavado de dinero.

La declaración fue hecha el 13 de mayo de 2008 y en ella Greg Sánchez manifestó ser propietario de 32 inmuebles, entre casas, departamentos, terrenos y ranchos en esta ciudad y en Cozumel, Chiapas  –en donde residía antes de emigrar a Quintana Roo –, Campeche y el Estado de México, con valor en ese entonces de 962 millones 915 pesos.



De estas 32 propiedades,  27 predios fueron pagados al contado, uno más a crédito, dos forman parte de una herencia y otros dos no se especifica.

En su declaración  patrimonial, en la que se  también detalla la dirección, el monto de adquisición y la forma de pago de sus propiedades, el exedil  no reportó los respectivos pagos de impuestos.

Las  propiedades de mayor plusvalía eran en aquel tiempo dos terrenos ubicados sobre la carretera costera sur en la isla de Cozumel, con una  extensión oscila los 600 mil metros cuadrados,  y un valor de 250 o 300 millones de pesos.

En este destino turístico, el dos veces candidato a senador  manifestó ser  propietario de la plaza comercial Mayalnd, ubicada en la avenida Tulum, en el centro de la ciudad, en cuyo costo fue de 200 millones. También declaró una casa y un terreno en el fraccionamiento Isla Dorada, frente al sistema laguna Nichuté, con un valor de 15 millones y un millón 805 mil 942 pesos, respectivamente.

En otro desarrollo habitacional exclusivo, el exalcalde dijo ser dueño de un lote en Puerto Cancún, valuado en 8 millones de pesos.

Y en toros pintos de la zona urbana de Cancún, de un salón de fiestas de 15 millones de pesos, cuatro  locales comerciales de 14 millones,  una bodega de dos  millones y oficinas de tres millones de pesos.

En Campeche,  en el municipio de Hopelchén, poseía en aquel entonces 13 terrenos valuados en 114 millones de pesos.

Sus propiedades llegaron hasta el Estado de México, donde reportó tres bodegas valuadas en 17 millones de pesos. En Chiapas, acreditó tres ranchos, con un valor de 25 millones de pesos. Estos predios, ubicados en el municipio La Trinitaria, casi la franja fronteriza con Guatemala, fueron cateados  pro la SIEDO, luego de que Sánchez Martínez fue detenido en el aeropuerto internacional  de Cancún, el 25  de mayo de 2010.

Sánchez Martínez fue encarcelado en el penal  federal de Nayarit, pero año y dos meses después fue absuelto y regresó a Cancún.

Durante el proceso penal, su esposa Niurka Sáliva, de origen cubano, fue acusada también  de tráfico de personas procedentes de ese país, pero   huyó de México  y se refugió en Argentina, donde ahora la justicia de ese país lo acusa de lavado de dinero y evasión fiscal por la compra, en efectivo, de un predio campestre ubicado en la provincia de Entre Ríos, a unos 170 kilómetros de Buenos Aires, valuado en 2 millones de dólares.


Greg Sánchez rechazó la compra “de manera ilícita” del predio campestre y afirmó que el comunicado divulgado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de Argentina, “es falso y es una calumnia”.