miércoles, 28 de mayo de 2014

Ciudad Juárez: menos violencia, más metanfetaminas

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: J. JESÚS ESQUIVEL (REPORTAJE ESPECIAL)

La aparente calma que reina en varias ciudades norteñas, especialmente en Ciudad Juárez, se debe según la DEA al retiro del Cártel de Sinaloa de la zona y a la consiguiente toma de control por otro grupo, quizá el Cártel de Juárez, que aumentó el traslado ilegal de metanfetaminas a Estados Unidos. La DEA revela también que la droga sintética decomisada en Texas y Nuevo México proviene de Michoacán, entidad supuestamente controlada desde hace meses por las fuerzas federales.


EL PASO, TEXAS: Desde que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México, el reacomodo de los grupos del crimen organizado en varias ciudades del norte de México –como Ciudad Juárez– está generando una aparente calma y un significativo incremento en el tráfico de metanfetaminas y otras drogas a Estados Unidos, alerta la Administración Federal Antidrogas de ese país (DEA).

En esta urbe de Texas, colindante con Juárez y considerada una de las más seguras de Estados Unidos, se multiplican las narcobodegas, que son atiborradas de mercancía ilegal.


“Está pasando más droga desde México por El Paso; de eso no tenemos la menor duda porque las estadísticas de los decomisos lo demuestran”, dice a Proceso un agente federal estadunidense que, para evitar problemas con el gobierno mexicano, al que tilda de extremadamente sensible, acepta la entrevista bajo la condición del anonimato.

Según la información entregada por la oficina de la DEA en esta ciudad texana, se detectó una intensificación del tráfico de metanfetaminas (la droga de moda, de mayor demanda y más cara en Estados Unidos) por el corredor de Ciudad Juárez, que del lado estadunidense abarca una parte de Texas y otra de Nuevo México.

“En el año fiscal 2008, la DEA confiscó 40 kilos” del estupefaciente en la zona, indican los documentos. Después, “en el año fiscal 2009, la cantidad de metanfetaminas interceptadas creció a 79 kilos; bajó a 63 en 2010, se elevó a 101 en 2011, cayó a 83 en 2012 y se incrementó a 128 kilos en 2013. En lo que va del año fiscal 2014 –ocho meses a partir del 1 de octubre pasado–, en el corredor de Ciudad Juárez se han incautado 129 kilos de metanfetaminas”, destaca la DEA.

La instalación de bodegas de los cárteles mexicanos en estas tierras desoladas del sur de Texas no es nada nuevo. Algunas autoridades de El Paso no consideran que ponga en riesgo a la ciudad:

“Guardan la droga y de aquí se la llevan a otros estados, unos tan lejos como Illinois o Maine, pero esto nunca se ha reflejado aquí en una situación de violencia como la de México”, comenta un agente de la unidad antinarcóticos de la policía local.

Para la DEA, el reacomodo de los grupos del narcotráfico en Ciudad Juárez, específicamente de los cárteles de Juárez y de Sinaloa (éste a raíz de la captura de su emblemático líder Joaquín Guzmán Loera, El Chapo), es un movimiento táctico.

Los documentos de la agencia enfatizan que “virtualmente” todas las metanfetaminas que circulan en Estados Unidos “entran por México” y que es su grupo de intercepción en Albuquerque, Nuevo México, el que ha realizado las confiscaciones más importantes…


Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1960 de la revista Proceso, actualmente en circulación.