martes, 1 de abril de 2014

Madero sigue en “plan romántico” con Peña, alerta Gil Zuarth

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: NOÉ ZAVALETA.

XALAPA, Ver. (apro).- El senador Roberto Gil Zuarth aseguró que la autonomía panista se encuentra en riesgo si se consuma la reelección de Gustavo Madero en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, pues resaltó que el político chihuahuense sigue en “plan romántico” con el presidente Enrique Peña Nieto.

“No son mías las expresiones, él dijo en una entrevista con Proceso que Peña Nieto iba por el lado correcto de la historia, que era un personaje encantador, esa cautivación que le ha provocado el Ejecutivo federal a Madero hace que afecte la autonomía del PAN”, alertó Gil Zuarth.

En gira por la entidad para dar una conferencia magistral y de paso ir agrupando a los liderazgos panistas en torno a la candidatura del senador Ernesto Cordero, Roberto Gil evidenció las fracturas que tiene Acción Nacional en vías de que se lleve a cabo la elección del presidente nacional del partido.


Incluso de forma velada Roberto Gil dejó entrever acuerdos tácitos de Madero con el gobierno federal priista.

“El proyecto que encabeza Gustavo Madero está agotado. El partido está subordinado a los intereses del gobierno de Peña Nieto. Necesitamos una competencia, una nueva dirigencia”, señaló.

Las campañas de Madero y Cordero han venido a dividir más a los panistas de Veracruz, entidad considerada la tercera en importancia para Acción Nacional sólo después de Jalisco y Guanajuato.

Agrupados con Madero se encuentran el excandidato del PAN al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares; sus hijos, el alcalde de Boca del Río Miguel Yunes y el senador Fernando Yunes Márquez, así como el excandidato panista a la alcaldía de Xalapa, Abel Cuevas, y el actual diputado federal Víctor Serralde.

En torno a Cordero se aglutina la mayoría de diputados locales panistas, como Julen Rementería del Puerto, María del Carmen Pontón, Ana Cristina Ledesma y el propio presidente del comité estatal del PAN, Enrique Cambranis Torres.

Según Gil Zuarth, no hay una “cargada” para desbancar a Madero de la presidencia del PAN, sino una “generación” de “compañeros” de partido que buscan la “alternancia” en la directiva nacional panista.

Estadísticas de Gil Zuarth apuntan a que 75% de los legisladores locales panistas apoyaría la campaña de Cordero.


El domingo por la tarde Madero visitó la capital del estado, en donde presumió que tiene de su lado a 200 de los 270 consejeros nacionales: “Esta batalla ya está ganada”.