jueves, 15 de mayo de 2014

Comuneros michoacanos denuncian que ahora pagan “cuota” a autodefensas

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: GLORIA LETICIA DÍAZ.

MÉXICO, D.F. (apro).- Comuneros indígenas de San Miguel de Aquila denunciaron que el comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, alienta el paramilitarismo y confronta a las comunidades.

En conferencia de prensa, el presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Aquila, Octavio Villanueva Magaña, señaló que pese a los patrullajes de fuerzas federales de seguridad, la situación de violencia entres las comunidades indígenas continúa además de que se ven amenazadas por un grupo de autodefensas creado en octubre de 2013 que les exige las mismas cuotas que Los Caballeros Templarios.

Villanueva recordó que en agosto de 2013 el Ejército desarticuló a las guardias comunitarias constituidas en junio de ese año, y que desde que operan las autodefensas, “piden cuotas mensuales de 700 mil pesos por darnos seguridad, y dicen que tienen el aval del comisionado Castillo, lo que debe ser cierto, porque los hemos visto reunido con ellos”.



El dirigente indígena informó que esos autodefensas que forman parte de la estructura de guardias rurales alentadas por el gobierno federal, “han amenazado a las autoridades comunitarias, dicen que si no les entregamos lo mismo que le dábamos a Los Caballeros Templarios, nos van a levantar y nos van a matar, ya no puedo entrar a mi oficina  ni organizar una asamblea porque llegan a exigirme el dinero”-

Villanueva denunció que el comisionado Castillo contrató un bufete de abogados que visitó a los guardias comunitarios presos en el penal de Mil Cumbres en Morelia y en el penal federal de Villa Aldama, Veracruz, para pedirles que “renuncien a la defensa que lleva el maestro Leonel Rivero, a su participación en la Coordinación Nacional Plan de Ayala- Movimiento Nacional (CNPA-MN), y que ellos los sacan en 20 días de la cárcel”.

Al respecto, el abogado Sandino Rivero, miembro de la defensa, de los 40 guardias comunitarios detenidos en agosto del año pasado –35 de ellos en libertad bajo caución, tres en Mil Cumbres y dos en Villa Aldama–, dijo que los ofrecimientos de los abogados, Jorge Espino, Antonio Pacheco y Juan Carlos Escobar, “quienes ostentaron la representación del comisionado Castillo”, ha provocado “confusión entre los detenidos, que ellos y sus familias están en un proceso grave de desgaste, tanto físico como económico, sobre todo de aquellos que están en Villa Aldama”.

El dirigente nacional de la CNPA-MN, Francisco Jiménez Pablo, alertó que el plan de seguridad impulsado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, con la creación de guardias rurales, “pervierte el proyecto comunitario, porque las corporaciones policiacas y militares están corrompidas, en tanto que las autodefensas están partidas, hay unos que apoyan a (José Manuel) Mireles y otros a (Estanislao Beltrán) Papá Pitufo, lo que vemos es que con ese planteamiento se está dando paso a mediano plazo al paramilitarismo y a comunidades luchando contra comunidades”.

Puntualizó que los guardias comunitarios de Aquila desde que se conformaron rechazaron ser parte del proyecto de autodefensas. “Hubo un acercamiento con Mireles pero se decidió no formar parte de ese Consejo General de Autodefensas porque su estrategia es expansiva y de control de territorios y las guardias comunitarias lo que buscan es la seguridad de la comunidad”.

Ahora con la división los dirigentes, descartó que los comunitarios de Aquila se sumen al médico “porque muchos de los que extorsionan están con Mireles”.

Jiménez Pablo anunció que el próximo 4 de junio indígenas de Aquila realizarán diversas movilizaciones para conmemorar la creación de la guardia comunitaria en esa comunidad, así como para visibilizar otros problemas que tienen como los agrarios, de extracción de minerales y de seguridad.


Los comuneros de Aquila demandaron la intervención del subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, el desistimiento de los cargos contra los guardias comunitarios detenidos y procesados; el esclarecimiento de las desapariciones de tres miembros del Consejo de Bienes Comunales desaparecidos en noviembre de 2013, el respeto al derecho de los indígenas de Aquila en militar en la CNPA-MN así como a la de elegir la mejor forma de mantener la seguridad de su comunidad, en este caso a través de los guardias comunitarios.